viernes

Día sin Compras, la alternativa al Viernes Negro cumple 24 años

El 25 de noviembre es el Día sin Compras, una jornada -de huelga simbólica de consumo- que se celebra desde hace ya 24 años y con la que numerosas organizaciones no gubernamentales de todo el mundo cuestionan el actual modelo de producción y consumo y denuncian un sistema que ni hace felices a las personas ni está destinado a satisfacer sus necesidades. [Crédito imagen].

Ecologistas en Acción ha lanzado una campaña para visibilizar los impactos del consumismo irresponsable del Viernes Negro (Black Friday) y para proponer como alternativa un consumo transformador. Y es que, según esta oenegé ecologista, el bienestar no cabe en una bolsa de centro comercial.

Para visibilizar los impactos sociales y medioambientales de un modelo de sociedad basado en el consumo, el 25 de noviembre se celebrará en Madrid el acto central de la campaña: un acto público en el que, de manera provocativa y teatral, se mostrará a varias personas aplastadas por el peso de cientos de bolsas de la compra.

En la acción, también se interpelará a las y los viandantes y se atenderá a los medios de comunicación. La cita es a las 11.00 de la mañana en la Plaza de Callao. Con esta acción, realizada en un centro neurálgico del consumo, Ecologistas en Acción pretende alertar al público sobre la tiranía que supone el modelo de consumo actual basado en la obsolescencia y el endeudamiento.

La campaña, que busca que las personas consumidoras se planteen hasta qué punto necesitan y desean todo aquello que compran, también se ha lanzado en las redes sociales. Además, se complementa con otras citas en Madrid y Zaragoza a lo largo de esta semana.

La huelga simbólica de compradoras y compradores se celebra cada año desde hace más de dos décadas, coincidiendo con una de las jornadas más consumistas en Estados Unidos, el llamado Black Friday, que es el día posterior al Día de Acción de Gracias, en el que se lanzan ofertas para incentivar las compras y disparar la campaña navideña.

De manera creciente en los últimos años, las cadenas comerciales españolas se apuntan a las promociones especiales. Según Ecologistas, “les ayuda el mensaje oficial, según el cual la recuperación de la crisis económica llegará a través de la incentivación del consumo”. Para esta oenegé, “este modelo de crecer y comprar está lejos de solucionar la crisis e ignora, además, los límites del planeta”.

El Día sin Compras -explica Ecologistas- critica “un modelo de producción y consumo a la medida de las grandes empresas y de sus objetivos de maximización de beneficios, un modelo en el que la mayor parte de los productos se fabrican en lugares cuyas personas no podrán disfrutar de ellos, y que trabajan en condiciones de semiesclavitud. Miles de kilómetros de injusticia social con grandes impactos ambientales llegan en forma de oferta en el Viernes Negro”.

Frente a este esquema, Ecologistas en Acción propugna un cambio de sistema que no explote al planeta: “el consumo transformador y responsable, la sostenibilidad socioambiental, el reparto equitativo de la riqueza, la solidaridad y las relaciones comunitarias de cercanía son principios que deberían marcar la salida de la crisis”.