Juez Baltasar Garzón

Entrevista al exjuez Baltasar Garzón

El pasado viernes 6 de abril se celebró en S.S. de los Reyes la VI Edición de los Premios por el Compromiso Social, Político y Ciudadano de Izquierda Independiente.

El Juez Baltasar Garzón, recién llegado de la Haya, asistió a recoger personalmente el premio “Tomás Pérez” concedido a la Fundación Internacional Baltasar Garzón, que reconoce la labor de entidades y personas en la lucha por los derechos y libertades de la ciudadanía.

Baltasar Garzón, que recogió el premio junto a su hija, destacó en su intervención que el mejor título que puede dársele a juezas y jueces es el de “servidores públicos”, y reivindicó “la necesidad de homenaje permanente a las víctimas del franquismo, porque España es el segundo país del mundo con más desaparecidos, después de Camboya, ¡Qué el olvido no sea una norma¡ Hay muchas formas de justicia pero una sola forma de impunidad”.

A la terminación de los premios, Esloquehay tuvimos la oportunidad de entrevistar al ex Magistrado de la Audiencia Nacional, y aquí están sus declaraciones.

 

Despues de 40 años de parlamentarismo, continuamos sin juicio al franquismo, las víctimas continúan en las cunetas…

Bueno desgraciadamente es así, es triste, a mi me gustaría contestar a esta pregunta diciendo que no tiene los datos correctos y en España se aplica la Ley de Memoria Histórica, la justicia está respondiendo, hay justicia, verdad y reparación para las víctimas del franquismo, pero no es así. No es así, y no hay ninguna razón legal para que no fuera.

La justicia puede ser justicia restaurativa, puede ser justicia que reivindique la memoria de la víctimas, que busque la verdad, no solamente es meter en la cárcel a gente, a veces ni siquiera hace falta. Hace falta esa verdad que está bajo la tierra, esa verdad que está en los legajos que no se quieren abrir, y sobretodo la necesidad de que esa verdad penetre en las mentes de quienes se niegan, defendiendo algo tan absurdo y tan demenciado como fue el franquismo que nos privó de  libertades, y que nos lastró la democracia durante 40 años.

Tenemos que conseguir cambiar ese rumbo, podemos todavía hacerlo y debemos hacerlo, por eso yo creo desde la sociedad civil tenemos que seguir impulsando iniciativas para que de una vez las instituciones se den cuenta que hacer justicia no es reproducir viejas contiendas, sino hacer que las víctimas descansen en paz, en vida o en muerte.

En estos días tenemos una Ley Mordaza, se ha aplicado el artículo 155 de la Constitución, hay representantes políticos en la cárcel, ¿Puede hablarse de déficit democrático en España?

Desde luego puede hablarse de déficit de justicia, se está banalizando la justicia, y eso en una democracia es muy peligroso. Se están degradando conceptos como el de terrorismo, como el de rebelión, los que vivimos el 23 de febrero sabemos lo que es violencia, y nos cuesta mucho entender lo que quiere decir ahora el Tribunal Supremo cuando habla de rebelión. Tiene que venir un tribunal extranjero, en este caso de Alemania, a decirle: mire no vemos la violencia.

Eso que lo decimos aquí algunos, aunque somos los menos, o quizá no seamos los menos, pero si los que nos atrevemos decirlo, y creo hay que gritarlo. Porque los problemas políticos no se solucionan con acciones judiciales, nunca es bueno, y sobretodo porque se degrada, se banaliza el derecho penal. El derecho penal es el último recurso, quiere decir que cuando ha fracasado todo se acude al derecho penal, mientras tanto tenemos que buscar una fórmulas diferentes para eso, tenemos los representantes políticos que su obligación es hallar esas fórmulas, para eso tenemos los debates y el entendimiento, tenemos la educación, tenemos muchos valores que no están siendo utilizado y sin embargo han dejado recaer en la justicia acciones que no les corresponde. Y bien es verdad que en relación a la libertad de expresión estamos experimentando también un claro retroceso, y creo que hay una grave responsabilidad por parte de la justicia que debe de ser corregido el rumbo cuanto antes porque sino no vamos en el buen sentido.

¿Qué elementos considerarías imprescindibles para una regeneración democrática tanto política, judicial…?

Creo que en 2015 hubo un cambio sustancial en este país en el ámbito político que todos creíamos que era un antes y un después, se acabó el bipartidismo, parecía que entraba savia nueva en la política, pero desgraciadamente después de estos casi tres años tengo mis dudas. Tengo mis dudas porque de nuevo otra vez estamos en las mismas dinámicas, anteponiendo los intereses de partido, los intereses de los aparatos ante los intereses de los ciudadanos y las ciudadanas.

