Alternativa al Día de las Fuerzas Armadas

22 felaciones

Y 22 masturbaciones, 22 coitos y 22 orgasmos, 22 besos y 22 abrazos. Por todos los que ponen su vida al servicio de este país. Por el panadero y por la arquitecta, por el periodista y por el barrendero, por la terapeuta y por la maestra, por el que hace carreteras y por el que -viajante- viaja por ellas, por el peluquero de mi barrio y por la ingeniera, por el jubilado que dio su vida por levantar una famila (o sea, por hacer país) y por la señora de la limpieza, por la doctora y por el de la tienda, por la obrera de la construcción y por el navarro, por el señor de la limpieza y por el catalán, por la canaria y por el gaditano, por el titiritero y por la castellana, por la cordobesa y por la camarera. Ah, y por todos mis compañeros.

Hombres y mujeres armados desfilarán hoy por las calles de Madrid con motivo del Día de la Fiesta Nacional, me cuenta el Ministerio de Defensa. Y por ese motivo (u otro parecido), el ministro del ramo, Pedro Morenés, nos invita a realizar 22 flexiones: “grábalas en vídeo -dice Defensa en su página güeb– y publícalas en tus redes sociales”. Eso propone Morenés para rendir homenaje a “todos los que ponen su vida al servicio de España”. La iniciativa (#22porEspaña) por lo visto se inspira en el reto #22pushupchallenge que se ha puesto en marcha en Estados Unidos.

Al caso, que se me ha ocurrido como alternativa proponer otro reto: que digo yo que

propongo que,

aparte de los hombres y las mujeres armadas que van a desfilar hoy por la Castellana…

que digo yo que salgan también hoy a la calle…

los hombres y las mujeres amadas. Sí, amados y amadas.

Porque, vamos a ver, ¿acaso no estamos de fiesta? Pues hala, hala, reto alternativo: 22 felaciones y 22 masturbaciones, 22 coitos y 22 orgasmos, 22 besos y 22 abrazos. 22 por todos los que ponen su vida al servicio de este país. O sea, por la panadera y por la arquitecta, por el oficinista y por el barrendero, por el médico y por la maestra…

Y si no pueden ser 22, pues ponle un par. Y si no, pues con uno vale, amor, ¿cómo no me va a valer, si eres tú?

Hala, todo el mundo a hacer patria. Con uno, con un par o con 22 (maremía). Y no propongo eso de grabarlo en vídeo y publicarlo en las redes sociales no vaya a ser que me venga San Jorge, el señor de la mordaza, y me acuse de titiritera. Hala, a desfilar, amados y amadas, todos y todas, por las calles de esta patria… Y si alguna lo graba, y lo rula por sus redes sociales, y luego le viene San Jorge, el señor de las mordazas, pues… no sé… ponle el chocho en la cara y hazle ver la luz, que a mí me da la sensación de que le hace mucha-mucha falta.

Artículo relacionado (con lo que quieras relacionarlo)
Marcelo, el ángel de la guarda de Jorge Fernández Díaz