Mentiras, dejación de funciones, incompetencia o mala fe

Mentiras, dejación de funciones, incompetencia o mala fe

Miente el Gobierno de San Sebastián de los Reyes -que integran PSOE y Ganemos- cuando presenta en su página oficial a Iván Cardador como miembro único del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe. Y miente el Equipo de Gobierno, porque ese grupo está integrado por dos concejales: Cardador y Julián Serrano. Miente así mismo esa página oficial (ssreyes.org) cuando presenta a Julián Serrano como concejal no adscrito. Y miente, porque Serrano es concejal de pleno derecho del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe. Dice el Ayuntamiento en su página institucional que “SanSe comunica” (ahí arriba lo dice). La pregunta es: ¿comunica qué?

La historia es larga, pero es posible resumirla en cuatro capítulos: (1) el concejal Iván Cardador (número 1 de Sí Se Puede SanSe, SSP) expulsa al número dos, Julián Serrano, del Grupo Municipal de SSP SanSe en marzo de 2016; (2) el Ayuntamiento, sorprendentemente, avala esa expulsión y ese mismo mes -marzo de 2016- reubica a Serrano como “concejal no adscrito”; (3) el concejal expulsado denuncia lo sucedido ante los tribunales y (4), un año después de cursada la denuncia -concretamente el 19 de abril de 2017-, el juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Madrid declara nula esa expulsión.

Para ser más precisos, declara nulo el Acuerdo del 17 de marzo de 2016 del Pleno del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes que convertía a Serrano en concejal no adscrito, y declara nulo también el Decreto 662 del 18 de marzo de 2016 del Alcalde que establecía que el susodicho Serrano dejaba de ser concejal del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe. El fallo es inequívoco: el Acuerdo y el Decreto quedan sin efecto. Porque Cardador, según la sentencia 87/2017 del juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Madrid, no podía expulsar a Serrano, pues no era competente para ello.

Casi un mes después de conocida la sentencia, en el Pleno del pasado 18 de mayo, Julián Serrano es restituido pública y oficialmente como miembro del Grupo Municipal de SSP SanSe en las condiciones en las que se encontraba antes de su nula expulsión. Al Ayuntamiento le obliga una sentencia muy clara –número 87/2017 del juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Madrid- que dice, entre otras cosas, que “la decisión adoptada de expulsar al demandante del Grupo Municipal carece de cobertura legal, orgánica o estatutaria y no respeta las exigencias del artículo 53 de la Constitución“.

El Juzgado le da un buen tirón de orejas además al Ayuntamiento, del que dice debió exigir “al menos” prueba de que la expulsión era ejecutada en cumplimiento de una norma estatutaria del partido (y no lo era). La sentencia insiste además en que el Ayuntamiento debió velar porque se respetara “mínimamente” el procedimiento debido (y no veló). El caso es que, transcurrido casi un mes desde el Pleno de mayo, la página oficial del Ayuntamiento aún no ha recogido el cambio de condición de Serrano y continúa presentándole como si fuera concejal no adscrito, a la par que presenta a Cardador como único miembro del Grupo Municipal de SSP SanSe. Todos los pantallazos que ilustran esta información han sido extraídos de ssreyes.org esta misma mañana.

cardadro

¿Dejación de funciones, incompetencia o mala fe?
El caso Serrano contrasta con el de Ángeles Barba (Ganemos SanSe), que acaba de adquirir condición de concejala tras la dimisión de su compañero de filas Ramón Sánchez Arrieta. Barba, que ha asumido la Delegación de Medio Ambiente, aparece ya perfectamente identificada en la página institucional del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes. Se da además la coincidencia de que la nueva concejala tomó posesión de su cargo en el mismo pleno que restituyó a Serrano en el suyo (el de mayo). En fin, que la página institucional sí se ha actualizado en el caso Barba, pero no en el de Serrano.

barba

En definitiva, el Ayuntamiento, que no veló por los derechos constitucionales del concejal Serrano (violados por Cardador según sentencia firme 87/2017), parece decidido a insistir en el fraude. Fraude porque ni Iván Cardador es el único concejal del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe (según sentencia judicial); ni Julián Serrano es concejal no adscrito. En la trastienda de todo ello parece vislumbrarse la lucha por la identidad y por el espacio de Podemos en SanSe. Cardador, ex de Izquierda Unida, estaría muy próximo al PSOE, mientras que Serrano representaría la corriente más alternativa.

