Confluencias (I)

No hace falta tener muchas luces para saber por qué la izquierda no gobierna, todavía, en el Estado o la Comunidad de Madrid. Egos personales, estrategias partidistas mal entendidas, no querer escuchar el grito de la ciudadanía, incluso las deudas de algunas formaciones con entidades bancarias que suponen un auténtico lastre. Pero en este artículo quiero centrarme en el proceso que ha llevado a la (no) conformación de una candidatura unitaria en nuestro municipio, San Sebastián de los Reyes.

El proceso de confluencia comenzó a finales del otoño de 2014, dando los pasos iniciales de lo que hoy es, o quiso llegar a ser, Ganemos Sanse. Un camino iniciado por Izquierda Unida, quiero pensar que con ánimo de construir, aunque a la vista de los hechos acontecidos posteriormente parece más que los cuadros de dicho partido estaban jugando su última baza ante el miedo de perder el único concejal que tenían por la irrupción de nuevos partidos. A dicho proceso se sumaron inicialmente todas las fuerzas progresistas con más o menos entusiasmo, pero expectantes por ver si se podía hacer realidad el sueño de construir una herramienta con la que poder desalojar del gobierno de Sanse al Partido Popular. Sin embargo, esa unidad pronto se resquebrajaría. Izquierda Independiente, en lugar de comandar esta iniciativa, como fuerza progresista con más votos, decide consultar a sus bases -loable iniciativa- utilizando para ello argumentos, cuanto menos, torticeros:

  • “Dudas sobre la aceptación del proyecto de “Ganemos” por parte de la ciudadanía”, “Ausencia de referentes mayores”, “Ausencia de nombre”: teniendo en cuenta el resultado de los proyectos de Ganemos en Madrid y Barcelona, creo que no hay nada más que decir acerca de la capacidad de proyección de la marca, pero claro está, a toro pasado es más fácil hablar, así que sigamos repasando argumentos.
  • Líneas rojas: Aval ciudadano, inclusión de todas las marcas, transversalidad del electorado, libre concurrencia y libertad de agenda. Estas fueron las condiciones que impuso Izquierda Independiente para seguir formando parte de Ganemos Sanse, pero planteadas como un conjunto inamovible, en lugar de dar pie a un debate moderado y sereno donde poder buscar el (necesario) encaje de la formación.
  • “Indefinición de la forma jurídica” y “Desaparición de alternativas del mapa electoral local”: finalmente la forma jurídica elegida por Ganemos Sanse fue la de coalición de partidos, lo que desmonta completamente estos argumentos pues I.I. hubiese mantenido su estructura. Suena más a miedo y falta de ambición que a otra cosa.
  • “Apariencia de sopa de siglas”: fueron muchas las personas que no pertenecían a ningún partido que apoyaron esta iniciativa. Obviamente es difícil poner de acuerdo a todo el mundo, pero en Ganemos había representación de la Asamblea Ciudadana, AMPAs, Sindicatos, Mareas, PAH, Animalistas y ONGs, por citar algunos de los colectivos que apoyaron el proceso, lo cual creo que constituye un aval más que suficiente para ese proyecto.

Podemos, con su marca local “Sí se puede”, parece que tenía claro que no quería remar en la misma dirección que ciertas personas. Las rencillas del 99 seguían vigentes para algunos de sus dirigentes, un lastre que les impedía, y les impedirá, avanzar en una candidatura unitaria. Una pena, pues si aspiraban a convertirse en el referente de la izquierda en Sanse, se han quedado con sólo 2 concejales y en la oposición.

Pero no toda la “culpa” puede recaer en los citados actores. Sin duda, Ganemos Sanse, y quienes lo conforman, debieran hacer autocrítica ya que algunos de los egos que lo integran, me consta, se han dedicado más a poner palos en las ruedas que a trabajar en pos de dicha candidatura que, no olvidemos, es ante todo una reclamación de la ciudadanía progresista, hart@s de ver cómo una y otra vez la derecha o el PSOE (que en ocasiones se parecen bastante) nos hurtan la oportunidad de tener un gobierno en nuestra ciudad que anteponga los intereses de las personas que en ella viven a los de sus amigotes.

Que luego Ganemos Sanse haya salido rana, es otra historia…

El tuerto

1 comentario
  1. Rapapolvo
    Rapapolvo Dice:

    Bastante opaco el juego de iu sanse junto con gente del PSOE en la lista, y gente que busca beneficio propio. Tanto es así que su personal de confianza fue elegido en un concurso amañado. Lamentable intento de sobrevivir en el panorama político del pueblo. Pero la gente no es tonta y aquí una que no volverá a depositar un voto a su favor.

Los comentarios están desactivados.