autoritarismo heras

Los sindicatos denuncian (de nuevo) la tiranía de Javier Heras

CPPM y UGT, sindicatos con mayoría entre la representación de los trabajadores municipales de Sanse, vuelven a salir a la palestra para manifestar las malas artes del concejal de Recursos Humanos, Javier Heras (Ganemos Sanse) en el trato que dispensa a la mayoría social. Ambos sindicatos ya denunciaron por separado la falta de talante democrático del edil en el contexto de la negociación de la Relación de Puestos de Trabajo y la Oferta Pública de Empleo del año 2016. Ahora, en un duro comunicado conjunto titulado “El autoritarismo de Javier Heras” dan cuenta del trato recibido y de actuaciones que, indican los sindicatos, pueden rallar en la prevaricación.

Este es el comunicado completo recibido por EsLoQueHay:

Definitivamente este gobierno es el menos dialogante, transigente y social desde la llegada de la democracia. Cada día nos sorprendemos con acciones y gestos propios de otras épocas, el desprecio que manifiesta el concejal de RRHH hacia nuestras secciones sindicales no tiene límites.

En cada mesa, en cada manifestación, en cada decisión se encamina a perjudicar a la mayoría social, porque eso es lo que le fastidia, no puede manejar a la mayoría de los representantes de los trabajadores en las mesas. Debe pensar que si tiene comprado al resto de sindicatos puede hacer lo que quiera e imponer su criterio, sin votos, sin mayorías, por su voluntad.

El pasado viernes se convocó comisión paritaria del seguimiento del acuerdoconvenio. Para abrir boca, antes de comenzar con el orden del día, cuando se le preguntó por los motivos del cambio de la secretaria de dicha comisión, dijo que no había ningún motivo, que simplemente porque lo decía él y ya está. En ella se trataba un tema de una compañera, una solicitud presentada el día 23 de enero por CSIF y una solicitud denunciando el incumplimiento del acuerdo-convenio presentado por la mayoría social en septiembre de 2016.

Después de 1 hora tratando la solicitud de CSIF para que Susana Pino gane más por las horas extraordinarias, el Sr. Heras tras una fuerte discusión y después de tratar de intimidar al secretario general de UGT  levantó la mesa sin tratar nuestra solicitud. En un acto de soberbia y autoritarismo dejó sin tratar nuestra denuncia de incumplimientos del acuerdo-convenio.

Pero la cosa no se queda ahí, este martes estábamos convocados a Mesa Técnica de Formación y cuando creíamos que no se podía ser más autoritario nos sorprende con frases como “si no os ponéis de acuerdo decidiré yo”. La cuestión se plantea en referencia a un acuerdo de la Mesa Técnica de Formación en 2015, a este concejal no le gusta y decide dejarlo sin efecto por cojones. Nosotros, la mayoría de los representantes en la mesa, le explicamos que si pretende tumbar un acuerdo deberá proponer otro y que se vote, si obtiene la mayoría de cada una de las partes, empresa y sindicatos, el acuerdo se cambia. Su decisión es que no, ese acuerdo no se seguirá tomando y espeta que debemos ponernos de acuerdo, y que si no él decidirá, sin votación. Desde la parte social se le recuerda los principios democráticos, las propuestas se votan y si se obtiene la mayoría sale adelante. Pero eso le da igual, Heras no es democrático, es el sheriff del pueblo e impone su ley.

Nosotros le recordamos que eso está tipificado como prevaricación “tomar un decisión en un acto administrativo a sabiendas de que es injusta” y que nos obligaría a comunicarlo a las autoridades judiciales. Este es el clima donde se deben tomar acuerdos con la parte social, claro todo eso adornado de insultos e intimidaciones a los representantes de los trabajadores.

El Sr. Heras sistemáticamente utiliza el doble rasero a según qué miembros de la mesa, si algunos de nuestros representantes interrumpe a otro en su intervención se nos recrimina enérgicamente, pero si es otro miembro el que interrumpe en una de nuestras intervenciones no hace nada. En alguna ocasión hemos estado con el brazo levantado pidiendo la palabra durante más de diez minutos mientras vemos como sistemáticamente otros intervienen y se replican sin pedir el turno de palabra.

Así es el Sr. Heras, antidemocrático, autoritario, clasista, clientelista, injusto, intimidatorio, vamos todo un político de izquierdas. Pero todo esto no va a hacer que impida que la mayoría de la parte social sigamos
haciendo las cosas bien, haciendo propuestas para todos y todas, no solo para unos pocos, defendiendo los derechos de todos y todas, trabajando por los intereses de nuestros compañeros y compañeras y su  intimación será respondida con argumentos y sentido común, algo que ha perdido últimamente.

S.S. de los Reyes, 9 de febrero de 2017