malagasy gospel

Malagasy Gospel, música para sensibilizar

La Malagasy Gospel es un proyecto de la ONG Agua de Coco que pretende educar y sensibilizar sobre la explotación laboral infantil y los derechos de la infancia a través de la música. Con sus voces dan a conocer la terrible situación de desigualdad que se vive en un país que nos quieren acercar, Madagascar. Desde principios de Mayo están de gira por toda España y mañana jueves 10 a las 19:00 actuarán en el Teatro Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes.

Las entradas, que valen 12€ para adultos y 6€ para niños, se pueden adquirir a través de la web de Agua de Coco o en este enlace, y servirán para financiar los proyectos educativos de la organización en Madagascar.

Aunque son más de 200 chicas, tan solo 21 de ellas han podido venir en esta gira tan especial, acompañadas de Harris, el solista, que es ciego, casi sordo y que padece una enfermedad rara, el síndrome de Norris. Todas las integrantes de la Malagasy Gospel vienen de los barrios más desfavorecidos de Tulear (Madagascar), y participan en los proyectos educativos y sociales de Agua de Coco en la zona. En el pasado estas niñas fueron objeto de explotación laboral infantil en las salinas de la ciudad. Hoy, todas ellas están escolarizadas y han salido de la situación de explotación laboral infantil en la que se encontraban para pasar a cantar por los derechos de la infancia.

Desde EsLoQueHay hemos hablado con Vanessa Amaya, responsable de comunicación de la ONG. Esto es lo que nos ha contado:

En Europa quizás tenemos la sensación de que Madagascar es un país maravilloso, con una naturaleza desbordante, pero la realidad es otra bien distinta, no?

Sí, la situación de Madagascar es bastante complicada. Es uno de los 4 países más pobres del mundo, y eso se ve cuando vas allí. Hay un índice de desnutrición crónica bastante elevado, la gente no tiene acceso a 3 comidas diarias, entre ellas nuestras niñas. La mayoría de las familias no tienen un techo estable, ni un baño, viven como pueden, la situación es bastante grave.

¿Cuál es la labor de Agua de Coco allí?

Agua de Coco trabaja principalmente en educación. El lema de la ONG es “Educación como motor de desarrollo”, y creemos que el desarrollo viene a trávés de esta educación, no sólo a nivel  de educación formal, que también, porque allí tenemos un par de escuelas que acogen a bastantes niños y también se les da de comer, sino también a través de la educación extraescolar, como pueden ser los deportes o el centro de arte y música.

¿Cuántas chicas atendéis en vuestro centro de arte y música de Tulear?

Tenemos unos 800 alumnos y alumnas. Luego la Malagasy Gospel son 200 chicas.

Estas chicas han sufrido explotación laboral desde muy pequeñas, ¿qué salidas tienen allí? Si es que hay alguna

El apoyo que hace la ONG es para ofrecerles una matrícula y animarles a que sigan estudiando. El acceso a la universidad es solo para gente que tiene medios o recibe algún apoyo de este tipo, porque es muy complicado desplazarse a vivir a la capital.  La idea es que tengan una educación al menos superior para que puedan optar a otros trabajos más cualificados y tener un nivel de vida un poco más alto. Así pueden aspirar a algo más que a los trabajos informales a los que tendrían que recurrir.

¿Sin vuestra ayuda entonces sería casi impensable aspirar a un trabajo mejor, ni siquiera quizás a aprender a leer y escribir?

Sí, la idea es romper el ciclo de la pobreza. En el momento que una madre que acaba de parir con 17 años pueda tener una educación e incluso ofrecérsela a sus hijos, ese círculo se va rompiendo poco a poco.

¿Qué significa para ellas la posibilidad de ir a Europa a actuar?

Significa primero reconocimiento en su comunidad, porque van a ser las primeras que vayan a Europa. Y luego el poder conocer cómo viven los chavales de aquí. Se les abre un horizonte, algo que sólo se imaginan porque lo han visto en los medios de comunicación, en la tele, pues van a conocerlo de primera mano. Pero también luego regresan con muchas ganas de volver a ver a sus familias, y de volver a su vida que es a la que están acostumbradas ya que al final aquí quizás hay cosas que no son fáciles de entender para ellas como el consumismo, o que todos tengamos teléfonos. Son ambas cosas, primero el descubrimiento e intercambio con jóvenes de aquí, que es un poco lo que pretenden las giras y por otra parte el echar de menos a sus familias y tener ganas de volver y contarles todo lo que han descubierto.

¿Les supone una motivación adicional a ellas para estudiar más?

El estar en el entorno de la ONG hace que las aspiraciones de estas niñas ya cambien. Por ejemplo muchas quieren ser matronas, médicos, profesoras, cantantes, se ve en el día a día qué es lo que les inspira a cada una de ellas para ser en el futuro.

Es la primera vez que venís a S.Sebastián de los Reyes. ¿Qué nos pueden enseñar las chicas de Malagasy Gospel?

La Malagasy Gospel quiere dar a conocer Madagascar, un país muy desconocido. Sólo lo conocemos por un par de películas que además nada tienen que ver con la realidad social que vive el país. Dar a conocer la cultura y las maravillas de Madagascar poniéndolo en el mapa, porque si Africa ya está bastante invisibilizada, Madagascar todavía más. Y por otra parte os van a contar a través de la música la realidad de estas niñas y muchas más. La música va a ser el hilo conductor de todos los problemas y la realidad que sufre el país y sobre todo que las conozcáis en primera persona con todo lo que supone este intercambio cultural.

Desde EsLoQueHay os animamos a todas y todos, sin importar edad, a que mañana descubráis a la Malagasy Gospel y dejéis que os cale su mensaje.

Noticias relacionadas