apadis carrera

El Gobierno de Sanse rompe el diálogo, niega ayudas y exige 375.000€ a APADIS.

El Gobierno de San Sebastián de los Reyes, exige a la Asociación APADIS el pago de 375.000€. Por primera vez en varias décadas de colaboración y de un acuerdo no escrito con el Ayuntamiento que exoneraba a la Asociación del pago del canon de cesión de uso de suelo público, este 2021 el gobierno de PSOE Y Ciudadanos ha roto el acuerdo “tácito”.

La cesión hace más de 25 años del derecho de superficie de una parcela municipal a esta Asociación sin ánimo de lucro, es el motivo por el que el Vicealcalde Miguel Ángel Martín Perdiguero ha decidido ahora cobrarles un “canon” por importe de 375.000€ dejando de contemplar el “valor social de la inclusión” que realiza la entidad. 

Fuentes de APADIS, no entienden la actitud de acoso del gobierno municipal, y afirman que el pago de dicho canon “causaría la quiebra de la entidad social, imposibilitando la intervención diaria con más de 700 personas con discapacidad intelectual y sus familias, condenándolas irremediablemente a la exclusión y a una total desatención”.

Este cobro “inesperado” se suma a la ruptura de diálogo e interlocución con la esfera de la Vicealcaldía del municipio, o a la negativa de las ayudas Covid19 a esta entidad que lleva trabajando 40 años en el municipio con población especialmente vulnerable.

Reproducimos a continuación el contenido íntegro de la nota de prensa de la Asociación APADIS, un detallado e interesante relato.

“La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de San  Sebastián de los Reyes exige a la asociación APADIS el pago inmediato de 375.000 euros por un canon que llevaba 25 años sin efecto y que siempre fue compensado a través del valor social, según especificaba la escritura original de cesión”

  • APADIS tiene cedido el derecho de superficie de una parcela municipal donde desarrolla un proyecto social de inclusión laboral: “Surtidor de Oportunidades”, que está generando formación y empleo a casi un centenar de personas con discapacidad intelectual a lo largo de estos años.
  • El canon municipal ahora reclamado nunca había sido exigido en los 25 años en los que podría haberse materializado, ya que la propia escritura de cesión consideraba que el pago se materializaba, con creces, gracias al enorme valor social que la entidad devolvía al municipio, materializado en empleo, formación y un futuro para las personas con discapacidad intelectual de la zona.
  • La entidad busca el modo de hacer valer el acuerdo preexistente. El pago de esos 375.000 € causaría la quiebra de la entidad social, imposibilitando la intervención diaria con más de 700 personas con discapacidad intelectual y sus familias, condenándolas irremediablemente a la exclusión y a una total desatención.

San Sebastián de los Reyes, 10 de noviembre de 2021.- APADIS, entidad sin ánimo de lucro y declarada de utilidad pública, tras cuarenta años de trabajo en pro de las personas con discapacidad intelectual y sus familias en el entorno de San Sebastián de los Reyes, se encuentra inesperadamente en una difícil situación debido a una actuación del equipo de gobierno. El vicealcalde (Miguel Ángel Martín Perdiguero, Ciudadanos) instó la redacción de un informe a los servicios municipales de Patrimonio reclamando a APADIS el pago inmediato de un canon por un importe de 375.000 €.

El origen de la cesión: el valor de la inclusión

Todo se remonta al año 1996. Hace 25 años, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes cedió el uso de una parcela del municipio a beneficio de la asociación APADIS por un plazo de 75 años. El objetivo de dicha cesión era posibilitar la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual. APADIS ofreció a una empresa de carburantes la instalación de una Estación de Servicio sobre esa parcela, con la condición de contratar a personas con discapacidad intelectual en ella como el mejor medio de lograr su inclusión social. Todo ello con el apoyo entusiasta del propio municipio.

