img_3783

De Caciques y temas incómodos

Definición de CACIQUE, según la R.A.E.:

2. m. y f. Persona que en una colectividad o grupo ejerce un poder abusivo.

Definición de ABUSIVO, según la R.A.E.:

1. adj. Que se introduce o practica por abuso.

2. adj. Que abusa, abusón. U. t. c. s.

Definición de ABUSAR, según la R.A.E.:

1. m. Acción y efecto de abusar. abuso de autoridad

                       1. m. abuso que comete un superior que se excede en el ejercicio de sus atribuciones.

NOTA aclaratoria: Lo de “un superior” se refiere a la posición que ocupa alguien en un escalafón, por ejemplo, laboral. Para mí, resulta EVIDENTE que NADIE debería denominarse “superior”, muchísimo menos cuando su puesto en una organización política y/o estructura socio-política es lo que le convierte en ABUSÓN.

 

Se entiende que tener claros ciertos conceptos resulta básico para llegar a ciertas conclusiones:

– Aunque no sea una excepción, en San Sebastián de los Reyes llevamos años soportando cómo los caciques se presentan en listas electorales con el único objetivo de seguir ejerciendo su poder y, por tanto, sus abusos de poder.

– Dado que su principal prioridad nunca fue la de mejorar la vida de sus vecinos y vecinas, una de las herramientas utilizadas para conseguir sus propósitos es la de ASOCIARSE con otros CACIQUES y, de esta manera, asegurarse el silencio y la pasividad del resto de personas que dicen ocupar sus sillones y cobrar sus nóminas como REPRESENTANTES.

– Y es por todo lo anterior por lo que en pleno siglo XXI, cuando los movimientos en defensa de los animales siguen creciendo sin parar y una inmensa mayoría de conciencias ya tiene claro que la tauromaquia (maltrato, tortura, agonía y asesinato de toros como espectáculo) debe ser ABOLIDA de inmediato y, por ende, DEJAR DE FINANCIARSE de ninguna manera con dinero público, EL DINERO DE TODAS y TODOS; es por ello que el alcalde de un partido que se autodefine como “progresista” practica la involución con sus decisiones.

Pero resulta que partidos que se dicen de izquierdas, candidatos a alcaldes que aseguraron a la gente que las fiestas patronales no iban a seguir dando cobertura a esa barbaridad (el dolor ajeno como espectáculo), no sólo olvidaron aquello por lo que se supone alguien les votó, sino que enseguida empezaron a actuar siguiendo directrices que apuntaban a lo contrario. Y aquí estamos, pagando a la legión para que desfile por el municipio, asesinando animales, sacando imágenes religiosas a los balcones institucionales (los de todos y todas), para sustituir consignas o lemas contra las violencias machistas y priorizando lo arcaico sobre lo importante, diga usted que sí.

 – Es por todo esto por lo que el mismo partido que presume de ser la única alternativa real al mandato de la derecha, se asocia con la derecha del 155 para alternarse alcaldías y procura mencionar lo menos posible que en este país se sigue asesinando mujeres como si nada y que durante las fiestas de este municipio se sigue acosando y violando a mujeres mientras negamos la mayor.

Y tal y como ocurrió durante todo el período de dictadura y pos-dictadura (¡¡esto no terminará jamás, qué largo se está haciendo!!), LO INCÓMODO ha vuelto a CENSURARSE. Y en ese saco profundo de lo incómodo está aquello que nos enfrenta A LA REALIDAD (es mejor no pensar en ello) y/o pone en evidencia LA ABSOLUTA INCOMPETENCIA de quienes tienen la obligación de trabajar para cambiar las cosas, para hacer nuestra vida cotidiana mejor. Así que en estos tiempos resulta casi indiferente con qué ideología política teórica se relacione un partido; las personas que llegan a ejercer el poder (también en lo local), HUYEN PERMANENTEMENTE DE LO INCÓMODO. Si me ponéis ante el dilema, si exigís que tome una decisión, me limito A IGNORAR la cuestión en sí y a esperar que el tiempo vaya pasando – hoy con una excusa, mañana con otra – hasta que os hayáis aburrido, hasta que os hayáis olvidado, hasta que lo asumáis, os conforméis y DEJÉIS DE HABLAR DE ELLO.

Pero, ¿qué ocurre cuando el resultado de la pasividad o la mala gestión no es el esperado, eh? ¿Qué sucede si parte de la sociedad sigue empecinada en reclamar lo que es justo, día tras día, año tras año, y se niega a participar en la involución que vivimos la mayoría, eh? Si ese grupo de vecinos y vecinas continúa organizándose para mantener el espíritu crítico y no bajar la cabeza ante los caciques y sus prácticas de lo impuesto, se convierte en INCÓMODO y, cuanto más visible se mantenga, MÁS INCÓMODO.

Y es así como hemos llegado a estas últimas fiestas de Sanse, para la que el consistorio ha puesto en marcha, con el dinero asignado por el estado para el Pacto Contra la Violencia de Género, una campaña específica con la que aseguran estar dispuestos a organizar (“una vez más”, si serán cínicos) unas fiestas en igualdad. Y, como muestra de la apuesta estrella de estos señoros en relación a dicha igualdad, bautizan una caseta como “La caseta de buenas prácticas” (roza lo patético, en mi opinión). Pero la realidad nos demuestra que ni se han molestado en considerar la necesidad de implantar medidas que ayuden y protejan a las mujeres en estos casos tan específicos, su participación en fiestas; la realidad demuestra el vacío más absoluto de contenidos reales y efectivos de sensibilización (si nos descuidamos, plantan un cartel que diga “Venga, chaval, no seas malote”) y, precisamente porque quieren que pienses que están haciendo todo lo posible, se dedican a poner impedimentos al colectivo local que más ha luchado contra el machismo en los últimos años. Al que ha estado reclamando cada día que las instituciones tomen cartas en el asunto.

Y desde aquí me gustaría “invitar” a todas esas personas que se las dan de representarnos desde el gobierno municipal, esas que asisten a los plenos, cobran y se marchan, para que exijan al equipo de gobierno que explique cómo consiguen que las denuncias por intentos de violación – durante o fuera de fiestas -, cómo las violaciones mismas, son escondidas y silenciadas. Que pregunten quienes prometieron defender la ley y al día siguiente contaban ya con su sueldo de funcionarios privilegiados; que pregunten cómo se consigue ocultar, año tras año, la violencia sexual en Sanse y, de paso, que les pidan por favor, en nombre de la honestidad que no practican, que no tengan la poca vergüenza de declarar en los medios que “eso” es lo que ocurre en otros municipios.

5 de septiembre de 2019

#YoSoyLadyBird

1 comentario
  1. Tino Santos
    Tino Santos Dice:

    Subscribo de “pe” a “pa” todo lo que se dice en este artículo. Poco puede esperar la gente de estos personajillos camastro es que nos “gobiernan”. Eso sí, añado que pueden hacer lo que hacen porque no hay suficiente ciudadanía consciente y digna. Demasiados súbditos de sus intereses y de los de los amos del cordero.

Los comentarios están desactivados.