d2f38067b661a9b8a6060925fa66c821

30 años más tarde el presupuesto municipal en Alcobendas

Alcobendas contaba en pesetas y no en euros, y era el pleno municipal que trataba los presupuestos de la localidad de 1987.

En ese año en que los Whitesnake guitarreaban y se preguntaban si el amor era desesperar, el consistorio Alcobendano debatía los presupuestos del municipio. Eso si en tiempo y forma el 29 de Diciembre de 1986. No como ahora que en casi Marzo seguimos sin ellos.

En esa época la derecha estaba dividida entre los independientes del señor Sastrón y los de Alianza Popular de Álvarez Carreras. Al primero solo le interesaba el tamaño del cementerio local y concentrar a los adictos a la droga en un centro, como principales problemas del pueblo. Eso si compartía la obsesión con el partido de ex ministro fascista Manuel Fraga  por reducir el presupuesto y la inversión pública en red ideológica  con la escuela de chicago.

El Señor Álvarez no fue un adelantado a su época, denunciaba que adquirir dos nuevos ordenadores para el Ayuntamiento que se sumaran al único existente, eran demasiados computadores.  Además si esas cosas no funcionaban, luego decía. Todo un Nostradamus político del futuro.

La AP Fraguista censuraba que el patronato socio-Cultural  había creado un “ente burocrático” y que el 68% del presupuesto se iba en remuneraciones del personal.  Acusaba al equipo de gobierno del PSOE de gastar solo en prensa, festejos y asociaciones deportivas y poco en seguridad ciudadana, educación o patrimonio del suelo. Se quejaba del exceso de sueldos en la administración y de la demasiada inversión que se dirigía a mejorar el polideportivo.

El portavoz del grupo Comunista, entonces ya controlado por la Mesa de Unidad de los Comunistas  de Santiago Carrillo y no del PCE de Gerardo Iglesias. El señor Menéndez manifestaba que el Consejo de la Juventud controlara la bolsa de empleo juvenil, que el equipo de Gobierno tenía miedo de hablar de Socialismo y menos de llevarlo a la acción política. Proponía ampliar el gabinete psico-pedagógico, transporte gratuito para estudiantes y para los niños y niñas que van al polideportivo, luchar por 30 alumn@s por aula, la creación de un catalogo de empresas contaminantes y obligarlas a su adaptación técnica para proteger el medio ambiente. Y negociar con el ministerio de defensa la retirada del ejército de los terrenos del Goloso.

Fernando Menéndez terminaba su exposición solicitando al grupo Socialista que se aparte de su partido estatal que se ha instalado en la lógica capitalista y que está gestionando este sistema y que no lo está transformando hacia otra sociedad más justa.

El señor Bonet del grupo socialista defendió su presupuesto “social” en que el mismo se  apuntalaba la política fiscal del gobierno local en aumentar los impuestos a las rentas del capital y bajarlos a la clase trabajadora.  Que las inversiones dotarían a Alcobendas de infraestructura necesaria para dar mejores servicios ciudadanos  y en la creación de 46 nuevos puestos de empleos públicos.

El prepuesto fue aprobado por 13 votos favor de los socialistas y ocho en contra de los grupos comunista, Alianza Popular, Independientes (Muy de Derechas) y del socialista Victoriano Balandín.

El grupo Comunista y el Señor Victoriano Balandín tenían razón en su voto en contra, porque eran unos presupuestos en transición ya, hacia un modelo menos social y participativo. Recalcando que los mismos todavía mantenían una política de izquierdas y progresista.

30 años después, debatimos otros cálculos para la ciudad. El PP actual tiene tan poca perspectiva  de estimación como el señor Álvarez de AP en aquel pleno. 

Desde Si Se Puede, UPyD y el PSOE, hemos alcanzado un acuerdo de mínimos para otra política alternativa.  La misma que defendía el PSOE en 1987  por seguir este ejemplo. Mas inversiones en estructuras ciudadanas, mas cultura y deporte y regresar a la instrucción participativa con la gente. Recordar como nota que 3 de los ediles del grupo PSOE finalizaron 5 años mas tarde en el Partido Acción Socialista (PASOC) organización dentro de Izquierda Unida, ellos fueron Jesús Andradas Sáez, Luis Morales Rodríguez y Vitoriano Balandín de la Fuente.

Para el 2017 hemos planteado desde Si Se Puede-Alcobendas, mas becas, estudio de energías limpias en edificios municipales, una ciudad que luche contra el cambio climático,viviendas publicas en alquiler, ampliación de la escuela de música, presupuestos participativos o atraer empresas y cooperativas que desarrollen su actividad económica en el ámbito de la ecología.

Pero como el grupo comunista le manifestaba al PSOE en el 2017, no nos podemos quedar en gestionar la ciudad más solventemente  y coherentemente que la derecha de esta localidad. Sino que debemos transformar la sociedad desde lo civil y las instituciones democráticas. Por eso Si Se Puede  e Izquierda Unida de Alcobendas también llegamos a un acuerdo para hacer del ayuntamiento un polo desde lo público de cambio.

La historia a pesar de la derecha filosófica no se detuvo y continúa. Como diría el Ché Guevara la “Historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

 

Eduardo Andradas

Concejal de Si Se Puede-Alcobendas