Réplica de Juan Arévalo y Alicia Crespo a la resolución de la Comisión

Dado que, después de la resolución de la Comisión, tanto los promotores como los redactores al informe se han negado a comparecer aun sabiendo que teníamos muchas objeciones a su contenido, hemos elegido este medio para la publicación del mencionado texto con nuestras alegaciones ya que hemos encontrado numerosas faltas de coherencia y objetividad.

El primer indicio de que el objetivo de la comisión no era aclarar un suceso es la elección de sus miembros: Don Aurelio Suárez Martín, Don Justo Arganda Iglesias, Don Miguel Vázquez Sarti (abogado) y Don Abel Laín Díaz Flores, todos cercanos o miembros de Podemos. A estas alturas, las tensas relaciones entre Podemos Sanse y Sí se Puede (SSP) son vox populi y negar la discordia no tendría sentido. Por eso hacemos notar que se eligió unas personas claramente posicionadas en un lado para evaluar a otras encasilladas en el otro.

Aun así, por respeto, accedimos a acudir a una convocatoria hecha por quienes sabían que, simplemente por su pertenencia a la Comisión, nos estaban colocando en una posición de indefensión. No somos abogados, como Don Miguel Vázquez Sarti, pero nos preguntamos por qué los integrantes de la Comisión aceptaron la tarea y no se abstuvieron de realizarla si se tiene prohibido ser jurado en los casos de “Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes” o “Tener interés directo o indirecto en el pleito o causa”.

Segundo hecho
El segundo hecho, muy llamativo, es la omisión de la fecha del principal documento que esgrimen como prueba, cuando sí registran la fecha de los demás. Estos documentos son: 1. Pliego de Cláusulas Administrativas Particulares que ha de regir en la adjudicación y ejecución del contrato de prestación del Servicio de Recogida, Transporte y Custodia de animales domésticos abandonados en el término municipal de San Sebastián de los Reyes;
2. Pliego de prescripciones técnicas que ha de regir la adjudicación por procedimiento negociado del contrato de servicios para la recogida, transporte y custodia de animales domésticos abandonados en San Sebastián de los Reyes.
Pues bien, ambos pliegos son del año 2014, lo cual es un dato muy relevante que invalida las suposiciones que figuran como conclusiones.

“Hechos establecidos”
Pasamos a los hechos establecidos que son, en realidad, un conjunto de suposiciones e información sesgada con el fin de confirmar unas conclusiones e influir de manera negativa en el lector. Volvemos a sorprendernos por la falta de rigor ya que contaban con un miembro con conocimientos jurídicos.

En el 5º punto omiten que fueron tres reuniones y un encuentro que fue, en exclusiva, para la entrega del documento del que se habla más adelante, dando la impresión que fueron encuentros que se prolongaron en el tiempo. Y dan como hecho de que fueron para acordar el presupuesto del CES. No sabemos qué interpretan de nuestras declaraciones para decir que estuvimos concretando la partida del CES, pues en ningún momento recibimos ningún tipo de información sobre lo que se iba a asignar, ni siquiera aproximadamente. En la tercera de estas reuniones, es cuando se nos es requerida la redacción de un proyecto alternativo a la actual recogida de animales por parte de Maikan, pero el servicio no se nos es ofrecido ni directa ni indirectamente.

En los hechos 6º y 7º se vuelve a omitir algo tan importante como la fecha del pliego, que, como ya hemos aclarado, es 2014. Vuelve a resultar extraño, dada la formación con la que cuentan los redactores.

El punto 9º es un conjunto de citas de nuestro trabajo en el que usamos la primera persona. Evidentemente, se nos preguntó a nosotros y no teníamos ningún interés en ocultar nuestra autoría. De hecho, fue un trabajo en el que pasamos de la protesta a ofrecer soluciones, más aun teniendo el compromiso en la investidura de sustituir a Maikan, pero sin haber dado al Ayuntamiento una solución que satisficiera a todos los ciudadanos que quieren un Sacrificio Cero (0) en Sanse. Lo rematan de manera maliciosa a esos 21.619 euros destinados a salarios. Dinero al que hay que restarle un 30% para pagos a la Seguridad Social y con lo restante pagar por una jornada completa 720 euros brutos y la mitad por otra persona a media jornada con la obligación de estar disponibles las 24 horas, todos los días de la semana. Incluso si se pudiera usar la bonificación, la cifra sólo ascendería a 1.029 euros brutos por un trabajo que condicionaría cada hora de tu vida. Nos preguntamos si quienes llaman a esto interés económico, estarían dispuestos a aceptar un trabajo así con tal de ayudar a todos los vecinos de San Sebastián de los Reyes. Espero que la dificultad de encontrar el personal adecuado a cambio de tan miserables condiciones de trabajo sean entendida como otra razón para ofrecernos nosotros.

