Lobos, jabalíes y hombres...

Lobos, jabalíes y hombres…

De forma pionera y desde el Museo de Ciencias de Madrid se ha puesto en marcha el primer censo nacional de lobo (Cannis lupus). Podéis visitarlo en facebook: Proyecto Lobo. 1er Voluntariado Nacional para Censo de Lobo Ibérico. Una iniciativa que llega a tiempo, para saber la situación real de este admirable mamífero que, durante décadas, ha sido perseguido en todo el planeta hasta casi su desaparición, pero que su adaptación y audacia han conseguido mantenerle con vida, llevando a cabo la proeza de reaparecer en zonas donde, no hace tanto, habitaba de forma habitual, hasta sufrir el acoso y exterminio a manos del hombre.

Diversos estudios demuestran, tomando como referentes cuatro grandes mamíferos -Oso pardo (Ursus arctos), Lince boreal (Lynx lynx), Glotón (Gulo gulo) y Lobo (Cannis lupus)-, que la mayoría de los grandes carnívoros de Europa han aumentado sus poblaciones y territorios. Debido al abandono del campo por el hombre y el cambio en su uso, las presas son más numerosas y los bosques se han naturalizado, dotando así a los depredadores de refugio y a sus presas de alimento, llevándolas en numerosos casos a la sobrepoblación.

Desde ese censo, además de hacer hincapié, se intenta concienciar sobre la necesidad de cumplir con las normativas, proteger la fauna silvestre y conservar el equilibrio entre todas ellas dentro de su ecosistema. Tomando como ejemplo el cercano caso del Parque Nacional de Guadarrama, el último declarado dentro de nuestro territorio en 2013, donde impera una de las normativas más importantes sobre la protección de hábitats, su fauna y su flora, la  Directiva 92/43/CEE, que obliga a la protección de los hábitats naturales prioritarios o de especies prioritarias, encontramos que ninguna normativa dentro del parque está encaminada a la protección del lobo y su hábitat, cuando debería ser una de las principales medidas a tomar desde su declaración como espacio protegido al considerarse la única especie prioritaria dentro de este.

Desde el año 2012 aproximadamente, el lobo volvió asentarse en la Sierra de Guadarrama, para alegría de los que amamos la vida silvestre y para preocupación y enfado de los que aman la doméstica. Casi coincidiendo en fecha con la declaración del Parque Nacional, este mamífero osó asomar de nuevo el hocico donde una vez vivieran sus antepasados, presentándose en la sierra como el principal depredador, después del hombre, y el más eficaz en el equilibrio del ecosistema.

Equilibro cada vez más afectado
Uno de los problemas con los que se encuentran los gestores del parque es la sobrepoblación de cabra (Capra pyrenaica victoriae), llevando a cabo un control mediante caza selectiva.

Otro caso más cercano es el del jabalí (Sus escrofa). ¿Quién de nuestro municipio no ha visto en alguna ocasión en los últimos años algún ejemplar al pasear, correr o descansar en los parques infantiles de Valdeconejeros o Dehesa Vieja?

Y, si no los ha visto, sí quizá las hozaduras que estos animales realizan en el suelo en busca de invertebrados, raíces y tubérculos con los que alimentarse, sobre todo en primavera y verano, cuando la comida escasea en la dehesa.

El carácter oportunista del jabalí es evidente a la hora de analizar su dieta alimenticia. Sus escrofa consume prácticamente todos los grupos de alimentos, adaptándose a cada ecosistema y aprovechando los recursos que ofrece cada estación.

Otros municipios de la comunidad tampoco escapan a la mal definida “invasión” de los jabalíes. En Torrelodones, una mala gestión urbanística obliga a tomar medidas de seguridad y concienciación para los ciudadanos. Encontramos incluso puntos negros de accidentes de tráfico en San Martín de Valdeiglesias, donde se da el mayor número de atropellos a jabalíes de la comunidad.

En la Dehesa Boyal de San Sebastián de los Reyes se realizan capturas en vivo de estos mamíferos mediante recintos o jaulas y caza con arco. Los ejemplares capturados son llevados a una granja, donde los enfermos serán sacrificados y los sanos, introducidos en cotos de caza para su gestión cinegética. Actualmente se estudian otros métodos, como la esterilización de las hembras, no siendo muy viable por el coste de las capturas y su dificultad en lugares de gran extensión.

Hablemos de jabalíes, cabras, corzos, topillos o cualquier otra especie, tenemos que entender que ninguna está aislada y que el bosque es un hábitat complejo que guarda un equilibrio entre presas, depredadores, especies pioneras y secundarias.

Equilibrio
esloquehay cuando el hombre deja de intervenir en el medio       

Casos como los de Chernóbil o Yellowstone nos demuestran que el equilibrio vuelve a la naturaleza cuando el hombre deja de intervenir en ellos. Os dejo los enlaces de estos dos interesantes documentales.

Los lobos radiactivos de Chernóbil (víd) 

Cómo los lobos cambiaron los ríos (víd)

Susana Latormenta

Noticias relacionadas

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Colaboración en “Esloquehay” […]

Los comentarios están desactivados.