tpensayoSoberana

4 vacunas 4. Cuba desarrolla 4 vías de acabar con el coronavirus.

Soberana 1, Soberana 2, Mambisa y Abdala estos son sus nombres. 

4 son las vacunas contra el covid-19 que Cuba está desarrollando en este momento. Solo 23 países del mundo están desarrollando vacunas y uno de ellos es Cuba.

En torno a 50 son las candidatas a vacunas que investigan los científicos del mundo, 4 son cubanas. 15 de ellas se encuentran en fase III (última fase de ensayos clínicos) 1 es cubana.

Los proyectos de vacunación cubana son los únicos del mundo con financiación 100% pública, y no compite en la lucha por el mercado y la búsqueda de beneficios.

España tiene una vacuna en ciernes, el proyecto está dirigido por los virólogos Mariano Esteban y Juan García Arriaza junto a un equipo de 11 científicos sin contrato fijo, en el Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.  La escasa financiación no le ha permitido aún encontrarse en la casilla de salida, a pesar de estar nuestro país en el ranking de las primeras 20 economías del mundo.

Cuba ni aparece en los rankings, su PIB apenas supone el 7,4% del de España, es una pequeña isla bloqueada económica y comercialmente desde hace más de 60 años, y sin embargo la financiación de sus 4 proyectos de vacunación es 100% pública, único caso en el mundo.

Cuba cuenta con una muy baja incidencia del covid-19, 148 muertos (13 por millón de habitantes) y unos 14.000 infectados por coronavirus de 11 millones de habitantes, sin embargo apuesta por el desarrollo de una defensa eficaz frente a esta pandemia, pero casi nadie lo sabe.

Como nadie sabe que los científicos que las desarrollan dicen que estas 4 candidatas a vacunas son el fruto de la participación, de la colaboración e interacción entre todos los equipos de investigación y las instituciones implicadas.

Cuba mira al mundo y su futuro, por ello aporta 30 años de desarrollo en biotecnología, vacunas como la meningocócica BC cubana, primera de su tipo en el mundo, o la de la hepatitis B, primera aprobada en América Latina.

Cuba mira al mundo y a sus gentes. Sus médicos y médicas recorren países de los cinco continentes, donde hay una emergencia sanitaria ahí está Cuba, y es que la formación en salud pública, la prevención y el trabajo comunitario son pilares de la revolución cubana.  En la actual pandemia 21 países han solicitado y recibido personal sanitario cubano, y es que la isla caribeña es el país del mundo con más médicos por habitante, “el ejército de las batas blancas”.

A pesar de la precaria economía de la isla, el desarrollo científico ha sido una apuesta incuestionable de la política presupuestaria cubana. Soberana 2, una vez termine la última fase de ensayos clínicos, será puesta a disposición de los más de 11 millones de cubanos que podrán ser vacunados a lo largo de 2021, y de otros países latinoamericanos.

100 millones de dosis, es el objetivo de fabricación de Cuba, y lo hará en laboratorios públicos, no en laboratorios S.A. Lo hará con una vacuna segura, que no pugna en el mercado, y ojalá el criminal bloqueo estadounidense y el de sus lacayos, no haga imposible que la sanidad pública cubana disponga de jeringuillas para poder inmunizar a su pueblo. Ese pueblo que aporta al mundo y su pandemia, investigación, ciencia, transparencia, médicas, médicos, enfermeras, enfermeros y vacunas, y que solo espera del mercado, tal vez jeringuillas.

Yo, como Nines Maestro, quiero la vacuna cubana.

Del oscurantismo de la Unión Europea en torno a la compra de las vacunas de Pfizer y Moderna, de la tiranía y especulación de las farmacéuticas, y del mercado en general, ya hablaremos.