diccionario-cambioclimatico_1

Ahora toca hablar

Efectivamente, hay que dialogar y juntos hacer que Sanse avance.  Este debería ser el propósito de la gente, que de una u otra manera quiere que este pueblo progrese, se modernice, y atienda eficientemente a los desafíos que el siglo XXI le está planteando.

Pocas dudas puede haber acerca de la opinión favorable de los habitantes de este municipio a conservar y mejorar el medio ambiente que les rodea, contribuyendo con ello a cuidar el planeta. Seguramente se mostrarán también partidarios de que se tomen medidas, y se lleven a cabo acciones tendentes a combatir el cambio climático.

Tampoco puede haber dudas, sobre las intenciones de las madres y padres de este pueblo por dejarles a sus hij@s un planeta en el que puedan vivir, al menos en las mismas condiciones en las que nosotros y nosotras le hemos conocido. Con respecto a este tema, seguramente no sería necesario ni consultar, para darnos cuenta del amplio consenso que en la ciudadanía existe, para enfrentar este desafío existencial que nos ha tocado vivir.

Sin embargo, y pese a la opinión favorable que muy mayoritariamente tiene la población sobre este asunto, se toman muy pocas medidas desde el municipio para mejorar el medio ambiente más cercano, y contribuir con ello también a frenar el cambio climático. Ni tan siquiera habiendo sido alertados “por el panel intergubernamental de Naciones Unidas sobre el Clima”, respecto a que el tiempo disponible para evitar que las consecuencias del cambio climático sean irreversibles, es muy escaso. Pues ni así, se toman medidas. Por ello urge demandar de los/as gobernantes, que sitúen la fragilidad medioambiental entre una de sus mayores preocupaciones.

Debemos también personalmente como ciudadanos, tomar iniciativas para disminuir la contaminación del planeta, en el sentido de reducir, reutilizar y reciclar los bienes de consumo, como comportamientos que permitan el desarrollo de un sistema de economía circular, que pueda protegernos del modelo lineal imperante que nos lleva a la barbarie, a través de una sociedad que consume y derrocha sin control.

Se trata de desarrollar una economía orientada a salvaguardar las condiciones de vida en el planeta, evitando con ello el suicidio al que se dirige la especie humana, y el asesinato que se comete a su vez sobre miles de millones de seres vivos.

Afrontar con éxito el crucial episodio que a la especie humana se le ha presentado, en su maravillosa aventura evolutiva hacia las estrellas, debería constituir un objetivo esencial para las personas que aman la vida, el progreso, y desean la sostenibilidad del planeta.

 En este sentido, un gesto favorable por parte de quienes habitan en este municipio, sería exigir a la futura corporación que vaya a regir el ayuntamiento, que la primera medida que debieran tomar, es declarar por unanimidad la emergencia climática en el municipio de San Sebastián de los Reyes. Se deben tomar medidas concretas, que pongan en valor al planeta y a la vida, medidas que si no se van tomando ya, tendrán que ser en algún momento radicales y urgentes, en cualquier caso serán necesarias y posiblemente algunas de ellas imprescindibles.

Declarar la emergencia climática significa reconocer un problema que la especie humana tiene con el medio ambiente, tomando conciencia sobre la evolución negativa que están sufriendo las condiciones de vida en el planeta como consecuencia de nuestros actos. Hemos contaminando la atmósfera, los océanos, ríos y arroyos, así como tierras y espacios naturales que hemos ido degradando, por ello ahora se trata de no seguir contaminando. Cuidar de la naturaleza con la participación activa de toda la sociedad, o al menos con los sectores más cooperativos y conscientes, será un ejercicio imprescindible para frenar el cambio climático.

Frente a esta situación, se hace necesario poner en práctica el conocido concepto de piensa global actúa local, correspondiendo por ello intervenir desde los municipios, pues son los lugares más próximos desde los que la ciudadanía puede intervenir, siendo la acción más directa, visible y frecuente, así como el espacio público más cercano a las personas.

Se deben tomar medidas desde el territorio en el que habitamos, desarrollando en el municipio políticas que protejan el medio ambiente, que cuenten con la participación de cuantas vecinas y vecinos quieran colaborar con la adopción de medidas con las que combatir la contaminación. Se pueden hacer cosas desde el ámbito local en este sentido, como plantearse la dependencia energética de Sanse, el nivel de emisiones de CO2 y de gases de efecto invernadero que se producen, situar un objetivo de reducción mejorando por ejemplo, la eficiencia del transporte público, o cuestionando el actual modelo comercial y productivo que se desarrolla en la ciudad.

 Es urgente que en Sanse se hable de estos temas, para que se sensibilicen los representantes públicos y desarrollen mociones que declararen el estado de emergencia climática en el municipio. Igualmente es necesario que la ciudadanía tome conciencia y se movilice en defensa del planeta, exigiendo a los gobernantes de este ayuntamiento que tomen rápidamente esta medida, la declaración de emergencia climática.

