franquismo

El derecho de conquista

Es el derecho que ejerce el conquistador de un territorio tomado por la fuerza de las armas, tradicionalmente era un principio del Derecho internacional. En los tiempos modernos ha ido desapareciendo progresivamente después de la Segunda Guerra Mundial, cuando el crimen de agresión fue codificado legalmente por primera vez en los Principios de Núremberg y a continuación por las Naciones Unidas en la Resolución 3314 (XXIX) de la Asamblea General. 

Leer más

fiestas y covid

San Sebastián de los Reyes, Fiestas Agosto 2021 y Covid-19

Carta abierta a tod@s l@s Concejal@s del Ayuntamiento)

Inasequibles al desaliento, es la teoría de la que alardeaba José Antonio Primo de Rivera, para definir lo que era la Falange en la trágica época de la dictadura. Salvando el tiempo y las circunstancia, esta teoría se puede aplicar a l@s que contra viento y marea, contra el sentido común, contra las recomendaciones de l@s profesionales de la salud pública, obvian deliberadamente la peligrosa situación en que se encuentra la pandemia del Covid19, y siguen empeñados en celebrar las fiestas del Cristo de los Remedios para finales del próximo mes de Agosto.

Leer más

CNT AIT Alicante

Un olivo en el campo de concentración de Albatera, Alicante.

Hoy he hecho una cosa que tenía pendiente y una deuda a pagar. Hoy he ido al lugar donde miles de republicanos estuvieron presos y muchos perdieron la vida. Hoy he ido al lugar dónde estuvo el mayor campo de concentración del franquismo: El campo de Albatera.
 
Los últimos días de la guerra, el puerto de Alicante se llenó de personas intentando huir al exilio. Los barcos ingleses, que la República había contratado, nunca llegaron y el puerto fue una ratonera para decenas de miles de republicanos.

Leer más

lavapies

Breve apunte de actualidad.

En Andalucía, el Parlamento andaluz acaba de colgarle al Heredero de la Jefatura del Estado una medalla, del o al, HONOR, tanto da.

Se la habrá ganado a juzgar por las personalidades asistentes al BOATO de la ceremonia, junto al discurso emocionado y sentido del presidente de la comunidad andaluza regalándole todo tipo de adjetivos y sumisión de súbdito (Persona respecto de un soberano; del M. Moliner).

Leer más

Idea_1-672x372

Utopía, Ciencia, Religión y Fascismo

Durante la etapa histórica del Renacimiento, Tomás Moro, escribió la obra intitulada “UTOPÍA” en el año 1516.

Tomás Moro nació el 7 de Febrero de 1478 en Londres, estuvo al servicio de Enrique VIII, que le mandaría decapitar el 6 de Julio de 1535 por sus discrepancias en lo religioso, Tomás Moro era católico.

La definición más breve de Utopía sería la de “Representación imaginativa de una futura Sociedad que favorece el bien humano”, también se entiende por un “Plan, proyecto, doctrina o sistema deseable que parecen de muy difícil realización”.

 “Con esta obra pretendía abrir los ojos del pueblo a los males sociales y políticos de la época”. Habría sido una HEREJÍA [Pensamiento contrario a los dogmas de la religión católica] haber imaginado, en aquella época, que pasados unos 480 años subir a la Luna, aterrizar en Marte, trasplantar órganos humanos, la radio, televisión y los miles de avances y descubrimientos de cualquier cosa de estas, habría sido tachado de hereje, de brujería y quemado en la hoguera, como pasó con otros científicos, por la Santa Inquisición.

Se dice que lo Utópico es irrealizable, hoy no es una verdad absoluta, pero cabe preguntarse ¿para qué sirve la Utopía? La respuesta casi todos la conocemos, sirve para avanzar y lo vemos día a día.

