libertad

Algo de lo que no quisieron oir en el acto de Podemos

Parece que empieza a estar de moda en Sanse lo de no dejar hablar a la gente. 

En el pasado pleno ordinario del Ayuntamiento de Sanse del mes de enero, un vecino solicitó en tiempo y forma, como exige el reglamento, poder tomar la palabra al final de la sesión, tiempo destinado a que hablen los vecinos. Pues bien el Señor Alcalde le impidió tomar la palabra alegando que lo que pretendía exponer no correspondía a la esfera política sino que se trataba de un asunto particular. Esto, a pesar de tratarse de un feo asunto relacionado con un concejal, Primer Teniente de Alcalde para más señas, en el despacho de un grupo municipal en el Ayuntamiento, y que fue objeto de denuncia en el juzgado.

El miércoles, en el acto de Podemos AlcoSanse (un círculo no reconocido en ninguna parte) estaba previsto que no hablara nadie que no fuera conveniente, y así se hizo.

A continuación reproducimos una de las intervenciones que no pudo ser escuchada en el Auditorio del Centro de Formación Marcelino Camacho.

Vivimos un drama en tiempo real.

Un drama que va más allá de la situación socio económica que trunca la vida de las personas, las familias, los pueblos.

Un drama mucho más trascendente, que no nos permite articular una alternativa real, honesta y transformadora, porque ni siquiera nos permite convivir.

Ese drama habita hoy aquí, la desconfianza. Y están presentes unos pocos de quienes desconfían y algunos de quienes hacen desconfiar.

Una desconfianza fruto de la realidad que hemos vivido y vivimos, porque una vez tras otra nos engañan, nos utilizan, nos desesperan, y nos arrastran por el lodo.

Aquí en Sanse, la vida sociopolítica de lo que se conoce como “izquierda” (término que no ha sido utilizado ni una sola vez esta tarde) ha estado plagada de: Mentira y usurpación; Soberbia, Caudillismo e Intereses Particulares.

El panorama pintado parece brusco pero no, es desolador.

Se han desintegrado las organizaciones, los partidos, se han dinamitado nuestras Asambleas.

Y nuestras Asambleas no eran otra cosa que un espacio en el que poder ejercitar la democracia, la participación, la elaboración, la toma de decisiones, el debate, el acuerdo, … ¿qué otra cosa debe ser la política?

Aquí en Sanse se ha hecho volar por los aires los puentes del acuerdo y la convivencia.

· Se han disuelto Asambleas y direcciones locales en nombre de Izquierda Unida, por ejemplo.

· En otros casos, las Asambleas se han obviado directamente.

· En otros, se ha incumplido su decisión o mandato democrático sin el menor escrúpulo.

· Se ha expulsado a concejales de su grupo municipal, cual si de caudillos se tratara. Un portavoz todopoderoso, que hoy nos habla desde esta tribuna, en nombre de una candidatura que nace del entorno de Podemos y se hace llamar Si Se Puede, expulsa a su compañero de filas, sin el acuerdo de su Asamblea, sin el acuerdo de quienes les votaron.

· Se ha incumplido el Pacto Antitranfuguismo, por mantenerse en el gobierno. Un gobierno que no se justifica en los programas y promesas electorales, porque de esas mejor no hablemos, como dice Rajoy.

· Se han diseñado campañas de intoxicación y difamación, desde el poder que da estar en el Ayuntamiento, contra colectivos que se les considera adversarios, como al Ateneo Republicano de Sanse.

. Se ha conseguido “pleno” en lo que a enfrentamiento con los trabajadores públicos se refiere.

· Se ha retrotraído culturalmente a este pueblo, con el desfile de la legión por nuestras calles, misas en la plaza del ayuntamiento, toros y más toros, o prohibiendo exposiciones como la del Toro de la Vega, con la aceptación de Izquierda Independiente.

Aquí están muchos de los agentes de este retrato. Huele a mentira, y ese olor espanta.

¿Dónde quedó el espíritu de “no nos representan”?

¡Porque seguís sin representarnos!, y los representados maniatados, aun, no hemos sabido impedirlo. 

Este es el drama, pero lo cambiaremos por comedia.

Noticias relacionadas

1 comentario
  1. Podemos también quiere su tarjeta black
    Podemos también quiere su tarjeta black Dice:

    Con ese movimiento nos quedamos sin candidatura de izquierdas para las municipales, dejando en bandeja la alcaldía al ciclista, imagino que ya tienen sus acuerdos más que cerrados los actuales gobernantes con ese señor para cuando se produzca el cambio de gobierno seguir recibiendo todos las oportunas regalías, Podemos incluido esta vez, parece que ya no les importa que esta IU de sanse sea la IU de las black como decían hace dos años, ahora Podemos también quiere tener su tarjeta black a costa de sanse.

Los comentarios están desactivados.