Surtidor de Oportunidades, premiado por la inclusión laboral

Así nació el Proyecto “Surtidor de Oportunidades”, el cual ha recibido innumerables premios que reconocían su carácter innovador, inclusivo e inspirador: luchar contra la exclusión social de las personas con discapacidad, a través del empleo y de las sinergias ONG-Empresa. Premio Fundación MAPFRE “Superando Barreras” (2011), Premios CEPSA al Valor Social (2012), Premio Fundación Sermes al Puesto de Trabajo Mejor Adaptado (2013) recogido por el propio alcalde, etc.

Estos Premios, orgullo de San Sebastián de los Reyes como municipio integrador e inclusivo, avalan la importancia del trabajo que APADIS lleva a cabo en Sanse y las posibilidades que se generan cuando los municipios se convierten en factor de alianza. “Surtidor de Oportunidades” ha sido siempre un motor eficaz para demostrar que la inclusión es posible, y tarea de todos.

Hasta la fecha, más de 70 personas con discapacidad se han formado en un empleo a través de esta oportunidad de aprendizaje y prácticas, además de los 10 empleos fijos que durante estos años se han creado para personas con discapacidad intelectual gracias a esta iniciativa social de APADIS.

El canon de la parcela: un acuerdo inconcluso

Es habitual que en la cesión de parcelas públicas se establezca un canon por su uso. Pero en el ánimo del ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, como consta en numerosos escritos, este canon se consideraba holgadamente pagado por la extraordinaria contribución que APADIS está llevando a cabo en beneficio de las personas con discapacidad intelectual del municipio y limítrofes. De ese modo, a tenor de lo acordado con las autoridades municipales de la época, se daba por sobradamente pagado el valor del uso de un terreno de titularidad municipal, compensando así con creces al municipio por el uso de un espacio público.

Pero a pesar de ello, y posiblemente por un lapsus humano desde el ayuntamiento no se llegó a formalizar ese acuerdo. En 2012, el ayuntamiento de la época trató de zanjar definitivamente el asunto a través de un convenio compensatorio, del que se conservan borradores. En él queda patente la voluntad del ayuntamiento de considerar el pago del canon bajo la figura de compensación por la labor social que APADIS desarrolla en ese espacio, que sin duda supera la aplicación de un canon meramente económico. Pero desde aquella ocasión no se había vuelto a considerar este asunto, y ambas partes han venido cumpliendo lealmente los planteamientos de ese acuerdo que, sin embargo, no llegó a plasmarse definitivamente por un error.

Pero ¿por qué ahora? Un conflicto con el ayuntamiento

¿Por qué ahora? En marzo de 2020 se desata la pandemia del COVID19, y como resultado de la terrible crisis sanitaria, que golpea especialmente a las personas más vulnerables, APADIS conversa con el ayuntamiento para el acceso a las ayudas específicas que el consistorio valoraba en medios de prensa en más de 6 millones de euros. Sin embargo, el ayuntamiento esgrime una subvención concedida en 2019 para techar las pistas deportivas como la imposibilidad de ofrecer ninguna ayuda más para paliar los daños causados por la pandemia. Una ayuda que pertenecía a un ejercicio anterior y para un tema deportivo, que en nada tenía que ver con las ayudas específicas por el COVID19.

APADIS, sin encontrar resquicio alguno al diálogo en numerosos e infructuosos contactos con alcalde, vicealcalde y otros concejales, decide entonces publicar una carta abierta, unida a una campaña en Change.org, donde se instaba al ayuntamiento a no dejar a nadie atrás y a habilitar partidas para todas las entidades que, como APADIS, mantenían servicios fundamentales para personas en situación de vulnerabilidad.

Como recuerda Miguel Ángel Jiménez, director general de APADIS, “a esta comunicación, hecha como siempre, con mucho respeto pero con firmeza en medio de una dramática situación, como antes no habíamos vivido, apelando a la solidaridad, se nos respondió con ataques en redes sociales desde cuentas cercanas al vicealcalde: acusaciones de comportamiento insolidario, críticas a las actuaciones de APADIS… No sirvieron nuestras múltiples apelaciones al diálogo, ni tampoco la interlocución de CERMI, Plena Inclusión Madrid o nuestra entidad amiga Fundación Gil Gayarre, también presente en Sanse. Desde entonces las comunicaciones con el gobierno municipal, especialmente con lo vinculado al vicealcalde, han quedado cortadas de raíz. A día de hoy seguimos sin poder retomar el camino de cooperación y diálogo que este ayuntamiento, durante 40 años, siempre ha seguido con nosotros”. Es de destacar, siempre según Jiménez, que la comunicación y colaboración con los técnicos municipales ha continuado en todo momento, con la calidad y cercanía de siempre, por encima del conflicto generado en el ámbito político.

