el gobierno del cortijo

El gobierno del cortijo

Parece que al tripartito le queda grande, muy grande, el término “de izquierdas”, a la vista de los hechos que acontecen en nuestro Sanse desde que tomaron posesión: elección de personal a dedo, subida del salario de los portavoces de la oposición, el Cristo en la fachada del Ayuntamiento y la Legión desfilando, etc. Pero quizás también le quede grande el traje de tripartito, pues más parece que cada cual se dedica a su particular cortijo y no se afana en nada más, ni siquiera en mirar lo que hace “el vecino”. Tanto es así que nuestro concejal de Deportes, Javier Heras, ha tomado una decisión de tal calado que no hace sino dar por zanjado el acuerdo de gobierno que firmaran allá por el mes de Junio del año pasado PSOE, Izquierda Independiente y Ganemos Sanse.

El todopoderoso concejal (no olvidemos que además de Deportes gestiona Recursos Humanos y Contratación, es decir, gran parte del pastel, eso sí, con la ayuda del también elegido a dedo Javier Viondi) se ha pasado por el forro uno de los principios fundamentales de dicho acuerdo e intenta prorrogar por 15 años más la gestión del Polideportivo Dehesa Boyal a la empresa que lo gestiona actualmente. El pacto recogía que “nuestro principio fundamental es la defensa y el fortalecimiento de lo público y el aumento de la gestión directa en la prestación de los servicios. Defendemos que lo público es más económico y más controlable por los ciudadanos, su funcionamiento es más transparente, más justo desde el punto de vista de las condiciones de los trabajadores que los prestan, y más eficiente”.

Pues… ya no. Ya no es más transparente, más justo y más eficiente que los servicios se presten directamente por el Ayuntamiento en opinión del señor Heras, porque si no, ¿cómo se puede explicar que pretenda cercenar cualquier posibilidad de gestionarlo con trabajadores públicos de aquí al año 2034? De todos y todas es bien sabida la tan manida excusa que vienen utilizando nuestros representantes municipales para justificar que no se haya avanzado absolutamente nada en la remunicipalización de los servicios proporcionados por empresas ajenas al consistorio: la ley actual impide incrementar personal y servicios. Pero la ley actual, como tantas otras, no tiene por qué establecer las mismas restricciones durante casi 20 años más. Si cambiase, se podría apostar por la gestión directa… siempre y cuando no estuviese el contrato en vigor, es decir, con los planes del concejal de Ganemos, podemos olvidarnos de ver a trabajadores públicos en el polideportivo por lo menos hasta el 2034. Muy de izquierdas, sí señor.

Resulta curioso que, según la información proporcionada por Es lo que hay, y que puede corroborarse en las actas de la Junta de Gobierno, la iniciativa para esta prórroga no parte del Ayuntamiento, como nos quieren hacer creer, sino que parte de Santagadea Gestión, S.L.,la empresa concesionaria. Este hecho añade un nuevo interrogante: ¿quién ha elaborado el informe que establece que hacen falta 7,8 millones de euros de inversión en unos campos de fútbol y un pabellón cubierto? Si la idea de ampliar el plazo del contrato en base a la necesidad de estas inversiones es de la adjudicataria, ¿ha hecho suyo el concejal un informe elaborado por una de las partes interesadas? Sería interesante que, en aras de una ya de por sí muy denostada credibilidad, Javier Heras aclarase públicamente este extremo e hiciese público el informe en que se basa para solicitar la prórroga del contrato.

Dado que, menos mal, la Comisión Jurídica Asesora de la Comunidad de Madrid ha rechazado de plano que la intención del concejal de adjudicar arbitrariamente, sin concurso ni publicidad, la gestión del polideportivo a la sociedad que la gestiona actualmente (es de esperar que Heras acate este fallo) y que, siempre según expone el mismo concejal, “el motivo de realizarlo ahora y no dentro de 3 años (cuando realmente concluye el contrato – nota del autor) se debe a la necesidad imperiosa de dichas instalaciones”, me permito humildemente indicarle algunas partidas que quizás se podrían aprovechar para hacer campos de fútbol con recursos propios y no tener que esperar a 2019 para adjudicarlo a otra empresa que lo haga:

