Ejercicio de agudeza visual

Ejercicio de agudeza visual

Podemos Madrid avala en San Sebastián de los Reyes a un candidato que incumple su código ético. Esloquehay ya lo denunció el pasado 12 de noviembre: el Consejo de Coordinación de Podemos Comunidad de Madrid -explicábamos- ha avalado a Iván Cardador como precandidato a cabeza de lista de la formación morada en San Sebastián de los Reyes. Cardador, que lleva más de dos años y medio sin convocar una sola asamblea del partido por el que fue elegido (Sí Se Puede), solicitó al Círculo de Podemos SanSe su aval para poder concurrir a las primarias de Podemos en condición de precandidato. El Círculo de Podemos SanSe rechazó su candidatura (31 votos en contra sobre un total de 45), Cardador acudió entonces a Podemos Madrid y el Consejo de Coordinación autonómico decidió darle el aval.

Esloquehay, que repasó los hechos en esta crónica (no te la pierdas), se dirigió a Podemos Madrid para saber por qué había avalado esa instancia autonómica a un candidato que había sido rechazado por el Círculo de Podemos SanSe y que, sobre todo, había incumplido el código ético del partido por el que había sido elegido (Sí Se Puede SanSe). Y Podemos Comunidad de Madrid, concretamente la Secretaría de Comunicación, nos dijo exactamente lo siguiente: “efectivamente, el Consejo de Coordinación de Podemos Comunidad de Madrid le ha concedido el aval porque es una persona inscrita en Podemos que cumple el protocolo de incompatibilidades establecido por el partido. No obstante, un aval no es un apoyo ni un respaldo, es una formalidad, deben ser los y las inscritas de ese municipio quienes decidan el nombre de la candidata o el candidato”.

Ahora, imagine el lector a un empresario que tiene una carnicería y contrata a un dependiente para que despache en su tienda a los clientes. Imagine el lector que el propietario de la tienda se percata un buen día de que el dependiente al que ha contratado está metiendo la mano en la caja y le está estafando. Imagine el lector que el empresario en cuestión decide despedir a su empleado por ese motivo concreto, porque el dependiente ha traicionado su confianza y le ha estafado. Pues bien, imagine el lector ahora que el empresario de al lado, el de la frutería, quiere ampliar el negocio y pone un anuncio en la prensa: se busca dependiente. Y, por fin, imagine el lector que al día siguiente de publicado el anuncio se le presenta en la frutería el dependiente al que acaba de despedir el carnicero. ¿De verdad alguien cree que el frutero contrataría a ese candidato al puesto?

Pues bien, eso es lo que ha hecho Podemos Madrid
Podemos Madrid ha avalado a un candidato que ha sido “despedido” de otro partido -Sí Se Puede- por incumplimiento de su código ético. Y lo ha avalado desde el pleno conocimiento de causa. Lo ha avalado a sabiendas de que ese candidato había sido expulsado y a sabiendas de los motivos por los que había sido expulsado de ese partido (Podemos SanSe envió un informe a Madrid detallando todo el currículo de Iván Cardador). En fin, que Podemos Madrid ha avalado a este sujeto sabedor de todo su historial y que lo ha avalado, además, ninguneando la decisión del Círculo local, que había negado su aval a ese candidato. Y, ahora, el ejercicio de agudeza visual: vamos a repasar el código ético de Sí Se Puede y, después, haremos lo propio con el código ético de Podemos. Para que el lector decida si ambos documentos son o no similares; son o no equiparables.

Y para que el lector decida si Podemos Madrid debía o no abrirle la puerta de las primarias al señor Cardador.

Código ético de Sí Se Puede SanSe (destacamos los principios de este código que habría violado Cardador)

II. “promover la participación directa e igual de toda la ciudadanía en los espacios de adopción de decisiones” (Cardador ha estado dos años y medio sin convocar una sola asamblea de su partido)

VI. “debatir con honestidad todas las opiniones y respetar a todas las personas con independencia de cuáles sean sus pareceres, fomentando el diálogo y la búsqueda de consenso” (evidentemente, no parece que el atrincheramiento de Cardador en su concejalía -es concejal por Sí Se Puede- sea una buena manera de fomentar el diálogo y la búsqueda de consenso; sobre el talante democrático y participativo de este concejal léase lo siguiente).

