GetAttachment-61

LAS CAMARILLAS POLÍTICAS DE SANSE

Estimadas lectoras y estimados lectores, me dirijo a vosotros en un momento en el que recorre todo mi ser una profunda indignación, una sensación de asco e impotencia, ante acontecimientos de los que por desgracia estoy siendo testigo, como lo están siendo todas las personas que, de una manera u otra, siguen los avatares de la vida política de nuestro municipio.


Acabo recibir por whatsapp una noticia aparecida en el periódico El Confidencial que hace referencia a la situación de Podemos en los municipios de Sanse y Alcobendas, más concretamente a sus confluencias municipales, las candidaturas de Si Se Puede, lógicamente en el medio, y la manera, en que aparece la noticia, no puede ser para otra cosa que para desacreditar. Pero mi indignación no es principalmente con el medio que la pública, que también, si no con quienes han facilitado la noticia, obviamente miembros de esta organización.

En ella se desacredita al concejal Julián Serrano Pernas, al que denominan injustamente el concejal no adscrito, siendo esta calificación del todo mentira, pues es miembro de pleno derecho de la organización por la que fue elegido en las últimas elecciones municipales, ya que no ha habido ninguna sentencia en sentido contrario, salvo la expulsión de este edil del grupo municipal por parte de su actual portavoz, de cuyo nombre no quiero acordarme.

La noticia, que ha sido rectificada por el medio que la ha publicado, “El Confidencial”, horas más tarde de haberla lanzado, sostenía que Julián Serrano había vendido su voto, aprobando los presupuestos, por 30.000 €, que se destinarían al proyecto CES para el cuidado sanitario de las colonias de gatos del municipio.

Ruego a las lectoras y lectores de este artículo, que me permitan no ahondar más en las explicaciones sobre el método CES, de cómo se desarrollaron las negociaciones y en qué situación se encuentra en la actualidad dicho plan, ya que la información sobre este asunto es pública y constan en el acta del pleno municipal donde se aprobó. Hago este ruego para no extender en exceso este artículo, y poder centrarme en lo que considero la motivación central y prioritaria para escribirle.

La rectificación en El Confidencial, se hace sencillamente porque la información publicada en lo concerniente al voto de Julián en el pleno de presupuestos, es absolutamente falsa. Dicho concejal votó negativamente a la aprobación de los presupuestos municipales, y no ha recibido cantidad alguna del comentado proyecto CES. Muy al contrario, fue despojado de forma arbitraria de toda asignación económica, como consecuencia de la decisión unilateral tomada por el portavoz de Si Se Puede Sanse, medida que no fue ratificada por asamblea alguna en un movimiento que se reconoce asambleario, y que a su vez hoy dicha decisión está en manos de los tribunales.

Dicha medida, dejarle sin asignación presupuestaría, sin seguridad social, echarle del despacho de su organización, fue aprobada por vía de urgencia en un pleno del Ayuntamiento, pleno al que asistieron un gran número de personas para manifestar su rechazo frente a esa decisión. Por cierto, que los concejales y concejala de Ganemos Sanse aprobaron la medida de retirar al número dos de la candidatura de Si Se Puede todo recurso, cuando anteriormente votaron de forma afirmativa la subida de sueldos para los portavoces de los Grupos municipales, nada más y nada menos que un 25% de incremento, en sus humildes honorarios.

No quiero alargar mucho más este texto, porque solo quería expresar públicamente mi indignación ante tanta ignominia y desazón, al comprobar una vez más, como determinadas camarillas políticas mienten descaradamente y sin rubor, para mantener sus privilegios, principalmente sus más que dignos salarios, y la buena vida que se dan en sus despachos, que entre todas y todos costeamos.

Termino esperando no haber contrariado a quienes me han leído, pues no es esa mi intención. El ánimo que me mueve no es otro, que opinar sobre asuntos que a todas y a todos conciernen, y manifestar así mi disgusto ante acontecimientos tan bochornosos, que solo consiguen ensuciar la noble ciencia de la política, al ponerla al servicio exclusivo de intereses particulares y obscenos. Por último decir que creo en la existencia de camarillas, que se alejan de la transparencia, de la luz y los taquígrafos, que entorpecen la participación, que no consultan, que tergiversan la verdad, y que hacen de su capa un sayo ¡ASÍ LO CREO!