IMG-20180828-WA0017

El Punto Violeta de las Fiestas de Sanse no contó con apoyo ni difusión del Gobierno municipal

El Colectivo feminista “Toffanas” de la zona norte de Madrid denuncia la falta de apoyo y difusión que el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes ha prestado al Punto Violeta que este grupo de mujeres instaló y sostuvo durante las pasadas Fiestas del municipio.

Por su parte el Alcalde del consistorio, Narciso Romero (PSOE), destaca la importancia de la pancarta que colgaba del balcón del Ayuntamiento – “Cero agresiones Sexuales”-, para que el Punto Violeta no registrara ninguna denuncia por agresión sexual.

Todos cuantos visitaban la Feria en las Fiestas de Sanse 2018, podían localizar en la entrada que el recinto tiene en la Avenida de Navarrondán, próxima al Anfiteatro, una pequeña carpa blanca con carteles y pancartas pintadas a mano: “Punto Violeta”, Colectivo Toffanas, “Por unas fiestas sin agresiones machistas”, “No es No”… 

Hasta altas horas de la noche, siempre podía encontrarse un grupo de jóvenes mujeres, sentadas en el suelo, acompañadas de sus mochilas, algún folleto informativo y el anuncio de un número de teléfono.

Su objetivo, sensibilizar al conjunto de vecinos, vecinas y visitantes de la importancia de unas Fiestas sin agresiones sexistas y machistas, así como servir de punto de refugio y ayuda a cualquier posible víctima.

Mientras Ayuntamientos como el de Madrid,  Alcobendas, Algete, Colmenar Viejo, Tres Cantos, Navalcarnero… instalaron Puntos Violeta institucionales en sus Fiestas, formaron a voluntarias o destinaron presupuesto público, en San Sebastián de los Reyes, con unas fiestas declaradas de interés turístico nacional y cuyo presupuesto se acerca al millón de euros, el Punto Violeta corrió a cargo de un joven colectivo de mujeres feministas, “Toffanas”, que denuncian la actitud de falta de colaboración del Gobierno municipal.

Cerca de 40 mujeres, entre los 16 y los 27 años, colaboraron en la puesta y sostenimiento de este Punto Violeta en las Fiestas de Sanse, sin que el Ayuntamiento les prestara apoyo de ningún tipo, ni infraestructura, ni información, ni difusión. Según ellas mismas relatan, miembros de Protección Civil, Policía Nacional y Local desconocían la instalación de este punto informativo, sus competencias y el protocolo elaborado por el colectivo “Toffanas” para apoyo a las posibles víctimas.

“La falta de visibilidad, el no haber sido difundida la instalación del Punto Violeta, ni en el programa de festejos ni en los medios de comunicación públicos, ha podido ser una de las causas de la poca asistencia de mujeres a este Punto Violeta, no se ha generado confianza desde la institución. Creemos que la Caseta Municipal es uno de los principales núcleos de conflictos y agresiones y nosotras estábamos lejos, porque carecíamos de protección policial que nos asegurara no estar expuestas a posibles ataques o provocaciones”.  “Casi se acercaron más hombres, eso si, haciendo bromitas sobre el punto violeta, un hombre nos llamó “comunistas”, sin saber muy bien qué hacíamos ahí”, nos cuenta Clara.

Por su parte, el Alcalde Narciso Romero, en la mañana de ayer, se mostraba orgulloso en su cuenta de Twitter :“Y esta pancarta ha servido para mucho… El Punto Violeta de #Sanse no ha registrado ninguna denuncia por agresión sexual de estas fiestas. Confío en que esta dinámica continúe siempre. #SanseEnFiestas, #NoesNo, #SoloUnSíesSí.”  Esta publicación fue borrada minutos después, tras los comentarios que suscitó en relación a la falta de información y difusión de este Punto Violeta por parte del consistorio (una captura de pantalla nos permite reproducirlo al final de esta información).

A continuación reproducimos íntegramente el comunicado del Colectivo Toffanas: 

 

Desde el Colectivo Toffanas, colectivo feminista de la zona norte de Madrid, queremos expresar nuestro malestar con el trato que nos ha proporcionado el Ayuntamiento de San Sebastián en lo referente al Punto Violeta organizado para las fiestas. Este espacio libre de agresiones machistas fue creado con la intención de hacer que la fiestas fueran seguras para todas. De este modo casi cuarenta voluntarias se movilizaron para hacer que esto fuera posible. Aun consiguiendo tal cantidad de apoyos y compromiso, el Ayuntamiento decidió no apoyarnos en nada, ni siquiera en la difusión del Punto Violeta, nos prohibieron poner carteles en la feria señalando la ubicación del mismo y nos dijeron que tampoco podíamos repartir folletos informativo fuera del Punto. La carpa que pusimos nos la cedieron personas ajenas al colectivo y los materiales que empleamos corrieron de nuestra cuenta. Así mismo varias personas de Protección Civil y Policía Nacional y Local se acercaron para saber qué era lo que estábamos haciendo, pues nadie les había informado de que habíamos creado un protocolo de apoyo a las víctimas en el que estos mismos cuerpos tenían un papel en ciertos casos.

El Ayuntamiento cree que colgando una pancarta en la Plaza está todo hecho, pero la realidad es que hay que seguir trabajando a fondo, y por su parte no sentimos en ningún momento ese apoyo institucional que nos deberían haber brindado.

Para concluir, queremos decir que seguiremos haciendo Punto Violeta en todas las situaciones en las que se necesite, puesto que nuestra prioridad es que se respeten los derechos de la mujer y que en las Fiestas no hay riesgo para nosotras. Aunque no nos apoyen las instituciones, continuaremos combatiendo el machismo a pie de calle.

IMG-20180903-WA0010