Encapuchados

Evidencias de una campaña de acoso contra el Ateneo Republicano

Amigas y Amigos, a continuación expongo un relato de la secuencia con la que se han ido produciendo los acontecimientos contra el Ateneo Republicano, para que el lector o lectora pueda estimar si ha habido, o no, intencionalidad en estos hechos y comportamientos. 

1.- La primera muestra de esta sucesión de acontecimientos, se produce cuando Iván Cardador concejal del partido Si Se Puede Sanse, expulsado del mismo por unanimidad de su Asamblea, siendo sin embargo todavía hoy, portavoz de este grupo Municipal por la voluntad del equipo de gobierno, solicita por burofax al presidente del Ateneo Republicano, que le sea remita toda la documentación legal de este colectivo, actas de Asambleas ordinarias y extraordinarias, libro de cuentas, relación de socios, etc. Esta petición es recibida por el Ateneo en julio del presente año.

En su carta expone también, que él hace tiempo dejo de formar parte del Ateneo Republicano, y añade que nunca pago una cuota de esta asociación cultural, dicho sea de paso, comentar que en una de las primeras Asambleas de este colectivo, se decidió que la contribución económica de los asociados fuera voluntaria. No obstante, esta es la primera noticia que la asociación tiene, de la “baja voluntaria” de Iván Cardador.

Aun así, sin ser socio desde hace mucho tiempo, según comenta, exige que se le entregue la documentación del Ateneo, de no corresponder a su petición, comunica que actuará legalmente contra este colectivo. Lógicamente no se le ha remitido la documentación, que como es normal en las organizaciones democráticas, se exponen y aprueban públicamente en sus Asambleas, y se encuentran, como no puede ser de otra manera, a disposición de las autoridades judiciales, si estas en algún momento se lo requiriera.

2.- El siguiente acontecimiento, tuvo lugar el 20 de septiembre del año en curso, día en el que apareció en la edición para Madrid del periódico El Mundo, una noticia firmada por el reportero RAMÓN BÉCARES, en la que cuenta, que el Ateneo Republicano gastó en torno al 20% de las subvenciones recibidas, en compras realizadas en la Tienda de una de sus vocales. Noticia que a estas alturas, ya muchos conoceréis, pues ha tenido una amplia difusión.

El firmante de la noticia, asegura que puede demostrar la veracidad de su información, ya que el medio para el que trabaja, dispone de las facturas del Ateneo Republicano, o copia de las mismas. Este hecho pone claramente de manifiesto, que alguien desde la corporación Municipal con acceso a los expedientes, le ha tenido que facilitar a RAMÓN BECARES las facturas del Ateneo. Con esta acción, probablemente se haya cometiendo un delito, ya que estos documentos no pueden salir de la casa consistorial, y además, le corresponde al Ayuntamiento por ley custodiarlos. Conviene advertir por razones obvias, que los concejales tienen acceso a los expedientes.

3.- Inmediatamente después de aparecer esta noticia, comienza en las redes sociales una campaña difamatoria contra el Ateneo Republicano, pero principalmente centrada en acosar a la compañera González. Utilizan para ello métodos tan indignos, como la usurpación sistemática de su identidad, en comentarios que publican todos los días, determinados individuos, sin respeto ni vergüenza para decir en su nombre, todo tipo de mal intencionadas sandeces, de las que probablemente habréis leído alguna.

4.- El siguiente acontecimiento que registramos, fue la publicación en la Web de Ganemos Sanse, de la decisión tomada por este grupo político, de instar al Ayuntamiento para que los servicios jurídicos municipales, investiguen el expediente histórico de las subvenciones concedidas al Ateneo. Justifican su decisión en base exclusivamente a la noticia aparecida en el El Mundo, sin contrastarla previamente, antes de sembrar públicamente sospechas sobre el Ateneo.

5.- Tan solo un día después de aparecer el comunicado de Ganemos Sanse, Javier Heras teniente Alcalde del Municipio, y portavoz del Grupo Municipal Ganemos Sanse, anuncia en el pleno del Ayuntamiento del mes de septiembre, y contestando a la pregunta formulada sobre este asunto por otro portavoz, el de Ciudadanos, el inicio de una investigación por parte de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, sobre el expediente histórico del Ateneo Republicano, por si pudiera encontrarse, comenta, alguna irregularidad por parte de este colectivo, en la justificación de los gastos a cargo de las subvenciones Municipales.

 En la contestación a la pregunta de Ciudadanos, el portavoz de Ganemos Sanse comentó, que su grupo político se reserva la potestad de denunciar aquellas actitudes que consideren inmorales, e incluso que pudieran llegar a ser, “ignominiosas”. Estas fueron ni más ni menos sus palabras, pronunciadas en sede Municipal y en sesión plenaria, refiriéndose al Ateneo Republicano.

