_20170711_215825

Las colonias felinas de Madrid salen a concurso por 870.342,38 €

Después de un más de un año desde la polémica de la organización del CES del Ayuntamiento Madrid, con su proyecto de un centro de esterilización para acometer todas las intervenciones en gatos de colonia, ya han sido publicados los pliegos técnicos y administrativos.

Hay que recordar que una gran parte de las alimentadoras y protectoras enteradas se mostraron contrarias a un servicio centralizado y dejaron claro a Madrid Salud que se decantaban  por un modelo de clínicas colaboradoras y con experiencia en CES.

Las reuniones mantenidas hasta ahora han tenido como resultado que el citado organismo municipal ha hecho oídos sordos a las voces de los que hasta ahora han hecho el trabajo e invertido su dinero en la gestión de las colonias de Madrid, adquiriendo una valiosísima experiencia en el camino.

El día 5 de julio se publicaron, en el perfil del contratante, los pliegos (técnico y administrativo) para la adjudicación del contrato.

Los documentos , titulados “PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS DEL CONTRATO DE SERVICIOS PARA LA GESTIÓN DE COLONIAS DE GATOS URBANOS EN EL MUNICIPIO DE MADRID” y “PLIEGO DE CLÁUSULAS ADMINISTRATIVAS PARTICULARES QUE HA DE REGIR EN EL CONTRATO DE SERVICIOS DENOMINADO: SERVICIOS PARA LA GESTIÓN DE COLONIAS DE GATOS URBANOS EN EL MUNICIPIO DE MADRID”  invitan a la reflexión tras su lectura.

Las condiciones acotan la posibilidad de presentarse a muy pocas entidades. Un ejemplo sería la solvencia económica exigida “El volumen anual de negocios, referido a los tres últimos años concluidos (2014, 2015 y 2016) deberá ser al menos de 359.645,61 € en cada uno de los 3 años concluidos. El volumen anual de negocios del licitador o candidato se acreditará mediante declaración responsable.” (Pag.46 del pliego administrativo) Eso dejaría sólo como opciones a empresas como RECOLTE y a protectoras que ya cuenten con contratos con la Administración.

El pliego técnico deja entrever que la idea de las reubicaciones no ha sido abandonada. Si bien en la primera página menciona como objetivo: “Devolución de los animales al lugar de origen.”  en la página cuatro esta tranquilizadora frase es cambiada por “Los animales esterilizados, marcados y microchipados serán devueltos a su ubicación de origen, u otro lugar determinado para su suelta.”

También en la primera página parece que la eficiencia es un concepto importante para Madrid Salud, es decir, conseguir los máximos resultados con la mínima inversión. Sin embargo  unas sencillas cuentas siembran las dudas de que el proyecto se ajuste a esa idea.

El proyecto es básicamente la castración de 3000 gatos al año con un gasto de  359.645,61 €, 435.171,19 € con IVA . Eso son 145 euros /gato, sin contar la inversión en el equipamiento del centro y “los consumos energéticos del centro de Gestión de Colonias Felinas (agua, luz y gas)”  que serán asumidos por Madrid Salud.

Si el centro abre de lunes a viernes,  aproximadamente 261 días al año sin tener en cuenta los festivos, se cumpliría el objetivo castrando 11 o 12 ejemplares al día. Esta cifra sería fácilmente asumible por una red de clínicas y posiblemente a un coste inferior. ¿Dónde queda la eficiencia?

Es muy llamativa también la tabla de la página 12 “MATERIAL SANITARIO MÍNIMO ESTIMADO POR GATO/AÑO A CARGO DE LA ENTIDAD ADJUDICATARIA” Recalcamos lo de mínimo cuando por gato se estiman 100 cuchillas de bisturí o 50ml de propofol. Desde nuestra ignorancia no sabemos cómo se gastan 100 cuchillas en una castración y si según el COLVEMA la dosis de inducción con Propofol  es de 4-8mg/kg y según la información de la web de la aemps el  medicamento contiene 10mg por ml tampoco sabemos cómo se gastan 50ml. Haciendo la cuenta de la vieja : si el gato pesa 4 kg, la dosis sería 32 mg como mucho y 3,2ml del anestésico. ¿Qué pasan con los 46,8 ml que quedan en el bote? A simple vista y a la espera de un criterio experto parece que el material a cargo del adjudicatario está calculado muy por encima, aunque sea una previsión para un año.

Pero parece que por muchos motivos razonables que se expongan, vamos a tener centro de esterilización sí o sí, ideado y llevado a cabo por el gobierno de Ahora Madrid. Un gobierno que parecía no creer en la gestión privada de instalaciones públicas y sí en el bienestar de los animales, y que no para de presumir de la eficiencia de su gestión. A lo mejor deberían repasar su proyecto y dejarse aconsejar por todas las personas desinteresadas y altruistas que han intentado mejorar el proyecto para que sea el CES que los gatos de Madrid necesitan.