En el punto 10 lo que queda establecido es que habían reparado en la fecha del pliego.
El 11 es el comentario del concejal de Economía, Hacienda y Recursos Humanos, que puede significar cualquier cosa. También podría interpretarse como “esto es para algo que lleváis en el programa”. Además, inferir de que porque nuestro presupuesto casi coincidiera con la partida haya algo detrás es malicioso y entra de lleno en el terreno de las suposiciones cuando, en teoría, estamos hablando de “hechos establecidos”. ¿Bajo la premisa de qué presupuesto sería lógico trabajar, si no es el que actualmente está en vigor para la recogida de animales? ¿Hubiera sido prudente aumentarlo, después del compromiso público del Alcalde de hacer una inversión en el método CES?

El 13 es una exposición sesgada, ya que oculta que el “portavoz municipal de SSP, Iván Cardador” estaba informado y nunca nos expresó interés en estar presente. Y vuelve a hablar de que uno de los temas era “determinar partidas” sin que todavía sepamos qué definen los autores con esos términos.

En el 15, que dice literalmente “no ha habido reuniones del Grupo Municipal de SSP para informar y debatir sobre estos contactos…” Estamos hablando de tres personas que trabajan en el mismo despacho, a no ser que se hayan cambiado las formas, cualquiera puede subir al Grupo y ver la proximidad con la que trabajan. Nos parece otra manera de insinuar maquinaciones, otra vez, en lo que debería ser una lista de “hechos establecidos”. En cuanto a nuestra actitud con los demás miembros de Asasa, reconocemos que fue un comportamiento infantil en respuesta a lo que nosotros tomamos como falta de implicación. Por otro lado, admitir que el Secretario revisó el proyecto antes de su entrega y por lo tanto sin que hayamos añadido nada posteriormente contradice su acusación de ocultación.

El punto 16 es un testimonio sobre lo que ha dicho una tercera persona. No entendemos que haya sido admitido como “hecho probado”.

El 17 es un testimonio sobre lo que piensa una tercera persona, de gente que son parte en este conflicto. ¿Somos muy críticos si, a estas alturas, creemos que ha sido incluido a la desesperada cualquier cosa que sirva para enterrarnos?

Además, acusarnos de negociar la aprobación de unos presupuestos con una asignación para tauromaquia es cuando menos surrealista. Ningún animalista incluido en la lista electoral lo aceptaría, de hecho, nos opusimos después de las elecciones a dejar aparcado el punto del programa sobre el fin de las subvenciones a los toros como querían algunos miembros de Podemos, uno de los cuales es miembro de la comisión. ¿Cuándo hemos pasado de ser unos radicales a gente comprable?

Por fin, llegamos a las conclusiones
La primera se basa en la entrega de un pliego del año 2014 (vuelven a ocultar la fecha) que no tiene otra utilidad que como guía legal y técnica (dada nuestra falta de experiencia) para elaborar nosotros un plan alternativo que tenga en cuenta el bienestar de los animales. Desde luego, queda muy lejos de ser una prueba de negociaciones, ni siquiera demuestra un compromiso implícito de ningún tipo.

En cuanto a la respuesta del Alcalde, se nos ocurren muchas razones para que diera esa respuesta, pero somos gente seria y, a diferencia de los autores de este informe, somos conscientes que no se deben incluir suposiciones o testimonios sobre lo que piensa o dice un tercero, de personas con un interés en el resultado de la comisión, o que incluso, están participando en ella “Iván Cardador, Francisco Javier López Patarro, Abel Laín y Carlos Sánchez”.

En la tercera, si no se han podido demostrar las negociaciones, ni que hayamos optado a un contrato público cuyo pliego no tenemos noticias siquiera de que exista, acusarnos de la ilegalidad que supondría que Mª Carmen Gutiérrez Sánchez fuera vicepresidenta no tiene sentido, de hecho, es irrelevante. También se incluye este comentario: “No parece que haya sido esa la causa de la dimisión de Mª Carmen”. Vuelven a pecar de subjetividad en las que son, no lo olvidemos, conclusiones.

La cuarta vuelven a ser suposiciones, al igual que la número cinco, a las que ya se ha contestado a lo largo de nuestra réplica.

Propuestas
Sobre las propuestas también consideramos necesario pronunciarnos. Primeramente, añadir un comentario como “que es un foco de amiguismos, cambalaches y corrupción” en un documento en el que se nos menciona tan reiteradamente nos asocia a ese tipo de actividades, aunque no hayan tenido más remedio que admitir que no hemos hecho nada ilegal por mucho que ha sido intentado arrastrarnos por el barro sin ningún tipo de base sólida.