  • Asesores de los grupos municipales: resulta que, por mucho que Narciso Romero diga lo contrario, hay bastantes más asesores (sí, personal elegido a dedo y pagado con tus impuestos y los míos) ahora que en la anterior legislatura del PP. El PSOE tiene 5 asesores, por 4 de Izquierda Independiente (uno de ellos a media jornada) y 3 de Ganemos. ¡12 asesores! Es decir, tienen un asesor por cada concejal. Si dejásemos a cada grupo sin coordinadores (2 PSOE, 2 I.I. y 1 Ganemos) nos podríamos ahorrar 290.396 € anuales (218.830 € en sueldos + 71.566 € en Seguridad Social). No está mal para empezar.
  • Subida del 25% del salario a los portavoces de los grupos de la oposición: una subida que dos de ellos no pidieron, y que huele a cambio de favores por el apoyo a los presupuestos del tercero: unos 45.000 euros si tenemos también en cuenta las cuotas de la Seguridad Social. Vamos sumando…
  • Edición y distribución de la revista La Plaza: esta revista a todo color y de periodicidad quincenal nos cuesta a todos los ciudadanos la cantidad de 160.000 € anuales. Teniendo en cuenta que, al igual que en el mandato de sus antecesores (y mucho se quejaban los actuales gestores) sigue siendo un panfleto publicitario donde únicamente se cuentan las supuestas bondades de su gestión, así como unas cuantas promesas incumplidas y alguna que otra mentirijilla, no creo que pasase nada si se hiciese solo una revista al mes y en un formato más barato (como el de nuestra vecina Alcobendas): unos 100.000 euros más al bote.
  • Publicidad: hay diversos medios, y no hablo precisamente de éste que tan amablemente se presta a publicar mi opinión, que ignoran una y otra vez las noticias menos “amables” sobre la gestión municipal del tripartito, ¿por qué será? Pues para ser exactos, por 67.000 poderosas razones, es decir, el presupuesto del Ayuntamiento en publicidad en medios de “comunicación”.
  • Difusión de procesos participativos: resulta cuando menos chocante que nuestro querido Consistorio presupueste 30.000 euros para difusión de procesos participativos cuando para los propios procesos sólo presupuesta 22.000 euros. Es decir, importa más el continente que el contenido. Teniendo en cuenta que, aparte de para elegir el nombre de un centro cívico, apenas se ha usado para nada más este año, aquí podríamos sacar otros 40.000 euros.
  • Convenio con la Hermandad del Cristo de los Remedios: sí, parece mentira, pero hemos tenido que esperar a que volviesen a gobernar las izquierdas en este pueblo para poder ver por sus calles a la Legión con su cabra (o cabrón), una medida muy progresista que, según se escudan, ha sido por obra y gracia no del Ayuntamiento sino de la Hermandad. Pero lo que no dicen es que han sacado del presupuesto 8.500 euros para pagar un convenio con dicha congregación que no han querido hacer público, viva la transparencia, y gracias al cual hemos disfrutado de tan dichoso desfile.
  • Y vamos con los toros, en todas sus versiones: la capea de las fiestas de San Sebastián, otro de los presuntos chantajes por el apoyo al presupuesto del concejal de la isla de los famosos, nos cuesta 25.000 euros. Los espectáculos taurinos de las Fiestas Populares (sí, Fiestas Populares, que lo de Fiestas del Santísimo Cristo de los Remedios suena a rancio y recuerda a otros tiempos) nos cuestan otros 304.000 euros del ala, y la colocación de talanqueras son 55.000 más. Si sumamos el coste de los servicios de seguridad y emergencias, seguros, etc el total se va sobre los 450.000. No pretendo iniciar un debate sobre la idoneidad o no de la tauromaquia en nuestras fiestas, que tampoco estaría de más, pero estoy seguro de que si se consultase a la población (los famosos procesos participativos) si prefieren toros o espacios deportivos, el resultado sería abrumador a favor de estos últimos.

Vamos, que si con un pequeño repaso a los presupuestos municipales hemos visto de dónde pueden sacar 1.000.000 de euros, ¿qué no se podría hacer con una revisión más a fondo? Ahí tiene un millón de euros cada año para sus espacios deportivos, señor Heras, desde mi humilde perspectiva con eso da para hacer algunos campos de fútbol. Ya sé que queda más vistoso hacerlo todo de golpe ahora para inaugurarlo justo antes de las próximas elecciones, aunque el coste para todos los vecinos de Sanse sea una hipoteca por 15 años de más de 100 millones de euros.

El Tuerto