Así las cosas, tanto al PSOE como a Ganemos (que es una coalición de dos partidos, IU SanSe y Alternativa Socialista) les interesaría más contar con un Cardador dócil y obediente -caballo de Troya socialista en SSP- que con un Serrano díscolo. El número uno de Sí Se Puede -todo un nombre propio del stablishment de SanSe pese a su juventud- tiene además vínculos muy estrechos con Javier Heras, líder de IU SanSe durante la anterior legislatura (Heras ha sido el único concejal de IU entre los años 2011 y 2015). Ambos -Cardador y Heras- fueron compañeros en el Consejo Político de IU SanSe hasta pocas semanas antes de que Cardador diera el salto a Sí Se Puede en febrero de 2015.

Más aún: fue el propio Heras el que propuso a Cardador como miembro de ese último Consejo Político de IU SanSe anterior a las elecciones municipales de mayo de 2015. Durante el proceso de integración de IU en Ganemos (enero y febrero de 2015), Cardador participa en asambleas y reuniones de trabajo previas a la constitución de la nueva marca electoral. Sin embargo, probablemente percatado de que no va a encontrar hueco fácil en los puestos de salida de la candidatura de Ganemos, que previsiblemente coparían -como así fue- Heras, Sánchez Arrieta y Ángeles Barba, decide dar el salto a Sí Se Puede.

La primera aparición pública de Cardador vinculándose a la marca SSP causa estupor en Ganemos, pero, más aún, en las filas de IU SanSe. Cardador se marcha a Sí Se Puede con David Pino, que también había participado, muy activamente, en las reuniones primeras de Ganemos, hasta el punto de que Pino diseña la primera página web de la nueva marca (por cierto, que Pino ahora también está colocado en el Grupo Municipal de SSP SanSe, como secretario). La llegada a SSP de ambos se produce en todo caso apenas unas semanas antes de que se celebren las primarias en ese partido.

Cardador y Pino -vinculados pues a IU SanSe y Ganemos hasta febrero de 2015- llegan a Sí Se Puede y consiguen en solo tres meses -marzo, abril y mayo- lo impensable: Cardador gana las primarias y, poco después, Pino consigue empleo -como cargo de confianza de Cardador- en calidad de secretario del Grupo Municipal. Desde el principio, las tensiones en el Grupo de SSP son evidentes. Hasta que, en marzo de 2016, apenas diez meses después de celebradas las elecciones, Cardador expulsa unilateralmente a Serrano asegurando que este último ha violado el Código Ético del partido.

Los motivos de la expulsión -un embrollo de vaguedades y acusaciones no probadas- son contestados primero por la Asamblea de Sí Se Puede SanSe, que se pronuncia en masa a favor del número 2 de esta formación política, Julián Serrano. De hecho, la crisis institucional que en la primavera de 2016 vive Sí Se Puede Sanse cristaliza en forma de un Manifiesto que firman 41 destacados integrantes de esta Candidatura de Unidad Popular (CUP). Los firmantes de ese documento no solo denuncian y reprueban la “actitud autoritaria” de Cardador, sino que, además, exigen su “dimisión o renuncia”.

Un año después, la expulsión -basada como se dijo en un amasijo de vaguedades y acusaciones no probadas- también recibe el varapalo del juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Madrid, que da la razón al denunciante, Julián Serrano, y sentencia que este debe ser repuesto en su cargo, lo que ya ha sucedido. La sentencia tiene fecha de 19 de abril. Un mes después, el 18 de mayo, el Pleno del Ayuntamiento reconoce esa sentencia y repone pública y oficialmente en su puesto a Serrano, y hoy, dos meses después, Serrano sigue apareciendo en la página institucional del Ayuntamiento como concejal no adscrito.

¿Dejación de funciones, incompetencia o mala fe?
Tras el sorprendente triunfo de Cardador en las primarias de Sí Se Puede, siempre ha sobrevolado la sospecha de que estaba el secretario de Organización del PSOE, José María Garrido Poyatos, periodista del diario digital El Plural y amigo personal de Cardador. Poyatos habría movilizado en abril de 2015 a las bases socialistas para que votaran a favor de Cardador en las elecciones primarias telemáticas de Sí Se Puede. ¿Presumible objetivo? Colocar a Cardador al frente de SSP para controlar esa CUP. Sea como fuere, lo cierto es que Cardador desembarca y gana en SSP en tiempo récord.