Si no entienden por qué dos partidas son mejor que una se lo explicamos
1. Porque para el CES no hace falta contratación externa. Creo que todos estaremos de acuerdo en lo que se refiere a la externalización de servicios.
2. Porque de esta manera los impuestos de los vecinos revierten en las pymes (pequeñas y medianas empresas) de la localidad y se apoya el empleo. Creo que tampoco habrá pegas a este enfoque.
3. Porque se potencia la participación ciudadana y se conserva el poder de tomar decisiones sobre la vida y la salud de los gatos por los alimentadores, protegiendo a los primeros y no relegando a un papel secundario a los segundo después de la labor que llevan haciendo durante años.
4. Porque no queremos que los gatos sufran las consecuencias de una guerra de precios y que su atención dependa del margen de beneficios.

Si no han pensado automáticamente en esto, creemos que no son quiénes para arrogarse la capacidad de cuidar de los intereses de los animales.

Llamar a superar las diferencias dentro del Grupo Municipal y ofrecer su ayuda para superar la crisis, a raíz de lo sucedido, sería hasta gracioso, si no fuera por todo lo que puede llegar a implicar la decisión unilateral de la ruptura del Grupo Municipal.

Y, después de todo esto, consideramos lo siguiente
¿Somos la única localidad en la que Podemos ha puesto en marcha un asalto a la CUP (Candidatura de Unidad Popular)?
¿Esto es conocido por la central de Madrid? ¿Y en las demás Comunidades? Nos cuesta creer que no se ejerza ningún tipo de control sobre los círculos.
Si es así y no toman cartas en el asunto, este hacer oídos sordos ¿es sólo aquí o es parte de un proceso que será general cuándo se dé el momento adecuado?
¿Es Podemos una organización de la que protegerse? El cambio que ha habido en los mensajes y en las actitudes hacia los que no formamos parte desde las elecciones hace temer que estén utilizando a la gente para conseguir objetivos propios. ¿Qué va a pasar en cuanto tengamos presidente?

Cuando el PP y Ahora Madrid opinan lo mismo sobre tus derechos

… no se puede ser más desgraciado. Estamos hablando de los gatos de Madrid, del procedimiento aprobado por Madrid Salud sobre la gestión de colonias y el anteproyecto de ley sobre protección animal de Cristina Cifuentes.

La esperanza de que un gobierno de Ahora Madrid, candidatura que durante la campaña dio a entender que era la opción adecuada para el “voto útil“ animalista y que era la única que de verdad se iba a preocupar de acortar distancias con ciudades como Barcelona y Zaragoza, se ve frustrada por el procedimiento de gestión de colonias aprobado por Madrid Salud, más enfocado a la reducción rápida del número de gatos que al bienestar y cuidado de estos.

Estamos ante un procedimiento lleno de ambigüedades sobre el destino final de los gatos. En el que el movimiento de un gato de una colonia a otra (“gato inmigrante”, según el documento) supone su retirada y traslado al Centro de Protección Animal, donde ninguna ley le protege del sacrificio y el estar enfermo, sin ninguna especificación sobre la gravedad del caso, la eutanasia. Se usa el término “valoración veterinaria”, no “valoración clínica veterinaria”. En el primero, además de valorar el estado físico entran más factores, los económicos y la capacidad de las instalaciones, por ejemplo.

El veterinario solo es el último escalón y está supeditado a los protocolos  del organismo para el que trabaja, con lo cual queda cortada la vía de la negociación para evitar la muerte si no se cumplen dos requisitos: que en el acuerdo suscrito para la colonia se recoja la posibilidad de hacerse cargo de su tratamiento y que, en el caso de que no sea permitida la reposición del gato a su entorno, la posibilidad de procurarle un hogar, cosa harto difícil a un feral.

En resumen, el CES (Captura, Esterilización y Suelta) que se va a realizar en Madrid deja muchas incógnitas y da pocas garantías a los gatos que estén por encima del cupo establecido por los técnicos o enfermos. Y todo esto, gobernando el PP en la comunidad, con un anteproyecto de ley de un supuesto Sacrificio Cero, que tuvo que ser retirado por la reacción ante el gran número de excepciones que se recogían en él y que sí permitían sacrificar a los animales. ¿Se puede estar más indefenso?

De la concejala Malvar y los 30.000 euros del Método CES

Tras enterarnos de que en el turno de preguntas habían sido registradas varias concernientes al comienzo del método CES (Captura, Esterilización y Suelta), asistimos al Pleno  del día 18 de febrero aún teniendo la certeza de que, en este momento, antes del fin del plazo para alegaciones después de la publicación de los presupuestos en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y sin ninguna medida de presión, la respuesta por parte de la concejala de Salud, Jussara Malvar, iba a ser vaga e insatisfactoria.