Al hilo de estas consideraciones que expuso el concejal Heras en el Pleno, acerca de la moralidad del Ateneo o de actos que se puedan considerar incluso “ignominiosos”, comentaros, para que sea de conocimiento público, que el Ateneo, bastantes meses antes de que se produjera esta polémica sobre él, devolvió al Ayuntamiento la cantidad de 212,17 € de la subvención recibida para el ejercicio 2016. El motivo de esta devolución fue como consecuencia de no haberse gastado el monto total de la subvención concedida, por no haber podido realizar algunas de las actividades que había programado. No parece que esta actitud, se corresponda con la de un colectivo sin valores morales, o de falta de consideración hacia el dinero público. 

Prosigamos

6.- Horas después del anuncio hecho por Heras en el Pleno, aparece en la web municipal, un comunicado con el membrete del Ayuntamiento sobre el Ateneo Republicano. En él se da cuenta de la decisión adoptada por el gobierno plural, PSOE, Ganemos Sanse y Miriam Pérez, de dar traslado a la asesoría jurídica del Ayuntamiento, para que investigue el expediente histórico de las subvenciones otorgadas al Ateneo Republicano, con el fin de que esta valore la “legalidad” de los gastos, que este colectivo ha justificado a cargo de dichas subvenciones.

Apostillar, que en su día fueron legalmente concedidas, y sus gastos fiscalizados por los servicios económicos del consistorio Municipal.   

Poco después, el mismo comunicado aparece en la edición de la revista municipal La Plaza, que es distribuida en todos los hogares de San Sebastián de los Reyes. Con la difusión masiva de este comunicado, levantan sospechas sobre la honestidad de una persona, compañera y vocal del Ateneo. Se la menciona en el comunicado con nombre y apellidos, sin que sobre ella pese ninguna denuncia en firme o legalmente cursada. No son formas de proceder para un Ayuntamiento que se reclama democrático, pues han utilizado un medio público, para dar resonancia a una noticia, en la que se difama sin motivos contrastados, a una ciudadana vocal del Ateneo Republicano.

Al tiempo que esto sucede, arrecia la campaña de acoso moral contra los compañeros y compañeras del Ateneo, muchos de vosotros y de vosotras sois conscientes también de ello. Insultos, falsedades, usurpación de identidad, actitudes que difaman y ofenden a todos sus socios y amigos, y además, porque textualmente se cita también al Ateneo en el comunicado aparecido en La Plaza. Estas formas de relacionarse con los colectivos culturales, de los políticos que gobiernan en el Municipio, parecen un tanto arbitrarias, y escasamente rigurosas.  

Por otro lado, he podido leer expresiones muy poco educadas y escasamente respetuosas, en los comentarios que constantemente dirigen contra la compañera González, plagados de ofensas, insultos, y descalificaciones, en los que además usurpan por sistema la identidad de la compañera para difamarla. Esto en ningún caso, puede venir de personas cultas y con un mínimo de civismo, sus expresiones insultantes, irrespetuosas, y la propia campaña que están desarrollando, les delata. Debo comentar para quien no lo sepa, que las insistentes apariciones en las redes de individuos que hacen comentarios, estos sí, ignominiosos, los hacen en todos los casos ocultando su identidad. Vaya muestras de moralidad que dan con su actitud.

Por el contrario, el Ateneo en la búsqueda de la mayor transparencia, ha cursado por registro ante el Ayuntamiento, dos solicitudes para que se le informe, y se haga público, el resultado final de la investigación realizada a su expediente por parte de la asesoría jurídica.

Pues bien, después de más de mes y medio desde que el Ateneo presentó la primera solicitud, nada se sabe todavía, ninguna respuesta se ha recibido al respecto. No entiendo por qué plantean las pesquisas sobre el Ateneo Republicano, como un asunto principalmente de transparencia por parte del Ayuntamiento, si luego no se informa del resultado de la investigación que han realizado. Es un asunto también de justicia y de legalidad, responder a la solicitud que el Ateneo les ha formulado, para que todo el mundo pueda conocer la verdad sobre este caso.   

Se anuncia a bombo y platillo, la apertura de una investigación al expediente histórico del Ateneo, pero no informan sobre las conclusiones a las que ha llegado la asesoría jurídica, cuando además por este asunto, se le ha causado un importante daño moral a una compañera, difamándola gratuitamente, como sostengo a lo largo de este artículo. Además ha sido también objeto de un clarísimo caso de agravio comparativo, pues se levantan sospechas hacia ella, difundiéndolas masivamente a través de La Plaza, pero no han aclarado todavía, si se han producido o no las supuestas irregularidades. 

Quizás sea la forma en la que actúa habitualmente este gobierno, pues tampoco fue informado El Ateneo cuando decidieron investigarle. Puede parecer una frase manida, e incluso un hecho surrealista, pero nos enteramos por la prensa, leyendo la noticia por la que se comunicaba en La Plaza, que el Ayuntamiento ponía en manos de sus servicios jurídicos el expediente histórico del Ateneo Republicano, exclusivamente el de este colectivo. La decisión la justifican, basándose exclusivamente en la noticia que publico en El Mundo, el reportero de este medio RAMÓN BÉCARES.  

