Narciso-Romero

Narciso Romero dimite

No aguanto más“. Ese ha sido el principal argumento esgrimido por el regidor de Sanse para presentar su dimisión. Sin embargo este medio ha podido averiguar que la verdadera causa se encuentra a 570 kilómetros de nuestro pueblo, concretamente en Ronda, provincia de Málaga. Allí se halla el acuartelamiento del Tercio Alejandro Farnesio de la Legión, al que, presuntamente, Narciso habría presentado su solicitud de admisión.

Me había planteado hacerme cofrade mayor de la Hermandad de El Rocío de Huelva“, indica el ya ex-alcalde, “pero lo paso fatal todos los años cuando veo esa turba asaltar la ermita, un día va a pasar algo grave. Si tuviese yo allí a mi gente de la Prote para poner orden, otro gallo cantaría“. Este hecho, unido a las buenas relaciones entre el socialista y los legionarios, sin duda forjadas durante los dos últimos veranos en los que la Legión ha desfilado por las calles de Sanse, podrían haber decantado a Narciso Romero por el “Tercio de Extranjeros”.

En realidad no cumplo el requisito de edad, pero yo en el formulario he puesto que tengo 25 a ver si cuela“, explica Romero. “También lo hago porque me gustan mucho los animales… umm, quiero decir, por la cabra, no es que esté llamando animales a los legionarios, ¿eh?“. Lo que no ve del todo claro es lo del “Tercio”. “Yo es que soy abstemio“, puntualiza.

Sobre su año y medio al frente del Consistorio declara que “estoy harto de Javi y Rubén” (por Javier Heras de Ganemos Sanse y Rubén Holguera de Izquierda Independiente). “Son como dos chiquillos, todo el día enfurruñados“. Sobre el portavoz de Ganemos indica que “Javi es bombero, pero en lugar de apagar fuegos tiene a la mitad del personal quemado…jajaja, ¿lo pillas? ¡quemado!“.

Acerca del primer teniente de Alcalde, Rubén Holguera, opina que “no me gustan nada el aspecto que lleva, esas pintas de… de… de… de… ¡hapster!“. “Querrá decir hipster, señor Alcalde” le corregimos con humildad. “Hispter, hapster, qué mas da, lo que es seguro es que no habrá bautizado a las niñas“.  Recuerda Narciso también “el desagradable incidente con la banderita republicana en la fachada del Ayuntamiento. Eso sí, se la devolví poniendo en las fiestas un Cristo de cojo… ¡enorme!

Con respecto a quién podría ser su sucesor, titubea a la hora de responder. “Si te digo la verdad, no veo a Andrés ni a Tatiana en esta faena, tienen demasiada… cara de niños, y esto de ser alcalde es una pesadilla“. Insistimos para ver si sacamos algo en claro y, a causa de nuestro empecinamiento, acaba revelándonos su preferencia: “yo creo que voy a dejar a Rebeca al mando, primero porque ya es hora de tener una mujer al frente del Ayuntamiento, y segundo porque, entre tú y yo” dice a modo de confesión “con el genio que tiene seguro que los pone a todos firmes en dos días“. 

A modo de despedida le pedimos que se dirija a todos los habitantes de Sanse con un deseo para el futuro. “Sólo espero que el rojerío del pueblo no se cargue la tradición tan bonita de que desfile la Legión en las fiestas, que así puedo venir de gratis”.