Este relato se propone poner en primer plano que de la mano de la Ciencia, el Conocimiento, la toma de Conciencia positiva y progresista (ser progresista significa avanzar en todos los aspectos de la vida hacia una sociedad mejor, más solidaria, mas humanizada, menos egoísta, más justa más internacional, de la igualdad entre humanos, sin atavismos ni dogmas paralizantes). Por ello debemos seguir luchando contra los poderes fácticos, contra el egoísmo, la acumulación desmedida de riqueza y el poder a costa de la explotación de humanos, de las guerras y el hambre, la marginación, de tanta obscenidad, que son quienes desde siempre, frenaron el camino hacia la Utopía de lo Social (Ya lo apuntó Tomás Moro, no descubro nada)

Luchemos por una sociedad donde nos abracemos y nos reconozcamos como iguales, con amor fraternal, mujeres y hombres, todos, arrancando de la “Utopía” de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, porque ese debe ser nuestro ADN Ideológico, porque debemos derribar las fronteras teóricas de los Estados, las físicas jamás existieron, repitiendo hasta el final de esta lucha que sólo el egoísmo, la insolidaridad, la negación de derechos, el racismo, la xenofobia, la explotación etc. Son el resultado de una trayectoria universal de seres humanos despiadados, desposeídos de conciencia humana y social, los creadores de fronteras universales, del hambre y de las guerras.

Luchemos por una sociedad utópica, donde trabajemos todos, cada uno según sus capacidades, donde la riqueza producida, y la natural, es redistribuida equitativamente, donde la Ciencia y la Tecnología es aplicada para satisfacer nuestras necesidades y no para el lucro privado, y donde no exista la explotación de seres humanos, con la premisa de la aplicación Universal.

Necesitamos crear un país, un mundo, donde se formen seres humanizados, íntegros, críticos e incorruptibles. Alguien dijo “Dejadme un niño y haré de él un sabio, un necio o un delincuente”

Existen otras Utopías falaces, son las que promueven, desde milenios, las Religiones monoteístas (un solo Dios), como la católica, por ejemplo, porque el mundo feliz que nos auguran es para después de la muerte, por tanto para qué luchar o reivindicar nada en ésta vida si después de morir estaremos en un paraíso de gloria, e incluso resucitaremos. Si es para revivir en las mismas condiciones que tenemos mejor seguir en la gloria. ¿Será este el motivo por el cual la Iglesia nunca se persona en las huelgas y las manifestaciones de los trabajadores? ¿Por eso nos preparan durante toda nuestra vida para ir a la Gloria y recibir allí lo que se nos negó en la Tierra?

El Fascismo de España lo copiaron, en su momento, del Fascio italiano. Esta Ideología dictatorial se desarrolla con más virulencia cuando surgen las crisis del Capitalismo y que éste Sistema de Economía no puede evitar, es uno de los graves problemas que tiene, entre otros, pues la constante contradicción de la competencia salvaje que se genera entre Empresas hace realidad lo de “el pez grande se come al chico” y la superproducción, dado que se produce sin tener en cuenta las necesidades vitales de los ciudadanos y por el contrario les crea necesidades que no precisa creando una sociedad consumista y depauperando el Planeta.

Por ello, en las grandes crisis económicas aparecen los salvadores de la patria con su verborrea populista dirigida a los más desvalidos de la sociedad y prenden en ellos, fácilmente, sus mentiras y demagogias patrioteras. Así está constatado en la, no lejana, historia de Alemania el nazismo (del Nazional Socialismo) y de Italia el Fascismo, así como en otros muchos más países desgraciadamente.

La Utopía que proponemos no está allende el infinito, porque la evolución y transformación de la sociedad nos pone, con sus medios, más cercano el cambio social que nos es tan necesario, necesitamos manifestar nuestro BASTA YA, aportando soluciones, porque hay que tomar conciencia, hay  que cambiar las condiciones de vida a las que estamos sometidos  para dejar una vida digna a nuestros hijos y todo esto también es cosa nuestra.

                                                Alfonso Romero

 

Alfonso-Guerra-anuncia-abandona-politica_537256302_107772100_1200x675

Españoles, de Izquierdas y Republicanos.

En España siempre han existido los llamados Caraduras, Jetas y Vividores. Estos tres conceptos se centralizaron en uno a finales de 1989, cuando saltó a la primera página de los informativos un señor llamado Juan Guerra González, hermano de un licenciado en Filosofía y Letras e ingeniero técnico industrial que, desde 1975 hasta su jubilación, ha vivido de la asignación del PSOE y de los Impuestos Estatales, por ser diputado por Sevilla y Vicepresidente del Gobierno con Felipe González Márquez.
 
Amar a España y a los españoles debe consistir en vivir a su costa, en este caso desde el 15 de junio de 1977 hasta el 14 de enero de 2015. Buen español y de izquierdas.
 