XVI. “la posibilidad de ser sometidos a un revocatorio ante una mala actuación en el desempeño de sus labores representativas y asumir el resultado del referéndum o consulta al efecto realizada y, en caso de que el resultado lo exija, dimitir o renunciar al cargo o puesto de trabajo”. (Es la clave: Cardador no ha convocado asamblea durante más de dos años y medio porque seguramente es consciente de que perdería esa asamblea. De hecho, ya entonces -marzo del 16- hasta 41 destacados miembros de esa Candidatura de Unidad Popular exigieron, en una carta abierta, la dimisión de este concejal).

Durante dos años y medio, Iván Cardador, concejal de Sí Se Puede en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, no ha convocado asamblea alguna (es decir, que se ha olvidado de los “espacios de adopción de decisiones”); así, no ha “fomentando el diálogo y la búsqueda de consenso” y no se ha sometido a revocatorio alguno. Tras la larga ausencia, finalmente, la Asamblea de Sí Se Puede expulsó en julio de 2017 a Iván Cardador del partido (esa Asamblea, invisibilizada por Cardador, ha estado funcionando durante esos dos años y medio convocada por el otro concejal de Sí Se Puede, Julián Serrano).

Pues bien, a pesar de ese currículo, Cardador ha obtenido el aval del Consejo de Coordinación de Podemos Comunidad de Madrid, lo cual le ha permitido presentar su candidatura a encabezar la lista de Podemos SanSe en las próximas elecciones locales.

La pregunta es: a la luz de todo lo sucedido, y la luz de lo que dice el Código Ético de Podemos (abajo lo extractamos): ¿cree el lector que el concejal Cardador habría violado el Código Ético de Podemos? ¿Sí o no?

Ejercicio de agudeza visual. Esto dice el Código Ético de Podemos
II. Promover la participación directa y en igualdad de condiciones de toda la ciudadanía en los espacios de adopción de decisiones y en los ámbitos de ejecución de las políticas públicas.

[¿Convocar asambleas es una manera de promover la participación directa? ¿No convocarlas es una manera de evitar la participación directa? Juzgue el lector].

VI. Debatir con honestidad y respetar todas las opiniones, un objetivo para el cual se intentará siempre fomentar el diálogo y la búsqueda de consensos. (…) Se considerará como infracción grave dificultar por la fuerza o bajo coacción el normal desarrollo del orden del día en asambleas”

[Sobre el particular léase lo sucedido el pasado 23 de febrero].

XI j). La obligación de los cargos de Podemos de escuchar a todas las partes implicadas en un asunto.

[Léase Cardador no quiere asambleas… y punto, información que data de marzo de 2016].

XI k). El compromiso de responder tanto política como organizativamente, en el ejercicio de su responsabilidad, ante los órganos acordados conjuntamente por Podemos y las diferentes estructuras de otros partidos u organizaciones de cualquier ámbito territorial, tanto político cómo institucional.

XI l). El compromiso, por parte de los cargos públicos designados por Podemos, de democratizar el ejercicio de sus funciones.

XI m). El deber de impulsar, por parte de las personas titulares de cargos públicos, la participación del personal en el desempeño de su misión, su empoderamiento y la mejora de la organización pública a su cargo.

XI n). La obligación de velar para que en las áreas de trabajo que estén bajo su responsabilidad se cree un clima y una cultura administrativa de transparencia, rendición de cuentas y puertas abiertas a la ciudadanía. Para ello, se rechazarán comportamientos autoritarios y no democráticos.

XV. Proteger el cumplimiento del Código Ético de Podemos. El incumplimiento de los principios rectores recogidos en el Código Ético aprobado será considerado como infracción muy grave.

