descarga (2)

Asco si, miedo no.

Ni PP, ni Bárcenas, ni Correa, ni el Bigotes, ni Caso Gürtel, Púnica, Lezo, Nóos, Brugal, Palma Arena, Caso Scala o Waiter Music… no.

Ni incumplir programas o compromisos éticos, ni mutar de la participación al oscurantismo, ni practicar la persecución política, ni atentar contra derechos fundamentales de las personas, ni usurpar la izquierda para dinamitarla, ni quedarse con el acta de concejal a pesar de haber abandonado la formación por la que se fue elegido… no. Nada de eso es corrupción aquí en Sanse.

Corrupción, aquí, en Sanse, va a ser el gasto de 150€ al año en el pequeño comercio de una vocal del Ateneo Republicano. Esa soy yo.

Corrupto es un colectivo que ha procurado ser austero, que todas sus actividades son públicas, que ha colaborado de la vida social, cultural y política del municipio, y que año tras año desde el 2011 ha presentado sus proyectos y justificaciones de gasto al Ayuntamiento, sin que nunca, ni tan siquiera a día de hoy, se le indicara irregularidad alguna.

Leer más

NUNCA-MAS

Hoy,ahora, ya, España es otra.

A estas horas ya da igual el resultado de la urnas numéricamente hablando, si hay más sies que noes, o más noes que sies. 

Es igual que se insista en si esto ha sido un referéndum o no lo ha sido, legalmente hablando.

Porque el hecho es que en Cataluña se ha votado y se está votando, como han podido, y donde se les ha impedido han manifestado su voluntad de hacerlo.

Las imágenes no dan lugar a duda. Policías arrancando urnas de los brazos de ciudadanos desarmados. Policías arrastrando de los pelos a personas que solo querían votar. Policías golpeando con porras, policías golpeando con mazas, para impedir votar.

Leer más

antisistema

Antisistema sí, radical no

Defiendo la democracia, y se podría decir que soy antisistema. ¿Acaso hay algo malo en ser un antisistema? NO. Pero es peligroso. Es peligroso para la comodidad de los políticos, para las empresas del IBEX35 y para todos aquellos que ven peligrar su confortabilidad. ¿Y por qué es peligroso? Fácil, un antisistema es todo aquel que no está de acuerdo con la forma en la que se hacen la cosas. Es  peligroso todo aquel que PIENSA en como cambiar las cosas, todo aquel que no es fácil de etiquetar, porque esas personas son más difíciles de controlar y de manipular. Esas personas, pueden abrir los ojos a muchas otras… y eso es peligroso. Leer más

angel

No se trata de ocultar, se trata de educar

Hablando a través del típico grupo de amigos por el móvil, surgió un debate a raíz de la imagen de la cabecera. Inmediatamente uno de mis amigos dijo que esas pintadas no deberían verlas los niños, ya que son totalmente ofensivas y fuera de tono. Le hice la observación de que los niños no se habían dado cuenta porque estaban con los móviles, respuesta que no le convenció para nada, pues podría pasar un niño sin móvil y verlo. A partir de ese punto empecé a explicarle todo – Veras, el autor de esa fotografía ha conseguido exactamente lo que se propuso, y es demostrar que mientras tú te escandalizabas por el mural, los niños estaban con unos dispositivos móviles con acceso sin restricciones a un sinfín de contenido muchísimo más peligroso para ellos, y sin que nadie haga nada. Leer más

b058549f-3339-4cc5-8134-d7600a81f829_x365

En el Filo

“Llévame esta noche a San Fernando, iremos un ratito a pie y otro caminando”.

Llévame, para qué crea por un rato no saber, y no acordarme si puedo,

que fue sin tiempo, lugar, forma u auditorio para defenderse.

Que estaba sola.

Que fue sin razones, sin diálogo, sin negociación, ni acuerdo.

Sin empatía, asertividad, ni humanidad si quiera.

Que fue al límite de la jornada, y del mes, y de las fiestas,

que fue al límite de la educación, y al margen de la emoción.

Que fue de improviso, sin preaviso, pero sin sorpresa. ¡Puerta!

Que Heras trajo el frio y la crueldad  un 31 de agosto,  fin de fiestas, en un rincón de la casa de todos.

Pero mientras caminamos, no permitas que me olvide ni por un instante del calor de esa noche, cuando ella ya no estaba sola.

Del calor humano que arropa, y acompaña en la despedida, en la denuncia, en la rabia, en el encuentro.

Del calor de brazos y abrazos, y miradas que se miran porque quieren encontrarse.

La noche del 31 de agosto, donde Máximo hubo calor, y el límite olía a libertad, hubo alegrías que fueron sorpresas, y regazos,  y muchos” hasta luego” en un cierre que invitó al reencuentro.

Fue al límite, en el filo del fin de fiestas.

Memoria.

 

IMG-20170901-WA0011

 

verdades

“Las evidencias no se pueden ocultar”

Los más desconfiados, sospechaban una solución así.

Los más incautos se agarraron a los principios.

Los limpios a las reglas de la democracia.

Los generosos a la espera.

Pero llegaron los generales, y mandaron parar. La soberanía de la Asamblea de Izquierda Unida Sanse no tiene validez, han dicho.

Y lo triste no es lo acontecido, sino si tristes serán sus consecuencias. Y no pueden ni deben serlo, porque lo sucedido es ignominioso, y por tanto debe levantar rabia y rebeldía, y respuesta y propuesta, actitud, coherencia, solidaridad, justicia, intervención y entendimiento, racionalidad, honestidad, principios y finales, futuro y vida, y sentido.

Pretenderán que no haya responsables de aniquilar la soberanía, sino declarar culpables a los desposeídos, y cargar a sus espaldas la toma de posiciones del fascismo, ese monstruo que se aproxima cuando los “dinamitadores de primaveras” instalan la frustración y la desconfianza en la política y en sus organizaciones. Y eso genera terror.

Y frente al terror, en múltiples ocasiones, en este país y en las últimas décadas, se ha sostenido la necesidad de reforzar la democracia, ¡pues efectivamente, de eso se trata!.

Frente a la vulneración de derechos, la mentira o la imposición, más democracia. La Asamblea decide y es soberana, lo fue para definir un marco de confluencia política, e intentarlo, para decidir embarcarse en un proyecto político, para definir un programa y un plan de acción municipal, para aceptar un proceso de elección de candidatos por primarias abiertas,… Y ahora sigue siendo soberana para decidir que no se puede continuar formando parte de un gobierno autodinamitado, que no respeta los mínimos programáticos y democráticos exigibles a un gobierno de la izquierda,  y que lejos de aglutinar y hacer crecer el bloque organizado de la izquierda política y social, rompe puentes.

Se rompen principios y compromisos firmados. En ese Gobierno, la Asamblea de Izquierda Unida Sanse no quiere continuar. Y es soberana. Soberana y ajustada a los principios por los que forma parte de esta organización.

Es tiempo de valientes, porque son tiempos de cólera, y no de cobardes que contribuyen a diseminar y generalizar la pandemia. Valientes para defender la coherencia, fuertes para resistir las presiones de intereses no declarables, conscientes para buscar una vida y una muerte digna, y más aun para legar lo que no es nuestro, a quienes son nuestros hijos.

Absténganse los osados de intentar disuadir a la soberanía, porque perderán su tiempo, y es que como dice Bumbury: “las evidencias no se pueden ocultar”.