Malversación de fondos públicos, prevaricación, fraude fiscal y tráfico de influencias fue el aprendizaje de Alfonso Guerra que, junto a Manuel Chaves, Luis Yáñez o Manuel del Valle, adquirió tras ingresar en las Juventudes Socialistas de Sevilla en 1960. El resto, pan comido. También debió aprender, sibilino él, la manera de acabar con los Rojos disidentes de izquierda en aquel Congreso Extraordinario, donde el Señor X lanzó al mundo la frase “Hay que ser Socialista antes que Marxista”, enterrando la historia y la memoria del abuelo Pablo Iglesias Posse.
 
Alguien que fue capaz de tildar el Estatuto de Autonomía de Cataluña de “Choteo” y que descalificó miserablemente a Julio Anguita al tiempo que ocultaba a su hermano en un despacho oficial, en la Delegación del Gobierno de Andalucía, ¿puede estar orgulloso de algo?.
 
Quizás su próximo destino, además de cacarear en algún medio que lo aguante, sea estar en una vitrina de un museo madrileño. Tiene varias opciones a su disposición. Yo doy pistas, para que no se esfuercen mucho.
La primera, en el de Ciencias Naturales, haciendo honor a su apodo clandestino de primate cavernícola.
La segunda, en el Arqueológico, aunque habría que distanciar hasta a la Dama de Elche, ya que la fama de adulador de féminas le precede.
Para terminar, el Museo de Cera. Cerca de la Plaza de Colón y de la calle Génova. Su lenguaje mitinero, demagogo, irónico y sarcástico, se corresponde a la pasta de sus amortizadas gafas.
En el Banco de España, frente a la diosa Cibeles, su hermanito Juan Guerra haría también un buen papel, junto a un plano de Suresnes de 1974…
 

¡Maldita hemeroteca!

Pedro Mayor 
abrazo cruz roja

No tienen Humanidad

Luna, estoy contigo. Contigo y con todos los que son como tú, dando aliento, empatía y esperanza a otros. No te conozco pero me encanta como eres y quiero a seres como tú a mi lado. En ese sentido, me siento muy afortunado al conocer a seres con un corazón, dignidad y entereza que desconocen en la calle Bambú o en la calle Génova.
 
Luna Reyes Segura.
Nos has demostrado con un abrazo que sólo existe una raza. La humana. Que los pobres son los que sufren las consecuencias del egoísmo de dirigentes que nadie elige y de sus intereses. La vida no tiene sentido ni valor si no aplaudimos tu acción y denunciamos a los que te insultan de forma canallesca, criminal e insolente.
¿Qué pensarán sus madres, alumbrando a esos desalmados?.
 
Luna, no estás sola. Soy uno de esos veintiséis millones de hijos de puta que alguno de esos salvapatrias quiere fusilar.
Tu abrazo renueva esperanzas e ilusiones en este país, llamado España. País forjado a fuego lento por otras culturas, cruce de caminos y mestizaje. Orgulloso de abrir los brazos a los que se juegan la vida para alcanzar un futuro mejor, regalando cariño y hermandad. Nosotros recibimos mucho más. Nos ponen los pies en la tierra y nos enseñan que los límites de los países son sólo sobre papel.
 
“Los que dividen y matan;
los que venden nuestros sueños.
Ellos son los que inventaron esa palabra, Extranjero”.
 
Mi hermano mayor, Rafael Amor, estaría orgulloso de ti, Luna Reyes.

Yo también.

Pedro Mayor
pulsera comunismo o libertad

¡Por fin llegó la Libertad!

Menos mal que a la Comunidad de Madrid ha llegado la LIBERTAD. En lo Social esta palabra cobraría sentido si estuviera asentada en una sociedad donde las desigualdades sociales se han superado y el cuerpo social dispone de unos medios de vida y estabilidad, cuanto menos, aceptables.

 Hay que preguntarse, y preguntarle a la Sra. Ayuso que explique lo que ha querido decir con ese vocablo electoral de “ LIBERTAD”,  tan hermoso y ancestral que arranca con su máxima fuerza desde los esclavos en la Roma Imperial y que continúa reivindicándose a nivel planetario, que es la palabra más sagrada, junto a la de justicia, que tenemos todos los trabajadores y trabajadoras del mundo, para romper con el yugo de la explotación y la injusticia social.

Leer más