Ejercicio de agudeza visual. La pregunta es: ¿cree el lector que es sensato, inteligente, normal, correcto, justo, éticamente sostenible… contratar al que fuera dependiente de la carnicería?

Nota
Las elecciones primarias de Podemos SanSe, a las que finalmente ha podido concurrir el todavía concejal de Sí Se Puede SanSe Iván Cardador, las ha ganado la candidata Marián González. Tras ella, ha quedado Iván Cardador, que se coloca así en el puesto número 2 de la lista que presuntamente presentará Podemos SanSe a las elecciones municipales del próximo mes de mayo.

El proceso electoral de primarias que se ha llevado a cabo en este municipio también ha tenido lugar en otros ocho municipios de la Comunidad de Madrid. Todas las votaciones -las realizadas en los nueve municipios– han sido telemáticas, y han estado sujetas al mismo calendario: 20-25 de noviembre (todas, menos la de San Sebastián de los Reyes). Además, todas publicaron sus resultados el día 27 (todas, menos la de San Sebastián de los Reyes).

El día 28 de noviembre, un día después de publicados todos los resultados (todos, menos los de este municipio), Podemos San Sebastián de los Reyes difunde desde su perfil de twitter un mensaje de la Secretaría de Organización Estatal de Podemos.

El mensaje de Podemos Estatal señala que, “debido a los indicios de posibles irregularidades detectadas”, ese organismo -la Secretaría de Organización Estatal de Podemos- ha decidido iniciar “una auditoría que arroje luz y permita, una vez aclarado cualquier problema, proceder al recuento de los resultados”. El alto organismo de la formación morada concluye su escueto comunicado así: “a lo largo de los próximos días se constituirá un equipo que investigará dichos indicios para, a la mayor brevedad, seguir con el proceso”. Eso sucede el 28 de noviembre.

Los resultados son publicados veinte días después, el 18 de diciembre
Esloquehay repasa todos esos acontecimientos en ¿Pucherazo (telemático) en Podemos SanSe?. Catorce días después de publicados esos resultados (o sea, hoy), Podemos Estatal todavía no ha explicado qué irregularidades han sido detectadas; tampoco ha explicado si han sido identificados los autores de las irregularidades; y no ha detallado qué soluciones ha aplicado la Secretaría de Organización Estatal de Podemos para resolver ese problema: ¿ha anulado votos?; y, si los ha anulado, ¿por qué?, ¿con qué criterio?, ¿cuántos?, ¿a qué candidato beneficiaban?

En los mentideros políticos locales, son muchos los que señalan al entorno de Cardador como presunto responsable de las irregularidades. Sea como fuere, el silencio de Podemos Madrid, persistente durante más de un mes (hace ya más de treinta días que la formación morada reveló que había detectado las irregularidades) no ayuda a disipar las dudas.

Resumen
Podemos Madrid permite que participe en el proceso un candidato cuyo currículo no encaja ni con fórceps en el marco ético de la formación morada, un candidato que ganó unas primarias telemáticas en 2015 (las de Sí Se Puede) que ya entonces estuvieron rodeadas de dudas y sospechas sobre su limpieza; a continuación, Podemos Madrid no publica los resultados (congela la publicación de los mismos durante 20 días tras haber detectado ciertas irregularidades); y, por fin, cuando publica los resultados, no explica absolutamente nada sobre las irregularidades reconocidas y detectadas.

Ejercicio de agudeza visual
La pregunta es: ¿de verdad que lo más sensato, lo más inteligente y, sobre todo, lo éticamente sostenible… era contratar al que fuera dependiente de la carnicería?

Noticias relacionadas

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] de su actividad como concejal a su propio partido, Sí Se Puede (un partido hermano de Podemos y cuyo código ético es prácticamente idéntico al de la formación morada, por lo que son muchos los integrantes del Círculo que siguen pensando que Cardador nunca debió […]

Los comentarios están desactivados.