viondi y cifuentes

Master, mentiras y cintas de paracaídas

El reciente caso destapado por eldiario.es acerca de la presunta falsificación de las notas del máster de Cristina Cifuentes pone de nuevo de actualidad las mentiras de algunos políticos en lo que a sus currículums se refiere para alcanzar sus objetivos. Gente que se cree que todo vale con el fin de lograr unas metas políticas. Individuos que maquillan su historia personal con el propósito de hacerse más sugerentes de cara a la opinión pública. Que no se diga que nuestros políticos no tienen formación alguna.

En Alemania, el entonces Ministro de Defensa, Theodor zu Guttenberg, dimitió cuando se demostró que al menos 40 páginas de su tesis habían sido plagiadas. Un ejemplo que no suele cundir entre los políticos españoles, y menos cuando estos pertenecen al Partido Popular.  La actual alcaldesa de Santander, Gema Igual, del PP, se presentaba como diplomada en Magisterio, algo que se demostró falso. ¿Dimitió? No, optó por modificar su currículum y ahora en la web municipal indica que “realizó estudios de Magisterio”, evidenciando que no los concluyó. Una modificación que se realizó días después de destaparse un caso similar en las filas socialistas que acabó con la dimisión de su rival Estela Goikoetxea.

Tomás Burgos, Secretario de Estado de la Seguridad Social, fue investido “médico” según el currículum que figuraba en la nota oficial del Consejo de Ministros que lo nombró 30 de diciembre de 2011, cuando no había acabado dichos estudios. ¿Renunció a su cargo? Por supuesto que no, a día de hoy sigue en el mismo puesto en la segunda legislatura del gobierno de M. Rajoy. Visto lo visto que nadie espere una renuncia de la presidenta de la Comunidad de Madrid por su máster que, parece, nunca terminó de cursar, si es que alguna vez lo empezó.

Quien sí dimitió, forzado por su partido, fue Javier Viondi, el que fuera cabeza de lista de Izquierda Unida a las municipales de Getafe en 2011 por haber falseado su currículum. En su presentación como candidato a la alcaldía, Javier Viondi aseguraba haber estudiado la carrera de medicina. En diversas entrevistas aseguró además haber realizado “prácticas” en la unidad de neonatos del Hospital Universitario de Getafe (que no tiene concierto con la Complutense, donde supuestamente se licenció) y en una mutua de accidentes. En marzo de 2011 el diario Getafe Capital confirma la noticia y fuerza la dimisión de Viondi como candidato.

Que nadie se engañe, si dimitió probablemente fue porque no había obtenido aún ningún puesto político, simplemente renunció a optar a ello, que es muy distinto. ¿Supuso esta renuncia el fin de la carrera política de Viondi? Pues no, el que fuera Secretario General de IU-CM, Gregorio Gordo, siguió confiando en él como Secretario de Finanzas del partido, y sólo cuatro meses más tarde se incorpora como asesor del Concejal de Comercio y Empleo del Ayuntamiento de Fuenlabrada, su compañero en IU Óscar Valero.

Con la nueva legislatura Viondi tiene que encontrar un nuevo hueco y hete aquí que Javier Heras se encarga de proporcionarle un jugoso contrato de asesor como Director del Grupo Municipal Ganemos Sanse. 51.605,82 euros del ala y a vivir. ¿Qué importa una pequeña mentirijilla en su currículum? En Sanse sólo queremos a los mejores (si son de fuera mejor), y por eso Heras trae a Viondi con el aura de “experto en contratación”. Tan avezado es que tuvieron que contratar a una empresa externa para poder elaborar el pliego para la adjudicación del servicio de recogida de basura, limpieza viaria y punto limpio municipal. ¡Ay, madre!

Seguramente muchos de los que ahora ponen el grito en el cielo con el caso del máster de Cifuentes no midieron por el mismo rasero el aterrizaje del “paracaidista” Viondi en Sanse. Lo peor es que ya no nos sorprende. Honestidad, poca. Coherencia, ninguna.

Noticias relacionadas

1 comentario
  1. Tino Santos
    Tino Santos Dice:

    Es emocionante (se da tan poco en los periódicos del sistema) y muy de agradecer ver la verdad escrita en esta revista. El titular podría ser: ¡Cómo ganar tanto como un cirujano sin ser ni médico ni cosa que se le parezca! Un ejemplo para las próximas generaciones, el individuo y sus protectores. Por cierto, ¿qué era eso de la mafia? Como soy viejo me vienen cosas a la memoria cuando hablo de ciertos políticos y otras hierbas.

Los comentarios están desactivados.