marea blanca sanse

La Plataforma de la Sanidad Pública Zona Norte denuncia la no reversión de los laboratorios de análisis clínicos al ámbito público

El colectivo valora de manera positiva la marea blanca celebrada el pasado domingo en Sanse

El  domingo 18 de Noviembre de 2018 quedará en el recuerdo de  las vecinas de Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y la Zona Norte, como una fecha clave en la defensa de la sanidad pública, universal y gratuita, así como de las reivindicaciones que afectan de manera especial a nuestros municipios. 

La colorida, llamativa y reivindicativa manifestación tuvo una afluencia vecinal de las más numerosas de las celebradas en nuestros Municipios en los últimos años, gracias sobre todo al enorme trabajo de propaganda y difusión  desarrollado por la Plataforma. Durante todo el trayecto los asistentes no pararon de exigir a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid (gobernada por el PP con el apoyo de Ciudadanos), la mejora de una sanidad pública madrileña, gravemente deteriorada año tras año desde el 2009. 

El deterioro, tanto en el aspecto económico, el aumento de listas de espera, la falta de recursos humanos, privatizaciones, se puede agrupar en tres grandes cuestiones: primero, los niveles de los presupuestos en sanidad desde el año 2009, no se han vuelto a igualar. En segundo lugar, el traspaso de fondos a la sanidad privada ha ido aumentando imparablemente, en detrimento de la sanidad pública; a consecuencia de ello las derivaciones y el aumento de las listas de espera ha sido una constante. Y por último, la amortización de 6.800 trabajadores de la sanidad pública, se ha traducido en una falta de personal sanitario, evidente tanto en atención primaria como en los hospitales. A todo ello, añadir que otros servicios como lavandería, párquines, cafeterías, extracción de sangre, se regalaban a las empresas privadas.

Capítulo aparte merece la situación de los laboratorios de Análisis Clínicos del Hospital Infanta Sofía y del resto de los centros del mismo modelo de gestión. En el año 2008 entraron en funcionamiento los hospitales del conocido como “modelo Aguirre”. Hospitales sobre suelo público cedido por los Ayuntamientos donde se ubican, construidos por empresas privadas mediante contratos de concesión de obra pública con un acuerdo de explotación de servicios no sanitarios y un canon anual hasta el año 2035, entre los que se encuentra el de Sanse.

Dos años después de su inauguración, en el año 2010, el gobierno del Partido Popular aprobó en el Consejo de Gobierno un incremento del canon anual del 2,5% para el resto de años pendientes, que llamaron restablecimiento del equilibrio económico-financiero de la concesión, y además, aprobaron un extra de 4 millones de euros por “sobrecostes”. En 2009, el Consejero de Sanidad, Juan José Güemes privatizó el servicio de laboratorios públicos con un contrato por 8 años con posibilidad de renovación por otros 2 años por un valor de 173 millones de euros. Es curioso reseñar que el Sr. Güemes fue después Consejero Delegado de la empresa Unilabs, que se hizo en 2013 con la UTE que gestionaba este servicio.

La privatización de este servicio esencial se produce en los hospitales de San Sebastián de los Reyes, Parla, Arganda, Coslada y Aranjuez, con una población afectada de 1.100.000 personas. Para justificar esta privatización, el Gobierno del PP indicaba que el centro de análisis ahorraría el 40% del coste, al crear un gran laboratorio central de diagnóstico analítico y seis pequeños laboratorios ubicados en los hospitales citados donde se analizarían las muestras que necesitaran de resultado en menos de 6 horas. El resto de las muestras obtenidas en los hospitales irían directamente al laboratorio central, así como todas las muestras obtenidas en los centros de atención primaria.

Hoy en día se ha demostrado que tal ahorro no existe y que los perjuicios del sistema son numerosos. Así lo denuncia la Asociación de Profesionales de Laboratorios Públicos, puesto que los laboratorios públicos que existen tienen una calidad excelente, probada durante muchos años, y lo que ha introducido la Consejería de Sanidad y la concesionaria es el ánimo de lucro. Por si eso fuera poco, los locales y equipamientos, son cedidos por la administración con todos los costes que ello supone. Además, durante estos años que ha estado en funcionamiento, son numerosas las denuncias por fallos en los análisis, retrasos e incluso análisis que no habían sido solicitados por los profesionales de la Sanidad Pública.

En 2015, el Partido Popular en plena campaña electoral promete que no habrá privatizaciones ni se externalizará  ningún servicio en la Sanidad Pública, afirmando que su programa electoral es un contrato de obligado cumplimiento con la ciudadanía y su incumplimiento tendría responsabilidades políticas. Pues bien, a finales de 2016 prorrogan la concesión por dos años la concesión del servicio de análisis clínicos incumpliendo una vez más su promesa electoral.

Desde la Plataforma Sanidad Pública Zona Norte indican que “es imprescindible recuperar la gestión de este servicio privatizado, dado que la Sanidad Pública está perfectamente capacitada para realizar este servicio con altos índices de calidad y un menor coste, y es posible puesto que la prórroga finalizará en los próximos meses. Existe la posibilidad de no sacar una nueva licitación, y mantener este servicio 100% público, mejorando así el servicio y la calidad“. Por ello, desde el colectivo afirman que van a seguir “exigiendo a la Consejería de Sanidad que revierta este esencial servicio al ámbito público“, y apoyarán “cualquier iniciativa para conseguirlo, tanto de los y las trabajadores como en el ámbito político y ciudadano“.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>