plaza3

Más dinero para festejos, menos para políticas sociales

El Ayuntamiento de Sanse debate hoy en pleno la aprobación de las cuentas municipales para 2018. El área de Festejos es el que más incrementa su presupuesto porcentualmente, con una subida del 42%. Suben también las partidas destinadas a las empresas que gestionan los polideportivos y los clubes. Aumenta el presupuesto para Mayores mientras desciende el de Juventud e Infancia. La partida de limpieza viaria sufre recortes pese al estado de suciedad de las calles. Se eliminan las partidas destinadas al transporte y a inmigración. No habrá más viviendas sociales y descienden Cultura, Igualdad, Cooperación, Participación Ciudadana, Educación y Servicios Sociales, que lo hace en un 40%. Parques y Jardines, con la inversión de 11 millones de euros para la Marina, incrementa su presupuesto en un 183%.

El presupuesto que hoy tiene previsto aprobar el gobierno municipal de Sanse (PSOE, Ganemos Sanse y Miryam Pérez) prevé un gasto total de 85.803.143,77 € y unos ingresos de 86.471.296,19 €. Es decir, se dejarán sin gastar unos 668.000 €, el equivalente al presupuesto de Cultura para Artes Escénicas. Narciso Romero y Javier Heras necesitarán previsiblemente el apoyo de su socio en la sombra, Ciudadanos, para que salga adelante su propuesta, toda vez que Iván Cardador apoyará seguro las cuentas a pesar de que la formación a la que pertenece, Podemos, aún no se ha posicionado al respecto. Julián Serrano, concejal de Sí Se Puede, e Izquierda Independiente previsiblemente votarán en contra, como han dejado entrever sus respectivas asambleas.

El presupuesto que presentará el gobierno municipal de San Sebastián de los Reyes es todo menos progresista, por mucho que sus miembros traten de dar esa imagen. El presupuesto de gastos en  Servicios Sociales sufre un fuerte recorte del 40 %, pasando de casi 6 millones de euros a apenas 3,4. En Educación, la partida destinada a sufragar parte de los gastos de funcionamiento de los centros de educación primaria cae un 34%, y la Escuela Municipal de Música y Danza un 4%.  Por contra, la remesa para centros de educación infantil crece un 5%.

Sanse, que tiene una tasa de paro de alrededor del 8%, es decir, unos 4.000 vecinos y vecinas sin trabajo, reduce un 3,5% el presupuesto para fomento y promoción del empleo, que se queda en unos exiguos 380.639,56 €. Tampoco le van mejor las cosas al área de Cultura, donde todas sus partidas, a excepción de la de gastos generales de la Delegación, sufren recortes. Artes Escénicas cae un 13%, Museos un 7%, Bibliotecas un 4% y Cultura y Universidad Popular se lleva la peor parte con un recorte del 66% para quedarse en apenas 125.000 €.

En Juventud e Infancia se invertirán 150.000 euros menos, un 13%. Más suerte tendrán los y las mayores del municipio, que al contrario que los niños y niñas sí votan, ya que verán como el Consistorio dispondrá de 75.000 € más para gastar en ellos, un aumento del 11%. 

Quizás la Concejalía peor parada sea dirigida por Rebeca Peral, Concejala de Igualdad, Cooperación, Inmigración y Participación Ciudadana, cuyas delegaciones sufren fuertes recortes o desaparecen del presupuesto como sucede con Inmigración. Cooperación al Desarrollo pierde el 90% de su dinero, Participación Ciudadana cae un 26% e Igualdad un 15%. A pesar de pertenecer al mismo partido que el Alcalde, el PSOE, sus delegaciones padecen el tijeretazo de unas cuentas que se alejan de los objetivos sociales.

