magoOliver

Magia con el corazón. Un viaje a los campos de refugiados en Grecia (V)

Esloquehay reproduce las crónicas que nos envían el Mago Oliver y su ayudante Eva del viaje que están realizando por diferentes campamentos de refugiados en Grecia. El objetivo del viaje es llevar un poco de felicidad a miles de niños y niñas sirios, afganos e iraquíes que malviven en muchos casos en condiciones deplorables a la espera de conseguir el asilo político, además de llamar la atención sobre su situación. Desde esloquehay.es queremos agradecerles a ambos su iniciativa y que nos dejen ser su altavoz. ¡Mucho ánimo!

GRECIA. 3 AGOSTO.

Nos despertamos de nuevo en Petra dispuestos a vivir algo muy especial para los yazidies. Ayer conmemoraban el segundo aniversario del gran genocidio que sufrió su pueblo aquella fatídica madrugada del 3 de agosto. Llevaban dos semanas preparando este día de luto. Carteles, fotos, camisetas y frases que os aseguramos que conmocionan a cualquiera. Tuvimos la oportunidad de vivirlo en primera persona y las imágenes que vimos fueron escalofriantes. Durante las tres horas que duró el acto se respiraba mucho dolor y sufrimiento en el ambiente. Mucho.

Algunos jóvenes y personas mayores caían desmayadas sin fuerzas, y muchas niñas y adolescentes no paraban de llorar y gritar de impotencia por sus hermanos, padres, hijos o vecinos masacrados aquella noche. Aún quedan hermanas, primas e hijas que el ISIS a día de hoy mantiene secuestradas. Sentimos que tengáis que leer esto en un supuesto blog de un viaje mágico, pero es lo que vimos, y tenemos la necesidad de contarlo para que la gente conozca el sufrimiento que soporta esta gente.

Estas 1200 personas esperaban ayer que se presentasen aquí periodistas para informar de su situación (por ello todos los mensajes de los carteles y camisetas los habían escrito en inglés), pero aquí no se presentó nadie. Esto no interesa al mundo. Esta comunidad yazidi tan acogedora y que lleva a sus espaldas tanto dolor se merece que alguien les escuche. Solo piden vivir seguros. En una zona en la que no tengan miedo de volver a tener un nuevo ataque. Solo piden eso.

En cuanto a la magia, por la tarde fuimos directamente al campo de refugiados de Olympia- Katerina. Era muy diferente al resto. En verdad todos son muy diferentes entre sí. Algunos están ubicados en edificios que llevaban años sin ser usados como psiquiátricos u hospitales; otros son simplemente campas en medio de la nada; y otros son fábricas abandonadas como el de Sinatex, en que actuaremos el viernes. Hay algunos campos que, gracias al voluntariado internacional de diferentes Ong’s tienen pequeñas escuelas o centros de ocio y en su gran mayoría incluso Wi-fi. Todos tienen relativamente organizadas unas comidas básicas y reparto de ropa o productos de higiene procedentes de organizaciones de ayuda humanitaria.

Por cierto, si alguno de vosotros o algún conocido tiene pensado venir por aquí, que sepa que se necesita a gente con proyectos concretos, que puedan estar el máximo tiempo posible, y cuando más se va a necesitar ayuda va a ser en invierno.  Ahora muchos campos están manteniéndose gracias a muchos voluntarios que con gran corazón están utilizando parte o todas sus vacaciones para venir aquí a ayudar, pero el invierno en muchos, por no decir en todos los campos de refugiados que hay ahora en Grecia se espera que sea muy duro. Las consecuencias de la meteorología y la gran carencia de personal de ONGs que habrá será en muchos casos devastadora.

Volviendo de nuevo al show de magia de ayer, os informamos de que fue el más bonito e impactante hasta ahora. La respuesta de los niños fue preciosa y las familias estaban especialmente agradecidas con nosotros. En esencia, nos encanta ver que las reacciones de los niños  son iguales que las de cualquier niño occidental. Se ríen, se emocionan y se sorprenden en los mismos momentos y con los mismos efectos mágicos durante el show.

Lo que sí nos ha impresionado es ver cómo los adultos, y sobre todo los jóvenes, reaccionan durante esa hora de espectáculo igual que los más peques. Se nota la gran necesidad de evadirse, de desconectar por un rato de los pensamientos, imágenes y recuerdos que les acompañan durante todo el resto de horas del día, y el verles tan contentos, tan sonrientes, tan vulnerables, tan niños durante la actuación nos emociona mucho y hace que demos el cien por cien a pesar de que a nuestra salud está empezando a afectar tanto polvo, suciedad, cansancio y falta de horas de sueño o duchas reparadoras. Pero el cariño continuo que estamos recibiendo por parte de ellos puede con todo, y más.

Y ahora queremos aprovechar estas líneas para agradecer a Marcel, a Ingrid, a Alvaro (de GBGE-Galdakao), a Gema y a Vicente por proporcionarnos los contactos y la ayuda necesaria para conseguir los permisos y poder entrar cada día en un campo diferente.

Al acabar ayer en Olympia – Katerina les prometimos a todos que hoy pasaríamos la mañana con ellos. Os adelantamos que estamos preparando un vídeo, que en su momento os pediremos ayuda para difundirlo, para que estas personas sean reconocidas y puedan disfrutar en algún momento de una vida mínimamente digna.

Un beso mágico

Óliver y Eva