Como se puede comprobar en el vídeo del pleno (a partir de la hora 2, minuto 18.40) a la pregunta sobre quién va a llevar la gestión del CES Sanse, su respuesta fue que, aunque la alimentación estará a cargo de los voluntarios, las esterilizaciones serán llevadas a cabo por una empresa elegida mediante concurso.

¿Cuándo un proyecto que tenía como valores principales la colaboración directa del Ayuntamiento con los vecinos, la implicación de las clínicas veterinarias de la localidad y el bienestar de los gatos como requisito indispensable en su realización pasó a ser un servicio adjudicado a una empresa?

¿En qué momento, desde la intervención del concejal Rubén Holguera defendiendo la remunicipalización de los servicios, se cambió de opinión  a otra partidaria de la externalización? En el proyecto original y aprobado en la moción de octubre no es necesaria la contratación de personal para el CES, que sería la única razón que consideraríamos válida para que no dependiera directamente del Ayuntamiento.

Queremos pensar que estos cambios se deben a un intento de evitar polémica, debida directamente al comunicado por redes y prensa del Consejo Ciudadano de Podemos Sanse, que ya ha sido contestado y desmontado (*) y que demuestra la despreocupación que sienten quienes controlan el mencionado órgano por la situación de los animales, al formular acusaciones sin pruebas y, al parecer, sin tomarse la molestia de leer el proyecto. Es decepcionante ver cómo el partido que parecía dispuesto a defender los derechos de los animales les deja caer, como daños colaterales de sus luchas internas.

Queremos pensar también que no se han parado a considerar las consecuencias que traería que una empresa se encargase de la gestión felina. Como gobierno  formado por partidos que llevaban la defensa de lo público en sus programas creo que estarán de acuerdo con nosotros.

Las empresas que se presenten a concurso buscarán el mayor beneficio posible y al, mismo tiempo, presentar la mejor oferta para ganar el concurso, cosa imposible sin detrimento del servicio. Igual que considerarán inmoral el mercadeo en medicina humana, esperamos que pase lo mismo con la atención veterinaria. Una guerra de precios en anestesias y cirugías pondrán en peligro a los animales que queremos salvar. Y, como ya hemos comprobado en los casos que se ha privatizado la sanidad, se escogerán los casos que dejen mayor beneficio, es decir, animales aparentemente sanos que no necesiten tratamientos adicionales. Cualquier indicio de que la recogida de un animal no va a reportar el beneficio esperado puede conllevar una de estas dos consecuencias: una, la no recogida; la otra, el sacrificio disfrazado de eutanasia compasiva. En ese caso, la única opción sería la intervención particular, volviendo otra vez a la situación para la que el CES era la solución.

Esperamos que, después de la exposición de nuestros motivos para rechazar la adjudicación a una empresa vuelvan a trabajar para la ejecución del plan original y dediquen los 30.000 euros íntegros** a dar todas las garantías de seguridad en las intervenciones, incluida una bolsa para los casos en que además de la castración y la terapia preventiva se necesite alguna actuación más. Esperamos también, como todos los vecinos de San Sebastián de los Reyes, que el desempeño del gobierno estos cuatro años siga en la línea de cumplir con los compromisos (el cómo hacerlo en los casos en que los tres partidos tenían distintas propuestas en su programa es algo con lo que deberán “lidiar”) y no la de cambiarlos en vez de defenderlos, más si cabe si es un proyecto completamente limpio, destinado a los más débiles y a las personas que les defienden.

Nota

El Pleno del Ayuntamiento del 15 de octubre de 2015 aprobó una Declaración institucional para la puesta en marcha del Método CES en San Sebastián de los Reyes.

Julián Serrano denunciará por calumnias al secretario general de Podemos en Sanse

** En los Presupuestos de 2016 -informa Sí se Puede- hay asignada una partida de 30.000 euros para el Método CES. (Véase vídeo del pleno, a partir de la hora 2, minuto 19.50)

Compañeros de viaje

Parte de los problemas que afectan a los animales provienen de que todavía son considerados bienes muebles, cuando su estatus real, en las ciudades, ha pasado a ser, en los últimos años, mucho más relevante. Han pasado a ser compañeros, amigos, cuidadores, asistentes, terapeutas y, en algunos casos, un apoyo emocional mayor que la propia pareja o los hijos. Son individuos de otra especie que, paradójicamente, humanizan nuestras ciudades y, en muchos casos, propician las relaciones entre nosotros. Leer más