colegio-bilingue

El bilingüismo no es la solución

Los datos de solicitudes en el proceso de admisión de centros públicos demuestran que los centros que han optado por el bilingüismo para el próximo curso escolar no obtienen más matrículas.

El 20 de Febrero el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicaba la resolución por la que 11 colegios de la Comunidad se integraban en el programa del bilingüismo inglés-español para el curso 2018-19. De ellos 8 pertenecían a la zona Norte y 4 a San Sebastián de los Reyes. Estos cuatro colegios públicos de Sanse, el Antonio Buero Vallejo, Francisco Carrillo, Silvio Abad y Fuente Santa, son los que han tenido problemas de matrícula en los últimos años, por lo que desde algunos ámbitos se interpretaba la decisión de sus directivas como una huida hacia adelante para intentar salvar sus centros, aunque el programa no fuera beneficioso para sus alumnos.

Sin embargo los datos de solicitudes de matriculación en estos cuatro colegios publicados en el día de ayer en los tablones informativos de los mismos contrastan con la intención de sus directivas y del Director del Área Territorial Madrid Norte de la Consejería de Educación, José Carlos Fernández Borreguero, quien parece estar detrás de tan alto porcentaje de centros solicitantes en su zona. El periodo de solicitud finalizó el pasado jueves 19 de Abril, y el colegio que más solicitudes obtuvo en primera instancia fue el Buero Vallejo, que con 21 peticiones no llega a cubrir ni la mitad de las vacantes ofertadas (50) en 1º de Infantil. En el primer curso de Primaria, a partir del cual comienza el programa de “educación bilingüe”, no han obtenido ninguna solicitud.

Es llamativo que durante los últimos años a este centro sólo se le haya autorizado en primera instancia un único aula en 1º de Educación Infantil y en el presente curso ofrece 50 vacantes (2 aulas). Desde algunos sectores indican que parece parte de la estrategia del Director de Área de favorecer a toda costa la implantación del bilingüismo, una maniobra que le ha llevado incluso a admitir en el programa al Colegio Alejandro Rubio de Guadalix de la Sierra cuando no cumplía los requisitos para ello. La Consejería de Educación tuvo que dar marcha atrás pues tanto el Consejo Escolar como el claustro de profesores votaron en contra de establecer esta modalidad educativa.

No le han ido mejor las cosas a los otros 3 colegios. 19 familias han presentado la instancia en el Silvio Abad para 1º de Infantil, y sólo 1 para el mismo curso de Primaria. En el Francisco Carrillo se han recibido 16 y 3 solicitudes respectivamente, mientras que el Fuente Santa sólo ha tenido 14 peticiones en 1º de Infantil y ninguna en 1º de Primaria. Es decir, ninguno de ellos llega a cubrir la ratio necesaria para llenar un aula de Infantil. Otros centros que llevan ya varios años con el programa implantado, como el Antonio Machado o el Valvanera, obtienen más de 50 solicitudes cada uno, número que se eleva a 115 en el caso del Colegio Tempranales.

Por contra, los colegios de la localidad que aún resisten el tirón del bilingüismo obtienen unos datos mucho más halagüeños que los recién incorporados al programa. El que menos solicitudes ha tenido es el León Felipe, centro solicitado por 26 familias para 1º de Infantil. El Tierno Galván, colegio de línea 1 (es decir, que sólo tiene un aula por curso) ha tenido 28 solicitudes en 1º de Infantil y 5 en 1º de Primaria. En el Príncipe Felipe son 44 y 3 respectivamente, mientras que el centro que más peticiones ha tramitado es el San Sebastián, con 49 en Infantil y 1 en Primaria.

Algunas de las solicitudes de admisión en 1º de Primaria de estos centros provienen de familias que quieren sacar a sus hijos e hijas de los nuevos colegios bilingües. Numerosos informes revelan que el programa estrella del gobierno de Esperanza Aguirre para la Educación no ha tenido los efectos deseados, sino que contribuye a la selección y segregación de niños, familias y profesores, y no aporta nada en absoluto al desarrollo del pensamiento científico ni creativo.