Y el resto es historia
Los desencuentros entre Cardador y Serrano son cada vez más frecuentes hasta que Cardador expulsa unilateralmente del Grupo Municipal de SSP a su hasta entonces compañero. A Serrano le apoya toda la Asamblea de esta candidatura de unidad popular, que se ha mantenido viva a lo largo del último año, período durante el cual se ha seguido reuniendo. Tras Cardador se encontrarían únicamente su escudero, el secretario del Grupo Municipal, David Pino, y el hombre en la sombra de Podemos Madrid, Carlos Sánchez Magallares, también muy impopular entre las bases de Sí Se Puede (Iván Cardador no ha convocado ni una sola vez a la Asamblea de Sí Se Puede SanSe desde marzo de 2016, cuando expulsó a Serrano).

Entre tanto, el Ayuntamiento parece más interesado en reforzar la imagen de Cardador como único representante de SSP SanSe -o más interesado en invisibilizar a Serrano- que en cumplir las sentencias judiciales. La situación de inestabilidad del Ejecutivo local podría ser el motivo. PSOE y Ganemos gobiernan en minoría y podrían necesitar en algún momento del voto de Cardador. En fin, probablemente, tráfico de favores: yo te quito enemigos dentro de casa (doy por buena la expulsión y, si no cuela en los tribunales, invisibilizo todo lo posible a Serrano) y ya vamos viendo cómo me compensas tú.

Entre bambalinas, dos nombres propios
A saber: el padrino político de Cardador en IU -el hoy primer teniente de alcalde, Javier Heras (Ganemos SanSe)- y el presunto valedor electoral de Cardador en las primarias: Garrido Poyatos (PSOE). El periodista de El Plural de hecho se ha convertido en un dinamitero de todo lo que hay a la izquierda del PSOE. Así, a lo largo de los últimos meses ha protagonizado enfrentamientos en las redes con significados dirigentes de Izquierda Independiente o con la dirección de Sí Se Puede Alcobendas, que difundió hace apenas unas semanas un comunicado en el que denunciaba la “intromisión” del PSOE de San Sebastián de los Reyes “en un debate y una problemática de una organización ajena”.

El resultado de todo ese trabajo (o quizá ha sido casualidad) tiene dos nombres propios.

(1) Miryam Pérez: el PSOE ha sido el principal valedor de esta concejala “tránsfuga”, que llegó al Ayuntamiento en la lista de Izquierda Independiente, pero abandonó esa formación (y se encuentra cada vez más cerca del Partido Socialista). Más aún: la salida de Pérez de Izquierda Independiente desencadenó la ruptura del tripartito y apeó del primer plano de la política local al carismático Rubén Holguera, el único que podía hacerle sombra al socialista Narciso Romero, político de imagen más plana.

(Y 2) El PSOE, tras colocar presuntamente a Cardador al frente de SSP y (casi) desactivar a Serrano y su Asamblea (y tras el varapalo recibido desde los tribunales), estaría ahora tratando de rematar, en las redes y medios de comunicación afines (como el El Plural o El Confidencial), la operación de desprestigio y/o invisibilización del díscolo Serrano.

Sea como fuere, lo cierto es que miente el Gobierno de San Sebastián de los Reyes -que integran PSOE y Ganemos- cuando presenta en su página oficial a Iván Cardador como miembro único del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe. Y miente el Equipo de Gobierno, porque ese grupo está integrado por dos concejales: Cardador y Julián Serrano. Miente así mismo esa página oficial (ssreyes.org) cuando presenta a Julián Serrano como concejal no adscrito. Y miente, porque Serrano es concejal de pleno derecho del Grupo Municipal de Sí Se Puede SanSe. Dice el Ayuntamiento en su página institucional que “SanSe comunica” (ahí debajo lo dice). La pregunta es: ¿comunica qué?

serrano.

 

En fin, ¿dejación de funciones, incompetencia o mala fe? Elija el lector… porque… una de las tres… es.