Deberíamos hablar de este asunto como de algo importante, como de algo que nos afecta de forma esencial a todas y todos. Sin pretender caer en el dramatismo, considero que la calidad de vida en un futuro muy próximo, va a depender en buena medida, de la toma de conciencia que se adquiera hoy sobre a las nefastas consecuencias que el cambio climático tendrá para la vida en el planeta.

Alfonso.

 

 

4 comentarios
  1. Celestino Sánchez
    Celestino Sánchez Dice:

    Coincido en que, actualmente, el problema fundamental que afrontamos es el de la ecología. Ahí no caben dilaciones ni medias tintas, porque ya ni siquiera podemos estar seguros de llegar a tiempo. Pero si no lo intentamos, podemos estar diciendo adiós
    definitivamente a la vida en este en este planeta. Es algo que nos implica a todos. Esperemos que los representantes políticos sepan unir esfuerzos en este sentido. Y nosotros, la ciudadanía, a exigir políticas medioambientales adecuadas para preservar nuestro hábitat. .

  2. No soy negacionista
    No soy negacionista Dice:

    No soy negacionista, tengo claro que estamos asistiendo a un cambio climático desde hace décadas, pero los datos apuntan a que es la evolución del planeta la responsable. Los ciclos climáticos no son un fenómeno nuevo, vienen ocurriendo desde el principio de los tiempos, y nunca ha habido humanidad responsable de ellos. Dudo mucho que el hombre sea la causa, por muchas barbaridades medioambientales que vemos a diario y que deben evitarse, todo apunta a que este paradigma del cambio climático es un nuevo movimiento del capitalismo movido por la industria y apoyado por los estados, muy interesados no sólo en el dinero de la industria, que alimenta todos los gobiernos del mundo, sino en tener un enemigo invisible al que echar mano y dirigir la protesta social hacia otros problemas apartados las miserias que vemos y vivimos a diario.

    El planeta ha iniciado un cambio climático, de hecho está en permanete cambio, y la humanidad carece de la tecnología necesaria para revertirlo, es ridículo pensar en domar el planeta.

    Ahora hay que sustituir la industria del petróleo por la del litio … dentro de unos años estaremos luchando contra esta misma industria salvadora a día de hoy … Lo dicho, el capitalismo se reinventa para seguir vendiendo productos que no necesitamos, como los nuevos tipos de bombillas eficientes que tenemos que cambiar cada dos o tres años porque vamos a ahorrar muchísimo … o el cambio total del parque automovilístico mundial hacia nuevas formas de movilidad. Sin embargo en lo que aparecen elementos auténticamente disruptores como los patinetes, monociclos, bicicletas eléctricas, enseguida se crea una corriente de opinión contra ellos porque no es lo que la industria quiere, y aparecen los reguladores para dificultar o incluso prohibir su uso.

    Es la misma vieja historia de siempre, el capitalismo manda, la industria pone el dinero y los políticos se aprovechan.

    • David
      David Dice:

      Respetando tu opinión, decir que hoy en día ya no queda ninguna duda de que el calentamiento global con una subida de 1.1 grados de media ha sido provocado por la industrialización y el consecuente uso de combustibles fósiles desde entonces. Los gases de efecto invernadero emitidos por la quema de esos combustibles han llegado a su concentración máxima histórica en el planeta en este mes de mayo, lo que supone un auténtico desastre pues vamos por la vía rápida a los 2 grados de aumento de temperatura media con consecuencias impredecibles y desastrosas

    • David Hernández
      David Hernández Dice:

      Respetando todas las opiniones, decir que hoy en día ya no queda ninguna duda de que el calentamiento global con una subida media de 1.1 grados desde el inicio de la industrialización ha sido y es debido al uso de combustibles fósiles desde entonces. Los gases de efecto invernadero emitidos por la quema de esos combustibles han llegado a su concentración máxima histórica en el planeta en este mes de mayo, esto unido a las grandes cantidades de metano emitido por la ganadería extensiva (de ahí lo de intentar hacer una dieta más baja en carne) supone un auténtico desastre, pues vamos por la vía rápida a los 2 grados de aumento de temperatura media con consecuencias impredecibles y desastrosas. Debemos rebajar de manera urgente y drástica las emisiones de co2 a la atmósfera, eliminando esa pantalla que deja entrar el calor solar pero que lo atrapa y no lo deja escapar, asfixiándonos todos los días unas milésimas de grado más. Pero para eso hace falta voluntad política y tomar medidas valientes y muchas veces no se está por la labor, por desinterés, por desconocimiento o por presiones de lobbies que han gastado mucho dinero en prospecciones y en desarrollar una industria alrededor de la carbonización. Veremos qué ocurre en Sanse en estos 4 años …

Los comentarios están desactivados.