vinilo-dia-de-la-madre-reposicionable

DÍA DEL TRABAJADOR vs DÍA DE LA MADRE

 

images (1)

“Jamás en la vida encontraréis ternura mejor y más desinteresada que la de vuestra madre”

Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

 

“No puedo parar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar”

Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera de origen albanés naturalizada india

 

 

Este año  coinciden.  ¿Una paradoja? El día del “no trabajo” -eso es en la actualidad-, y el día de quien -teóricamente- más trabaja: la madre. El día de la mujer trabajadora ya se celebró en marzo. Pero hay un “plus” en su dignidad de mujer y en su trabajo: ¡la maternidad!

 

             Digan lo que digan los Sindicatos, el 1 de mayo es fiesta. No se trabaja. El hecho de que este año sea domingo, no es más que otra coincidencia.  Pero, precisamente porque es primer domingo de mayo, es también el día de la madre.

 

              El 1 de mayo, siempre ha sido una jornada reivindicativa. No se trabaja, porque es un día para pensar, pedir y exigir derechos o criticar a los gobiernos y empresas por no respetarlos. Un grupo de trabajadores norteamericanos, eligió el 1 de mayo de 1886, como jornada reivindicativa. Es histórico. Eran tiempos con jornadas de 10 y 12 horas diarias. Querían una jornada laboral de 8 horas. Cuando la policía intentó detener las manifestaciones, en Chicago, se produjeron varios muertos entre los obreros.  El hecho dio lugar para extender la protesta y fijar la fecha, en honor de los mártires de Chicago. Después de la Primera Guerra mundial se aceptó la jornada de 8 horas, de forma universal. Curiosamente sin embargo, EEUU celebra el Labour Day, el primer lunes de septiembre.

                 Lo que falta hoy es trabajo. Hay que crear las condiciones -sociopoliticas- para que se pueda crear. La incertidumbre política  y la irresponsabilidad de los supuestos líderes no ayuda. Coincido con José María Rey en que hay que “pedir a los partidos políticos que sitúen la lucha contra el desempleo, la pobreza y la desigualdad entre sus prioridades”.

 

                 El Día de la Madre o Día de las Madres, también ha sido reivindicativo.  Se celebra en todo el mundo, aunque cada país lo celebra en diferentes fechas. El día del reconocimiento,  amistad de la Madre Mother’s Friendship Day y las reuniones Mother’s Day Meetings de las madres para intercambiar temas de actualidad, se remontan  a 1868. En España, desde 1965  la fiesta y homenaje a la MADRE se trasladó al primer domingo de mayo. Y este año, es el día 1 de mayo. Puede y debe ser un día de reconocimiento a las Madres, como un bien social, del que todos venimos y nos beneficiamos. El que sea un día utilizado por el comercio, no quita lo festivo y familiar. Además de un día de cariño y homenaje, debe ser un día reivindicativo.

 

                Defender su trabajo, primero. En el hogar o donde sea. Si es en el hogar, que  ese trabajo se reconozca y sea retribuido. Quien ha sostenido la economía mundial y sigue sosteniendo a la familia, base de la sociedad, tiene que ser reconocida. Lo que no se paga, no es valorado. Nunca lo ha sido. Hay que dignificar ese trabajo y dotarlas de derechos laborales, asistenciales. Incluida pensión de jubilación. A los sindicatos no les ha importado el trabajo de la mujer en el hogar, porque en su mayoría están compuestos y manipulados por varones. Si se quiere, se puede y se deben buscar fórmulas para ese reconocimiento. En muchos casos, solo  necesitarían una mayor flexibilidad laboral, para poder trabajar fuera de casa, o por lo menos horarios más flexibles para conciliar.

 

                En segundo lugar, su derecho a ser madres. Es decir, que la mujer puede optar a la maternidad siempre que lo desee. Tiene todo “el derecho” a ser madre, trabaje en el hogar o fuera de casa.  Ser madre, siempre será el mejor trabajo del mundo, y sin duda el más difícil. Hay un vídeo, que nació para el día de la Madre de 2014 que lo dice todo; “Ser madre es un plus”. Muestra a una mujer de unos cuarenta años que tiene que justificar en una entrevista de trabajo a qué ha dedicado los años que pasó alejada del mundo laboral para criar a sus hijos.

 

Fuente: blog: Esperando la luz (José Manuel Belmonte)

 

“Nadie puede llegar a la cima armado sólo de talento. Dios da el talento; el trabajo   transforma el talento en genio”

Anna Pavlova (1881-1931) Bailarina rusa. La más célebre de su época.

 

 

“El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre”

Napoleón I (1769-1821) Napoleón Bonaparte. Emperador francés

Noticias relacionadas

1 comentario

Los comentarios están desactivados.