julian serrano SA

Toros y política en Sanse: si no le gustan mis principios, tengo otros.

ELQH ha publicado en las últimas horas las respuestas de los grupos municipales y concejales de esta localidad a dos preguntas:

¿Cuánto dinero va a destinar el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes -cuántos euros- a financiar las actividades taurinas durante las fiestas de agosto de 2018?

¿Cuánto dinero emplearía usted en financiar esas actividades: las actividades taurinas durante las fiestas de agosto de 2018?

Las respuestas del PP y Ciudadanos son las esperadas. Los primeros defendiendo que no es un gasto, es una inversión. Habrá que hacer un reportaje fotográfico y retratar la calle Victoria cada hora estas Fiestas y a ver que dicen sobre la poca y botellonera afluencia y los camareros de las barras con los brazos cruzados, para ver si con la evidencia por fin admiten el poco negocio que generan las fiestas. Ciudadanos, más prudente, que se destine todo el necesario que no perjudique los servicios municipales, aunque no presenten objeciones al desvío de partidas al presupuesto de fiestas.

Pero lo llamativo está en la supuesta izquierda del espectro:

Empezamos con los concejales de Sí Se Puede, Julián Serrano e Iván Cardador, el partido que presentó la moción por la no financiación pública de la tauromaquia y el que lo llevaba en su programa electoral.

Julián Serrano Pernas: el concejal que leyó la moción de la no financiación viviendo su momento de gloria en la legislatura reflejada en medios de comunicación nacionales. El que se ha vendido como el único paladín del animalismo en el pleno, camiseta de Sanse Antitaurino incluida. Pues ahora, después del cisma que sufrió la organización por su politización e instrumentalización por este edil, debe de haberse convertido en “Sanse – proreferéndum y si sale que sí a los toros que se le va a hacer nos pondremos la peineta y la mantilla-Antitaurino”

Es la auténtica campanada de la serie de “los 25”. Después de intentar jugar la carta de quedarse con el movimiento animalista de la localidad y fracasar, vaciando Sanse Antitaurino en el camino, da un volantazo y se decanta por la consulta. Y es que defender sin matices cortar el grifo e ir de la mano de PODEMOS a las elecciones es incompatible. Ha quedado claro cuál es su prioridad, defender lo que sea necesario en cada momento por un buen sitio en la lista.

Iván Cardador: Que pasa de tener trato con un medio del que no le gustan sus opiniones sobre él y que miremos las actas. Como ya no le caemos bien, no perdemos nada volviendo a opinar que quizás ahora reafirmarse en la postura de 2015 es quedarse solo y sin cuerpo de baile para 2019 aunque sabe le toca sobrellevar lo que se puede encontrar en Internet y en discos duros dispersos por Sanse y le ha dado vergüenza o le ha parecido poco inteligente renegar descaradamente del pasado como su colega de grupo.

Los grupos de gobierno,PSOE y Ganemos,pasando de contestar, y para ser sinceros ni falta que hace, por sus obras los conoceréis. Defensores a ultranza de cualquier manifestación de la tauromaquia.

Rubén Holguera, Belén Ochoa y Miguel Ángel Fernández (Izquierda Independiente) y Miryam Pérez: Declaraciones anodinas sobre consultas populares y presupuestos participativos pero llenas de contradicciones:

Nada de dinero público porque la plaza es privada según Holguera. Entonces, un teatro privado, una sala de conciertos o la exhibición de una colección de arte privada no debería recibir subvenciones. Pues una de dos: o piensa que no hay que financiar la cultura o piensa que los toros no lo son, pero tiene bien asumido que eso en Sanse está prohibido mencionarlo.

 ¿Y podría decir cómo separar el encierro de la corrida si es por definición la carrera de las reses hasta la plaza dónde van a ser lidiadas? Porque si pagar vallado, seguros, horas extraordinarias, un alquiler astronómico al coso y pagar los animales al ganadero no es contribuir a la lidia… Y si no los torearan, los toros acabarían en el desolladero igualmente, así que con dinero público se seguiría financiando la muerte sin sentido de los toros, a no ser que una carrera de dos minutos sea justificación suficiente.

Belén Ochoa dice “No soy partidaria de utilizar dinero público para estas actividades, pero es una opinión personal que creo debe ser matizada cuando entra en juego la responsabilidad de cargo público y la ciudad en la que se gobierna.” ¿Por qué no es partidaria? Si pensara que es una actividad cultural o festiva tendría que estar de acuerdo por este gasto. Si no lo está ¿es que piensa que lo que estamos sufragando es maltrato? Pero en ese caso estaría confesando que la inmoralidad de infligir dolor por diversión es secundaria y que prima la escalada al cargo público. ¿Esto es solo con los animales? ¿Dónde está la línea de lo que hay que asumir como sacrificable en la carrera electoral?

Así que podemos votar a políticos que apoyan el maltrato sin fisuras o que no están de acuerdo con su práctica, pero no piensan mojarse porque no les conviene. Y para los que la eliminación de los festejos taurinos es algo inaplazable esto significa que el domingo de las elecciones tendremos mejores cosas que hacer que presentarnos en el colegio.

¿Y para los votantes que pasan del tema? Pues ellos decidirán si quieren perder parte de su día libre en contribuir a conseguir un cargo bien remunerado y que influirá en su calidad de vida para alguien que no se moja, que escurre el bulto, que no sigue sus convicciones o que las cambia a conveniencia pero que intentan convencerte de que defenderán tus intereses con el cuchillo en la boca. Pues eso, que por junio ya es tiempo de irse de fin de semana.

 

 

Noticias relacionadas