comedor escolar

La FAPA Giner de los Ríos denuncia que la Comunidad de Madrid no paga a los centros las ayudas de comedor

Desde la FAPA “Francisco Giner de los Ríos” instan a la Consejería de Educación a que realice urgentemente los pagos a los centros educativos que corresponden a las ayudas a las familias que han accedido a la reducción de cuota por el uso del comedor escolar.

La Comunidad de Madrid destina cerca de 40 millones de euros este año para que familias con bajos ingresos puedan abonar una tarifa reducida por el uso del comedor escolar, unos pagos que no se hacen al inicio del curso, sino que se van fraccionando durante el año escolar. La gran mayoría de los centros educativos tienen que adelantar dinero, de su ya escueto presupuesto, para que los beneficiarios puedan disfrutar del comedor escolar, incluso las propias empresas encargadas del comedor, en ocasiones, acceden a ello. En años anteriores ese primer pago se realizaba antes de finalizar el año natural, pero se ha ido retrasando cada vez más. Hace dos años se realizó a principios del mes de diciembre mientras el año pasado el primer pago, normalmente el más sustancial, les llegó a la mayoría un 27 de diciembre del 2017.

A fecha de hoy hay centros que no han recibido cantidad alguna bajo este concepto y correspondiente al curso 2018-2019, ocasionando un desajuste de tesorería; varios de estos centros educativos advierten que no pueden continuar con esta situación. Al mismo tiempo, se está generando en las familias afectadas una gran incertidumbre en cuanto a saber si sus hijos e hijas van a poder seguir utilizando el servicio de comedor o no, hay que recordar que muchos de esos menores dependen de ese plato de comida diario para poder alimentarse de una manera digna. Desde la Federación de AMPAs denuncian que “en cambio, sí se tiene dinero para atender unas desgravaciones fiscales para familias de superiores recursos económicos como, por ejemplo, pueden ser los uniformes escolares, cuestión solicitada por algunas familias, pero en ningún caso es obligatorio. De nuevo la Administración premia a los más favorecidos frente al alumnado con más dificultades socioeconómicas“.

Otros años los pagos, que se dividen en tres, se venían realizando en los meses de diciembre, abril y julio, una vez terminado el uso del comedor escolar, por lo que sí o sí, lo tenían que adelantar los centros. “Esperemos que el retraso de este primer pago en algunos centros no signifique que se sigan retrasando los posteriores” advierten desde la FAPA, quienes instan a la Comunidad de Madrid a que en siguientes años estos pagos se comiencen a realizar en el mes de septiembre, fecha en que empiezan las clases y el servicio de comedor.

Una de las competencias de la Consejería de Educación es administrar correctamente el dinero y no dejar de lado unas becas que son demandadas y absolutamente necesarias para las familias y para el fomento de la equidad. No es de recibo que se juegue con algo tan esencial como es el bienestar y el derecho de un menor poniendo trabas a que pueda comer de una forma adecuada” indican fuentes de la Giner de los Ríos, quienes se preguntan también “¿Qué sentido tiene dar unas becas y luego no pagarlas en tiempo y en forma? Como siempre los más desfavorecidos sufren las consecuencias de una mala gestión de la Administración“.

Sólo nos queda la esperanza de que en breve se abonen las cantidades adeudadas para no seguir gravando la economía, ya maltrecha, de los colegios públicos que, contra viento y marea, luchan por salir adelante con dignidad y cuidando del bienestar de nuestros hijos e hijas y sobre todo para que todos estos menores que dependen de esa comida para alimentarse al día no se queden sin ella. Apelamos a la conciencia de quien tome las decisiones sobre las fechas de abono de las becas para que en siguientes ocasiones se gestione de una forma eficaz el pago de las mismas” finalizan.

Desde la Consejería de Educación aseguran que las transferencias ya están realizadas y que llegarán en breve a los centros que no las hayan recibido aún. El gobierno de PP y Ciudadanos atribuye los retrasos a “problemas bancarios, sin dar más explicaciones.