La limpieza de las calles, una de las quejas más frecuentes de los vecinos y vecinas de casi todos los barrios del municipio, no se libra tampoco de la poda y sufre un desplome del 5%, perdiendo cerca de 265.000 €. Además de sucias, nuestras calles y aceras tendrán más baches ya que las partidas destinadas a su conservación caen en más de 3 millones de euros, un 55%. La partida destinada al transporte colectivo urbano (89.000 euros en 2016) simplemente desaparece.

¿Dónde va a parar todo ese dinero?

Sin duda las grandes beneficiadas serán Festejos y Deportes, delegaciones que pertenecen curiosamente a Narciso Romero y Javier Heras. Festejos pasará de 1.044.070,30 € a 1.481.123,31 €, es decir, un 42% más. Las fiestas del mes de agosto suben un 27% y costarán 804.853,65 € (no se incluyen gastos de personal), las fiestas de San Sebastián incrementan su gasto en un 5% y la caldereta del 2 de Mayo un 32%. Las únicas fiestas que reducen su presupuesto son las de Navidad, que bajan un 3%. Los gastos de personal de esta delegación crecen también un 151% con la incorporación de dos funcionarios de las escalas C2 y A2, y se incorpora por primera vez el complemento que recibe la policía local por las fiestas de agosto (180.000 €).

En Deportes las cosas no van tampoco mal. El presupuesto sube un 9% para llegar casi hasta los 8 millones de euros. La empresa concesionaria de la gestión de los polideportivos Dehesa Boyal y La Viña, Santagadea, recibirá un pequeño empujón en sus maltrechas cuentas a costa de la ciudadanía de Sanse, que verá como se incrementa el coste del servicio que presta esta empresa en un 5 y un 3% respectivamente (son contratos distintos para cada instalación).

Los clubes deportivos están también de enhorabuena. Además de haberse hecho con la gestión del programa de campamentos urbanos de verano, el denominado Summer Sanse, la partida destinada a subvencionar su actividad se incrementa en un 56%, pasando a casi 1,6 millones de euros.

¿De dónde sale el dinero?

Casi la mitad del presupuesto municipal proviene de los impuestos directos, que suponen casi 41 millones de euros (un 1,3% más de lo presupuestado en 2016). La joya de la corona sin duda es el IBI, el impuesto que grava los inmuebles, que verá incrementada su recaudación un 5,4% hasta los 26,7 millones, lo que sin duda se traducirá en el recibo que recibirán todos los propietarios de viviendas en Sanse. Por contra, el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el conocido como “numerito”, baja su recaudación en un 6% lastrado por un descenso en el número de vehículos matriculados en el municipio.

Los impuestos indirectos como el IVA, carburantes, tabaco y alcohol o sobre la construcción, crecen un 17% y supondrán 5,4 millones de euros según las cuentas del ejecutivo. La tasa por la recogida de la basura sube también, aunque en menor medida, un 1,3%. Los ingresos por la tasa por licencias urbanísticas, la que debe pagar cualquier particular o empresa que quiera realizar alguna obra, se incrementan un 25% hasta los 2 millones de euros. Las terrazas de bares y restaurantes también pagarán un 10% más.

El dinero que recaudará el Consistorio por el servicio de teleasistencia domiciliaria sube un 326%, por lo que es probable que los usuarios de dicho servicio vean incrementado su coste. Baja la previsión de ingresos de las escuelas infantiles municipales un 10% y suben las de los programas de “Los primeros del cole” y “Las tardes del cole” (un 43 y un 95% respectivamente).

El Estado aportará casi 12 millones de euros, un 4% más, mientras que la contribución de la Comunidad de Madrid se sitúa en algo más de 3 millones, lo que sopone una subida del 10%. La venta, ya efectuada, de unas parcelas en Pilar de Abajo para construir vivienda libre (el presupuesto para nuevas viviendas sociales brilla por su ausencia), supone unos ingresos de 11 millones de euros que irán destinados a la reforma del parque de la Marina, para la que aún no hay ni siquiera un proyecto.