comiteunoveinte

La doble vara (la doble cara) de la casta

El Comité 1-20, que se define como “un colectivo de jóvenes anticapitalistas, antifascistas, feministas y antirracistas de Alcobendas y Sanse”- acaba de publicar en su perfil de Facebook un comunicado demoledor en el que denuncia que el alcalde de San Sebastián de los Reyes, Narciso Romero (PSOE) y su gobierno del cambio (integrado por el PSOE, Ganemos y la concejala Miryam Pérez Meliá), “no sólo ha forjado una estrecha relación de amistad, complicidad y camaradería con la extrema derecha”, sino que sigue sin posicionarse ante el apuñalamiento del que fueron objeto dos compañeros antifascistas hace ahora tres años (véase foto). “Hoy, los culpables -denuncia el Comité 1-20- siguen sin ser juzgados.

El colectivo antifascista Comité 1-20 ha publicado un comunicado en su perfil de Facebook que denuncia la falta de compromiso por parte del alcade de San Sebastián de los Reyes con el Observatorio contra la Violencia y la Xenofobia, que se puso en marcha tras la agresión que sufrieron dos jóvenes antifascistas hace ya tres años pero que se ha quedado -apuntan desde el Comité- en algo “anecdótico”. En ese comunicado, el Comité 1-20 denuncia así mismo el doble rasero del alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa (PP), “a la hora de permitir y rechazar actos en Alcobendas, como fueron, por un lado, la prohibición de las mesas para las consultas populares simbólicas sobre monarquía o república, que se organizaron vecinalmente el 2 de diciembre en nuestros barrios para conocer la opinión de lxs ciudadanxs, y por otro lado -denuncia el Comité-, la aprobación y el apoyo directo a la charla contra la ley integral de violencia de género organizada el 17 de noviembre del pasado año por Clases Medias (asociación a la que pertenecen varios neonazis)”.

Esloquehay reproduce a continuación, íntegramente, el comunicado del Comité 1-20

«Han pasado ya tres años desde que un grupo de neonazis apuñalara en nuestras calles a dos compañeros antifascistas. Hoy, los culpables siguen sin ser juzgados por ello y el actual gobierno de Sanse ni siquiera se ha posicionado ante estos hechos. Ante la presión de los vecinos y vecinas del barrio, se puso en marcha un Observatorio contra la violencia y la xenofobia, que, dada la falta de compromiso y de voluntad por parte de este gobierno, se quedó en algo anecdótico. Pero esta agresión no fue algo aislado, y es que Sanse ha sido testigo desde hace años de numerosos ataques fascistas y xenófobos a vecinxs, grupos políticos de izquierdas e incluso a locales y negocios.

Lejos de condenar estos ataques públicamente, lo cual se solicitó expresamente al alcalde Narciso Romero (PsoE) y de quien recibimos la negativa porque según él “un gobierno no podía condenar públicamente las agresiones fascistas”, el 2 de mayo de 2016, transcurridos tan sólo dos meses de los apuñalamientos a nuestros compañeros, descubrimos al alcalde saludando y haciéndose fotos con otro grupo de neonazis del barrio en la fiesta de la Caldereta. Pese a ello, el 20 de enero de 2019 se hizo público en redes sociales que la peña taurina a la que pertenecen también varios neonazis fue premiada por el gobierno de Sanse en su III Gala Taurina. Pero en estos últimos años, Narciso Romero (PsoE) y su “gobierno del cambio” no sólo han forjado una estrecha relación de amistad, complicidad y camaradería con la extrema derecha; además, sus principios rectores parecen haberse tambaleado y sus criterios ahora son otros. El pasado 21 de enero, el emergente partido de extrema derecha, VOX, situó una mesa informativa en Sanse y un supuesto grupo de vecinxs lanzó huevos a sus componentes; el día 4 de marzo, justo tres años después de los apuñalamientos en Sanse, el restaurante Los Olivares apareció con pintadas que denunciaban que iba a acoger una charla del partido nazi España2000. Asimismo, el 9 de abril, la sede de Ciudadanos amaneció con pintadas. En estas ocasiones, poco tardó N. Romero en condenar públicamente en sus redes sociales estos ataques, apelando así a la democracia y al respeto; respeto hacia partidos nazis y fascistas.

Sin embargo, su cinismo e hipocresía llegan aún más lejos y ponen de manifiesto la ausencia de principios y valores democráticos: el pasado 19 de marzo, algunos medios de comunicación hicieron pública la noticia de que podría haber indicios de prevaricación por parte del alcalde Narciso Romero en el nombramiento del sargento de la Policía Local. Tan sólo dos días después de que esta noticia se hiciera eco, vecinos y vecinas de Sanse presentaron una moción en el Pleno para pedir la adopción de medidas de presión al sistema judicial para llevar a prisión a los neonazis que apuñalaron en 2016 a dos de nuestros compañeros. Pero a quienes se les llena la boca al hablar de democracia y tolerancia, adelantaron el orden del día para evitar, tanto encontrarse con la concentración que había convocada ese día en el Ayuntamiento, como que estxs vecinxs pudieran presentar la moción, aunque esto último sin éxito.

Mientras tanto, el gobierno del PP de Alcobendas no pasa desapercibido, y es que su alcalde, Ignacio García de Vinuesa, se ha visto involucrado en algunos casos de corrupción. En el año 2010, Vinuesa fue acusado de prevaricación, malversación de fondos y de establecer negociaciones prohibidas con funcionarios; de mala gestión de fondos públicos por aprobar una operación urbanística que consistió en la recompra de dos parcelas valoradas en 12 millones por un precio de 24 millones de euros. Además, pese a los intentos por escapar de la Púnica, y a pocas semanas de las elecciones generales, se han hecho públicas las acusaciones al alcalde de sufragar los gastos de las campañas de su imagen con los fondos del patronato socio-cultural, cuya cifra oscila los 85000 euros.

Por otra parte, debemos destacar el ya aprobado macro proyecto de Los Carriles, impulsado por el gobierno del PP de Alcobendas, que consistirá en la construcción de 8.600 viviendas junto al monte de Valdelatas. Este pelotazo urbanístico supondrá enormes beneficios para los propietarios del terreno; por el contrario, sólo traerá desventajas para lxs vecinxs: viviendas inaccesibles para la mayoría debido a sus elevados precios, incremento de la contaminación, aumento notable de tráfico en la carretera N-1, destrucción de la flora y la fauna al no soportar la presión de miles de personas viviendo a tan solo unos metros…

No podíamos olvidarnos del doble rasero de I. G. de Vinuesa a la hora de permitir y rechazar actos en Alcobendas, como fueron, por un lado, la prohibición de las mesas para las consultas populares simbólicas sobre monarquía o república, que se organizaron vecinalmente el 2 de diciembre en nuestros barrios para conocer la opinión de lxs ciudadanxs, y por otro lado, la aprobación y el apoyo directo a la charla contra la ley integral de violencia de género organizada el 17 de noviembre del pasado año por Clases Medias (asociación a la que pertenecen varios neonazis), en la que además, varios de los ponentes son simpatizantes y candidatos de VOX.

Es por esto, y por muchas cosas más, que seguiremos visibilizando y difundiendo la falsedad que de sobra han demostrado los alcaldes de nuestros barrios, así como sus fechorías y las consecuencias de éstas, que, como siempre, es el pueblo quien acaba pagándolas. Pero sabed que un barrio unido vale más que todos vuestros millones y, que gracias a vuestras mentiras, cada vez más vecinxs abren los ojos ante la manipulación a la que nos sometéis».

Fin del comunicado del Comité 1-20