Y ahora, esto. Incurrir de manera sorpresiva, sin conversaciones previas, sin estudiar conjuntamente las múltiples ocasiones en que se trató de adaptar ese canon a la acción social ejemplar de APADIS… Esta actuación pone en peligro la viabilidad económica de APADIS. Pone en peligro cerca de 200 puestos de trabajo, pero sobre todo el futuro de 700 familias de personas con discapacidad, la mayoría de ellas vecinas de San Sebastián de los Reyes.

Llamamiento al diálogo sensato

¿Qué sentido tiene esto? ¿Es, como se está expresando, una manera de castigar esa carta abierta en la que tan solo se pretendía que las ayudas municipales publicadas llegaran a la población más vulnerable? ¿Obedece esta situación a que el ayuntamiento se ha sentido señalado por APADIS en la gestión de las ayudas por el COVID-19?

Sea como fuere, desde APADIS hacen un firme llamado al diálogo sensato. Según declara Francisco Molina, presidente de APADIS“debemos superar el conflicto y buscar una solución cuanto antes. El espíritu de la cesión de uso de la parcela municipal siempre estuvo vinculado a un beneficio social y no al pago de unas cantidades económicas que, de largo, superan cualquier beneficio que APADIS hubiera podido recaudar, y que hubieran hecho inviable un proyecto largamente premiado. Y así lo recuerdan los escritos, actas y acuerdos de las épocas anteriores que conservamos. Debemos encontrar el modo de solucionar este asunto, porque de lo contrario nos veremos obligados a desasistir a las más de 700 personas que diariamente reciben de APADIS apoyo, terapia, formación y oportunidades de inclusión. No tiene sentido generar esta situación cuando hay fórmulas para resolverla. Hay ejemplos cercanos de entidades sociales que disfrutan de este tipo de exenciones en proyectos similares”.

APADIS tiene que seguir apoyando a las personas con discapacidad intelectual

El proyecto Surtidor de Oportunidades sigue vivo pero que corre peligro por un desencuentro cuyos afectados son, no lo olvidemos, personas vulnerables, merecedoras de la máxima protección, como las leyes recuerdan. Y se pone en peligro la propia continuidad del proyecto de APADIS como entidad referente en el norte de la Comunidad de Madrid en el apoyo a las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

El terreno cuyo uso fue cedido hace 25 años se encontraba en aquel momento en un auténtico secarral, alejado del casco urbano, sin apenas edificaciones y sin proyección económica. Hoy, el terreno cedido a APADIS está en el centro de una zona de expansión, con un Hospital de referencia, hoteles, comercios, promociones inmobiliarias, ocio… Se multiplica enormemente el interés de esa zona, y también las posibilidades de lograr un todavía mayor valor social, gracias al proyecto “Surtidor de Oportunidades”. La inclusión de personas con discapacidad intelectual fue el origen y la razón de una cesión que “reconocía desde el inicio el pago de un canon a través de la labor social que, sin duda, colocaba a San Sebastián de los Reyes como un municipio privilegiado por su apuesta social y la innovación a través de las sinergias municipio-empresa-entidad social”, como señala Francisco Molina con orgullo.

APADIS está y estará siempre apoyando y defendiendo a las personas con discapacidad intelectual y a sus familias en San Sebastián de los Reyes. Y demostrando que la forma de reportar beneficios a su municipio es la más valiosa: el valor social de la inclusión que durante 25 años, en la Estación de Servicio Greemoil, ha dado empleo a diez personas con discapacidad intelectual y oportunidad de prácticas laborales a más de setenta personas que han podido acceder así a la mejor inclusión: el empleo.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>