Afortunadamente hay gente que se cree el servicio público de la política y hace esfuerzos. Estamos en un pueblo y en un acto en el que un grupo de ciudadanos y ciudadanas está peleando por su pueblo sin más sometimiento que a los propios ciudadanos a los que sirve. Es una forma de hacer política que a mi me gustaría que se extendiera, es lo que también pretendemos desde ACTUA, plataforma que yo estoy apoyando.

Hay que hacer muchas cosas, pero sobretodo creerse que la política es un servicio público, que los políticos están o estamos al servicio de los ciudadanos, que debemos asumir que el poder reside en el pueblo y que no podemos aprovecharnos del mismo, con ese cambio de percepción quizá también cambiarían muchas cosas y sobretodo exigir respuestas a quienes nos dirigen.

A mi no me interesan más las contiendas del Partido Popular contra el Socialista, contra Podemos o contra Ciudadanos, o quién va primero o quién va segundo… Solucionen Ustedes los problemas de la ciudadanía, y a partir de ahí cuando llegue el momento se sabrá valorar, porque los ciudadanos no somos tontos, ya no somos tontos.

¿Se está vaciando de contenido el ejercicio de la política?

Creo que hay gente que no lo vacía pero hay otra que le interesa que quede vacío para perpetuarse en esa posición de poder y superioridad respecto de los ciudadanos a quienes tendrían que servir. Ese es el cambio de paradigma que tenemos que conseguir.

El caso Cristina Cifuentes. ¿Debería pedirse su dimisión y la asunción de responsabilidades?

Una cosa es la responsabilidad penal y otra es la responsabilidad política.

La responsabilidad política de Cristina Cifuentes en este tema está clarísima. Es insostenible que una persona estando cuestionada como lo está, haciendo una defensa tan nefasta de algo que sería muy sencillo de defender, se mantenga impertérritamente en esa posición, no es admisible. Creo que es una carga que se le está echando al pueblo de Madrid que no se merece, que no nos merecemos. Y con eso no digo que ataque a la presunción de inocencia, la presunción de inocencia es otra cosa, aquí lo que está viéndose es que ha habido un galimatías, unos apaños y unos trapicheos muy raros, y por tanto hay que dar un paso al lado. No puedes someter a toda una comunidad a que aguante lo que estamos aguantando y que cada día nos salte una nueva.

Usted es abogado de Hervé Falciani, y tras cinco años de residencia en España acaba de ser detenido en Madrid. ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué ahora?

Respetando  las obligaciones que tenemos como abogados de Hervé Falciani, tengo que decir que es demencial todo lo que está sucediendo. Demencial y muy peligroso para quienes jugándose la vida, como Hervé Falciani, decidieron colaborar con la justicia, tuvieron el amparo judicial, se rechazó la extradición, la fiscal en su momento defendió brillantemente las razones de porque Falciani no tenía que ser entregado a Suiza, y el Tribunal de la Audiencia Nacional así lo reconoció. Ahora tiempo después y por lo mismo hechos se produce una demanda que ni siquiera es reciente, que estaba hecha por Suiza y ha seguido su procedimiento desde el mes de Mayo del año pasado.

Es muy sorprendente que ahora se active, y que se active con cierto halo de sospecha, relacionándolo con otros temas que también afectan a la seguridad jurídica en este caso de los ciudadanos y ciudadanas españoles, como es el tema del Procés y la Señora Rovira que está en Suiza. No creo que esto sea bueno, es un golpe bajo para la justicia. Espero que se corrija, y es eso en lo que vamos a trabajar y a luchar para que se vea que no podemos variar el curso de los acontecimientos cuando ya hay una resolución judicial que lo ampara.

Desde los medios locales como Esloquehay ¿que podemos hacer para que realidades como esta que acaba de contarnos de Hervé Falciani, lleguen a la gente?

Por ejemplo esto, difunfirlo. Difundirlo y no cambiar la verdad. Probablemente los medios locales y más próximos a la base son los que más libertad tienen hoy día para contar lo que ocurre en la propia ciudad, municipio o en general. Desafortunadamente hay grandes medios que obedecen a unos criterios corporativos diferentes, y que marcan una pauta distinta.

Hay que contar la verdad y esa verdad tiene que ser documentada, sin trampas, no hay un modelo único de verdad, pero lo importante es contar las cosas para que se pueda opinar, participar y denunciar.