14854536246944

Ignacio García de Vinuesa y vuelve la guerra fría.

El pasado 26 de Enero y aprovechando un acto del día internacional de conmemoración en Memoria de las víctimas del holocausto en Alcobendas. El alcalde Ignacio García de Vinuesa llegó a manifestar en su intervención que solo el gulag comunista  había  causado más víctimas que los campos de exterminio Nazis.

Usar un acto de ese tipo para un mitin político y para una soflama Macarthista ya indica las pretensiones del señor Alcalde de la localidad.

Quizás por poco puesto en la historia del siglo XIX no conocerá que el concepto de campo de concentración actual nace del colonialismo británico y es aplicado  por este en la Guerra de los Bóeres.  La idea del derechista militar Horatio Kitchener y su desarrollo dejó  20000 muertos por hambre y malos tratos la mayoría era población civil.

Recordar la política de reconcentración realizada en Cuba por los gobiernos Borbónicos españoles desde 1895. Al año siguiente se estima que 400000 cubanos estaban recluidos en este sistema de control de la población. Se calcula entre 300000 y 600000 las víctimas mortales  por estos hechos.

 Los Gulags  un lugar cruel  de castigo y reeducación y en donde  se valora la cifra de entre 800000 y 1100000 las muertes  en sus 21 años de existencia. Por motivos de carencia de una buena alimentación, falta de atención sanitaria, agotamiento físico por trabajos forzados o palizas con causa de muerte. Al otro lado de Europa en el estado español, los campos de concentración Franquistas según el historiador Julián Casanova supusieron 150000 víctimas, sin sumar  a los 10000 exiliados  que estaban en Francia y  se les condujo por parte de los Nazis a Gusen o Mauthausen y más de 7000 de ellos perecieron.  EEUU encerró entre 1942 y 1944 a 112000 japoneses que se ubicaban en su territorio 7000 de ellos fallecieron.

Los campos de exterminio Nazi, era un mecanismo industrial de depuración de la sociedad mediante su desaparición física. La mayoría llegaba a ellos a morir directamente  y los primeros recluidos fueron miembros del Partido Comunista Alemán, mientras el conservador y de derechas Partido del Centro votaba a favor de que Adolf Hitler se invistiera como Canciller del país y algún ex militante de ese partido como Franz von Papen ocupaba puestos de administración en el Reich.

Entre 5 y 6 millones de personas, marxistas, judíos, liberales, Republicanos españoles, prisioneros de guerra soviéticos, gitanos, serbios,  partisanos o resistentes antifascistas europeos  murieron en esos recintos de la muerte. Muchos de ellos liberados por el Ejército Rojo en 1944 y 45.

Utilizar  el holocausto producido por la dinámica del  fascismo y unirlo al comunismo es bofetear a la historia. En esos campos de liquidación nazi fue  torturado  y asesinado  Ernst Thälmann máximo dirigente del Partido Comunista de Alemania o por allí pasó Luis Montero Álvarez, dirigente del PCE y miembro de la resistencia anti-Nazi en Francia.  En el momento que a los demócratas españoles  la dictadura de Franco les condenaba con un triángulo Azul como apátridas.

Es difícil que el Likudniks Ignacio García de Vinuesa reconozca que los militantes Republicanos en el exilio se organizaron en los internos de estos campos para posteriormente denunciar esta barbarie y en ello colaboraron con comunistas Checos o polacos también detenidos. Y menos seguramente valorara que el líder de la derecha democrática española Pórtela Valladares fue sometido a presidio por las autoridades colaboracionistas de la Francia de Vichy, en el Castillo de IF. Y que el gobierno Franquista pidió su extradición para asesinarle como al Socialista Julián Zugazagoitia. El pueblo judío no tiene nada que ver con el gobierno sionista de Israel que practica la represión contra el estado de Palestina y sus gentes. Recordar al Partido Socialista BUND que englobaba una tendencia marxista opuesta al centralismo del Partido Bolchevique y que en las elecciones de polacas de 1947 se presentó en coalición con el Partido Socialista Polaco y estaba  conformado por descendientes de hebreos. El reduccionismo de Ignacio García de Vinuesa une pueblo judío con el partido  Likud y con él se  nos montó para ellos y su ideología un evento en nuestra localidad.

…Y el lunes al café al desayuno, vuelve la Guerra Fría y el cielo de tu boca al purgatorio (Joaquín Sabina)…En versión Ignacio García de Vinuesa.

 

Eduardo Andradas

Concejal de Si Se Puede-Alcobendas