chicho y luis

“La alcaldía de San Sebastián de los Reyes colma mis ambiciones políticas”

Licenciado en Derecho, casado, dos hijos, el socialista Narciso Romero es alcalde de San Sebastián de los Reyes desde el 13 de junio de 2015, cuando fue investido gracias a los votos del PSOE (5), Izquierda Independiente (4), Ganemos SanSe (3), Ciudadanos (3) y Sí se Puede (2). Romero acudió el miércoles pasado a la presentación de un libro –”Run con limón“- que acaba de publicar el bloguero, y corredor de fondo, Luis Arribas (en la foto, a la derecha). Allí estuvo también Esloquehay y allí “placamos” al alcalde, que accedió a someterse -con gran deportividad, que todo hay que decirlo- a la batería de preguntas que le preparamos para la ocasión. Ah, Romero se ha comprometido a concedernos una entrevista antes de fin de año –un poquito más política y menos deportiva- para hacer balance de su gestión al frente del tripartito que gobierna San Sebastián de los Reyes. En todo caso, y, de momento, esto fue lo que nos dijo el alcalde de este pueblo.

¿En qué momento del día corre más un alcalde?
La verdad es que corro bastante a lo largo del día. Pero, bueno, como corredor aficionado también he corrido mucho, siempre en solitario, pausado. No me gusta tanto pasear, que es lo que me han recomendado ahora [por una lesión]. La verdad es que no le encuentro el punto. Quizá sea porque yo siempre he corrido. No rápido, sino despacio. Siempre he corrido individualmente para poder correr a mi aire, despacio. Yo venía de correr en bicicleta, en competición. Ahí sí que corría, y corría de verdad. Hasta que, después de un problema físico, el doctor Cabeza [que por aquel entonces prestaba sus servicios en el ambulatorio de Alcobendas], me dijo, con el desparpajo que le caracterizaba: “chaval, abandona la bicicleta y dedícate a las chavalas”… jajaja. Es un poco a partir de entonces cuando, al no tener ya la competición como motivación principal, empiezo a correr por placer. Y lo cierto es que ir a un ritmo relajado te da bastante margen para la reflexión, y para la meditación. No quiero ponerme trascendente ni asceta, pero es verdad que te sirve. El problema es que, desde hace dos años y medio, arrastro una lesión en el tendón de Aquiles, que se me rompió. Curiosamente, no me di cuenta. Empezó a molestarme, fui al traumatólogo y fue él quien me dijo que lo tenía roto. El caso es que durante algún tiempo me ha estado molestando bastante, y, aunque ahora el dolor ha remitido, me da miedo de que pueda romper otra vez si retomo la actividad de correr.

¿La política es una carrera de fondo o de obstáculos?
La política es una carrera de fondo… con obstáculos. Sí, una carrera de resistencia a lo largo de la cual hay que ir sorteando, y salvando, múltiples y variados obstáculos de diversa índole.

¿Ha llegado el político Narciso Romero donde se proponía cuando empezó?
Sí. He llegado donde me proponía. Y soy afortunado por eso, por haber llegado donde me propuse. Porque la verdad es que yo me lo propuse… Yo no puedo echar mano del tópico ese del “yo en esto de la política no quiero nada” que le he escuchado a tanta gente, a muchas personas, a lo largo de mi carrera. Yo nunca he ocultado que deseaba ser alcalde de San Sebastián de los Reyes. Y me siento afortunado de haber llegado a serlo, porque… en una carrera de fondo… no siempre llega uno a la meta. Cuántas personas hay que han corrido en esa carrera y no han tenido esa dosis de fortuna.

¿Ha llegado pues Romero a la meta?
Sí. La verdad es que la alcaldía de San Sebastián de los Reyes colma y satisface mis ambiciones políticas. Ser alcalde de esta ciudad ciertamente es una satisfacción muy grande. Y un reto también. Porque está claro que no basta con llegar. Hay que llegar y hay que responder. Hay que ser útil a la colectividad a la que has tenido la suerte de representar como alcalde. Por lo tanto, he llegado, sí, pero solo habré terminado de llegar el día en que yo deje de ser alcalde y la ciudadanía pueda hacer un balance y pueda decir… “bueno, pues este individuo fue alcalde y mereció o no mereció la pena”. Será entonces cuando realmente sienta que he superado la meta. Ahora mismo estoy bajo ella, pero aún no la he rebasado.

¿Una carrera o una corrida?
Una carrera. A mí me gusta el deporte en general. Las corridas de toros, en general, también me gustan. Pero me gustan más las carreras deportivas.