Lo que he contado hasta aquí, queriendo ser lo más objetivo posible, es lo que conozco de esta rocambolesca historia sobre el Ateneo Republicano, que suena muy parecido a lo de siempre, a lo sucedido otras veces, cuando se hace uso del poder para descalificar a colectivos sociales, y en esta ocasión también, para sembrar la duda sobre personas concretas, que por otro lado, gozan de prestigio y respeto entre muchos vecinos y vecinas de Sanse, precisamente por el comportamiento moral con el que prodece el Ateneo Republicano y sus Gentes.

Por otro lado, este Colectivo Cultural no tiene inconveniente, es más lo desearía, que sus actos sean conocidos en profundidad, de forma objetiva, tanto del destino económico que a las subvenciones recibidas le ha dado, como sobre los contenidos de los eventos que se han realizado con ellas.

He intentado hasta aquí, describir secuencialmente los hechos que han acontecido sobre el Ateneo Republicano, para que a través de ellos se pueda valorar, si se trata verdaderamente de una campaña intencionada, o si no de que otra cosa podría tratarse, teniendo en cuenta todos estos acontecimientos, y la arbitrariedad mostrada en muchas de las acciones. Las evidencias, ya se sabe, no se pueden ocultar.

A la vista de la importancia mediática que el Gobierno le ha querido dar al asunto Ateneo, sin que se haya formulado ninguna acusación en firme contra este colectivo, ni presentado la más mínima prueba de que haya incumplido la normativa Municipal en materia de justificación de gastos, entiendo que deliberadamente, se pretendía someter al Ateneo a un linchamiento público, por motivos que espero podamos conocer algún día.

 Sería razonable, pero sobre todo justo, que se le dé la misma difusión mediática que se le ha dado, al levantamiento de las sospechas contra el Ateneo, a las certezas que se deriven de la investigación Municipal. 

Interpreten los lectores y lectoras, si el Ateneo Republicano merecería por parte del Ayuntamiento, esta mínima consideración después del daño infringido.

 

Noticias relacionadas

5 comentarios
  1. ¡Begoña González Chicote, dimite x favor!
    ¡Begoña González Chicote, dimite x favor! Dice:

    Enternecedor que el marido defienda a su esposa y a su chiringuito familiar, pero no cuela.

    El acontecimiento que falta en tu relato es el fundamental: el Ateneo Republicano de SanSe pide dinero público al Ayuntamiento de SanSe, se lo conceden, y se lo gasta en la tienda de Begoña González Chicote, vocal del Ateneo Republicano de SanSe.

    Esto se hace en el mayor de los secretos, ya que jamás se ha publicado las cuentas o las facturas del Ateneo Republicano de SanSe, ni aún a día de hoy después de la polémica, y tu mismo lo admites al principio de tu defensa de Begoña González Chicote y el Ateneo Republicano de SanSe.

    Ya da igual si tiene o no El Mundo las facturas del Ateneo Republicano de SanSe, o de donde las sacó, porque vosotros mismos habéis confirmado que los ‘presuntos’ hechos ingnominiosos son ciertos, por tanto vuestro comportamiento corrupto (al menos moralmente, y ya veremos lo demás) está fuera de toda duda.

    Dejad las cortinas de humo y dejad de hacer ya daño a la izquierda de SanSe. Si os queda un poquito de orgullo dimitid después de devolver el dinero.

    Para quien quiera conocer el caso Begoña González Chicote tiene la información en este enlace.

  2. Alfonso
    Alfonso Dice:

    Esta será la última vez que contestaré a este tipo de comentarios. Se que no debía hacerlo, porque no merece la pena dirigirse a tan soez declamación, y mucho menos darle pábulo a una intervención tan asquerosa, hecha por un individuo al que creo situar por lo que se desprende de sus palabras. No debía gastar el escaso tiempo de que dispongo, en desmontar este tipo de infamias, que por otro lado se ridiculizan por si mismas, pero reconozco que me han indignado y mucho. Si es lo que pretendía, por esta vez lo ha conseguido, porque no puedo evitar salir al paso, y ¡reclamar justicia! sobre este asunto.
    No se ya como decirte, compañero, te llamare así, pues parece que te reclamas de izquierda, se intuye en tu texto, que te preocupa mucho el daño que la estamos haciendo, según tú lo ves. Decía, que no se como decirte que nosotros no hacemos otra cosa que dar.
    Ponemos dinero de nuestro bolsillo, le dedicamos parte de nuestro tiempo, le brindamos trabajo, esfuerzo, y en ocasiones nos toca sacrificarnos en tareas para el Ateneo. No se si merece la pena, decirte no ya que tu dejes de hacerla daño, si no de que evites seguir deteriorando los conceptos, principios y buenas formas. Solo eso, ya que por lo demás, el tiempo pondrá a cada uno donde merece, de esto, no tengo la menor duda.

  3. Alfonso
    Alfonso Dice:

    Una última cosa, que no quiero que se me olvide. Desarrolláis, lo digo así, porque creo que detrás de esta trama estáis más de uno, relaciones sociales TOXICAS.

Los comentarios están desactivados.