¿No es no?
Efectivamente “no es no”. Pero es cierto… Vamos a ver: voy a dar mi respuesta, pero no es original. Yo creo que se han escuchado todos los argumentos a favor y en contra de una postura y de la otra. Yo en esto, como en otras muchas cuestiones, tampoco tengo opiniones muy radicales. Porque, no sé si por suerte o por desgracia, dudo, tengo dudas. Dudas que me llevan a pensar en el lado positivo y en el lado negativo de las cosas, y también en este caso. Entonces… efectivamente… qué duda cabe de que “no es no”. Pero, ciertamente, cuando se ha votado dos veces y esas dos veces la ciudadanía ha decidido, con toda la información que se tiene… Porque ahora no se puede apelar a la ignorancia, ni al desconocimiento… Si la ciudadanía ha decidido repetidamente depositar su confianza en un partido político… pues yo creo también que hay que respetar.
No dejamos de jactarnos de que somos demócratas y de que somos fervientes defensores de la libertad y de la participación… Bueno, pues la gente ha participado. Y lo ha hecho por dos veces, y esas dos veces han decidido –insisto: teniendo todos los elementos de juicio del mundo a su clarísima y nítida disposición-… han decidido depositar su confianza en un partido… Y yo creo que entorpecer la formación de ese gobierno… pues no es… aunque suene un poco petulante el decirlo… no es responsable, ni es democrático.
Entonces, aquí, el Partido Socialista, con su abstención, pues creo que lo que hace es –lo habréis oído decir, y ciertamente así también lo creo-… lo que hace es desbloquear una situación política en el país, una situación de bloqueo institucional, y que siga la rueda. Insisto: la gente ya ha votado, tenía elementos de juicio, y, a partir de ahí, el Partido Socialista, ahora, tiene mucho que decir.
Otra cosa es que el Partido Socialista, una vez que ha desbloqueado la situación, apoye las presuntas malas políticas que pueda o no llevar a cabo el Partido Popular. Entonces sí… Entonces sí que se pondrá de manifiesto una connivencia política entre el Partido Popular y el Partido Socialista. Pero, si, una vez llevado a cabo ese desbloqueo, se constata que el Partido Socialista no apoya las presuntas malas políticas que ahora pueda llevar a cabo el Partido Popular… pues yo creo que ahí es donde sí que se pondrá de manifiesto que el Partido Socialista simplemente ha actuado en función de esa manida… de la tantas veces aludida… responsabilidad.

¿Mayorías o negociación?
Tiene que haber un poco de todo. Las mayorías se tienen que tener en cuenta, claro, porque están ahí. Pero tiene que haber negociación. La política son las dos cosas. No sé en qué proporción, depende de cada momento, de cada situación. Pero, al final, es una simbiosis entre ambos ingredientes.

¿Gestoras o militancias?
Es verdad que ahora se apela mucho a la militancia, pero también es verdad que la militancia, previamente, ha elegido a una dirección. Y esa dirección, en base a unos estatutos, que previamente han votado los militantes, toma una decisión: la dimisión de un número determinado de componentes de esa Comisión Ejecutiva Federal. Por lo tanto, militancia y gestora.
Las decisiones han sido colegiadamente tomadas por la militancia y la gestora. La militancia votó unos estatutos, y votó una Comisión Ejecutiva Federal que luego ha tomado la decisión que ha tomado [nombrar una Gestora].

Internacionalismo o patria.
Yo creo que internacionalismo y patria. Por supuesto, internacionalismo, porque todos somos hijos y hermanos de un pueblo que es el mundo, pero con la defensa de la idiosincrasia de una patria que somos España. Yo creo que es perfectamente compatible –que lo es y que debe serlo- la defensa de la patria, en este caso de la patria española, en el marco y el conjunto de esa gran patria mundial que es la internacionalidad.

¿Plato único o tres platos?
Soy un gran comedor, que no un gran bebedor, por lo tanto tres platos.

¿Una valoración de la victoria de Donald Trump?
Hoy me decía un periodista: “estoy decepcionado porque pensaba que el pueblo americano era más inteligente”. Me lo decía, arrogándose subliminalmente el conocimiento de lo que es o no es inteligente. Parafraseo aquí a Luis Arribas, el autor del libro que se ha presentado hoy. Arribas comentaba hace un momento lo mismo: ¿están locos hoy los americanos y no lo estaban hace cuatro años, cuando eligieron a Obama?
Donald Trump tiene unas características que pueden llevarnos… si no a estar preocupados… sí al menos a estar… expectantes, con cierto hilo de tensión acerca de cómo va a dirigir el país, con la trascendencia que eso –dirigir Estados Unidos- puede tener para el resto del mundo.
En línea con alguna de las preguntas anteriores: el americano tiene toda la información del mundo, fijaos lo larga, lo larguísima, que es la campaña allí. Y, al final, han decidido elegir a esta persona. Yo creo que en la izquierda hay un defecto, y es que nos arrogamos ese saber: lo que es correcto y lo que no lo es, lo que es inteligente y lo que no, un poco como el periodista que del que hablaba antes.
El concepto de inteligencia es un tanto relativo, y subjetivo. Para unas personas es inteligente ir a ver un partido de fútbol, y para otros lo es ir a coger níscalos a un pinar. Y yo me pregunto: ¿es más inteligente ir a un partido de futbol por el hecho de que eso lo haga más gente? Pues no.
Los americanos han tenido sus elementos de juicio para tomar una decisión, en el marco de un conocimiento de la información como nunca antes lo ha habido. Por tanto, solo cabe esperar que la política de este señor sea lo más razonable posible, por las consecuencias que indudablemente puede tener para el mundo.

¿Está en el horizonte en esta legislatura, en San Sebastián de los Reyes, la remunicipalización de servicios?
Si, siempre está en el horizonte. Y en el ámbito de esta legislatura. Está en el horizonte siempre y cuando el marco normativo y legal nos lo permita. Sabéis que hay impedimentos de tipo legal que nos lo han impedido. Si no, sí se hubiera abordado.

Pero hay municipios que están abordando remunicipalizaciones y suponemos que el marco normativo estatal es el mismo para todos.
Sí, es el mismo. Pero hay que estudiar caso por caso. Porque no todos los municipios son iguales. No es lo mismo abordar la remunicipalización de un servicio o la de otro. Estará en función de su volumen, de sus características…

¿Puede haber diferentes fórmulas para recuperar el servicio público?
Seguro que hay formulas. Pero lo que hay que hacer desde las administraciones, y, en concreto, desde los ayuntamientos, es actuar con una política preventiva. Es en los pliegos de condiciones de los concursos donde tenemos que establecer los mecanismos de control sobre los posibles incumplimientos en la prestación de los servicios que no queremos que se produzcan.