viyuela

Pepe Viyuela se distingue de Izquierda Independiente

La postura del popular cómico, que ha apostado claramente por Unidos Podemos a lo largo de estas últimas semanas, contrasta poderosamente con la posición tibia que ha adoptado Izquierda Independiente en esta campaña que hoy concluye. El partido liderado por Rubén Holguera -que cada vez se parece más a una marca blanca en clave local del PSOE- no solo no ha pedido el voto para la formación morada sino que, antes al contrario, ha adoptado una posición ambigua que parece situarle más cerca de los postulados del PSOE que de Unidos Podemos.

Izquierda Independiente no ha pedido el voto para Unidos Podemos, a diferencia de lo que sí han hecho, activamente, en San Sebastián de los Reyes, Izquierda Unida -de donde surgió el propio partido de Holguera-, Ganemos Sanse, Equo o Sí Se Puede. Pero Izquierda Independiente no solo ha eludido pedir el voto para la formación morada, sino que, además, ha publicado en su página estos días una especie de artículo editorial que ha titulado “El 26J vota por el cambio real“; un artículo que emplea un titular que parece eco del lema clave que ha elegido el PSOE para esta campaña -“Un sí por el cambio”- y en el que Izquierda Independiente se limita a animar “a toda la ciudadanía a que en las elecciones generales del 26J voten a las opciones políticas de izquierdas que representan a la gente”.

Izquierda Independiente no se moja
El editorial, que fija la posición de Izquierda Independiente en esta campaña, insiste a lo largo de una docena de párrafos, en jugar a la ambigüedad. ¿Otro ejemplo? “Izquierda Independiente quiere pedir el voto para la alternativa de izquierdas”, señalan Vegas y compañía a mitad de texto, como intentando dejar meridianamente claro que no están pidiendo el voto para Unidos Podemos. No es la primera vez que el partido de Holguera juega a la ambigüedad, pero quizá en esta ocasión la falta de coraje para apostar por la confluencia de todas las izquierdas se echa más de menos que nunca, dada la situación de excepcionalidad que vive el país, con un gobierno prorrogado (y cada vez más evidentemente corrupto) y el fantasma de una tercera vuelta cada vez más a la vista.

¿Más ejemplos de un discurso deliberadamente ambiguo? Párrafo noveno del artículo editorial
“Izquierda Independiente pide la movilización y el voto para la izquierda trasformadora y apela a los vecinos y vecinas de Sanse a que se vuelquen en la participación en las próximas elecciones y que lo hagan en favor de la opción que mejor represente los intereses de la mayoría de la gente”. En fin, que parece que valen todos los eufemismos imaginables -las opciones políticas de izquierdas, la alternativa de izquierdas, la izquierda transformadora- para no mencionar ni por asomo lo que Viyuela -Unidos Podemos- viene pregonando durante las últimas semanas. La ambigüedad de II, incomprensible si tenemos en cuenta que las elecciones son generales y la formación de Holguera no se juega nada, resulta más grave aún si atendemos a la postura del PSOE de Sánchez, que hasta ahora no parece querer nada con Unidos Podemos.

Ambigüedad
¿Qué quiere decir Izquierda Independiente cuando dice que “anima a toda la ciudadanía a que en las elecciones generales del 26J vote a las opciones políticas de izquierdas que representan a la gente”? ¿Cuántas opciones políticas de izquierdas concurren el 26J? ¿Es el PP una opción política de izquierdas? No parece. ¿Lo es Ciudadanos? Tampoco. ¿Está insinuando pues Izquierda Independiente que tanto da votar al PSOE como a Unidos Podemos? ¿Aún no se han enterado Holguera, Vegas y compañía que el PSOE de Sánchez, Felipe González (muy activo en este final de campaña) y Susana Díaz está mucho más presto a arrimarse a Rivera que a comulgar con Iglesias? ¿Por qué Izquierda Independiente juega a la ambigüedad? ¿Realmente cree Holguera que son varias “las opciones políticas de izquierdas que representan a la gente”? ¿Realmente cree Vegas que tanto da el PSOE como Unidos Podemos?

Reforma laboral
España vive una situación de emergencia nacional. Tras una brutal reforma laboral, hoy hay menos trabajadores aquí en activo (22.821.000) que en diciembre del año 2011 (23.081.200). ¿Dónde están esas 250.000 personas? ¿En el exilio, quizá? Hoy hay menos trabajadores ocupados, menos gente con un puesto de trabajo (18.029.000) que en diciembre de 2011, cuando llegó el Partido Popular al gobierno (18.153.000). El número de parados de larga duración ha crecido en estos cuatro años y medio más de un 200% en el caso de los parados de un año o más (parados de larga duración) y ha crecido un 650% en el caso de los parados durante dos años o más. Hoy hay en España 250.000 contratos indefinidos menos que en diciembre de 2011, es decir, que hay menos gente trabajando y que, encima, las condiciones laborales en las que lo están haciendo son peores (véase Economistas frente a la Crisis).

La deuda pública en España ascendía en 2011 a 743.530 millones de euros
Esa deuda suponía entonces el 69,50% del PIB (tocábamos en 2011 a 15.731 euros de deuda por cabeza). Pues bien, a día de hoy, la deuda supera el billón de euros (1,078 billones), lo que equivale a prácticamente el 100% del PIB. A cada español nos corresponden 23.539 euros de agujero. El diario El Mundo publicaba en su edición de ayer que “el dinero destinado a la educación ha caído a niveles alarmantes durante estos años de crisis económica. Si en 2009 las administraciones públicas destinaban 53.895 millones de euros -decía el rotativo madrileño-, en 2013 dedicaron 44.974 millones”. Son 8.920 millones menos, una caída del 16%. Los datos proceden de «Crisis económica y financiación educativa», un trabajo de CCOO que ha analizado la evolución de la inversión entre 2009 y 2013; es decir, dos años de Gobierno del PSOE y dos años de Gobierno del PP.

Del Estado del Bienestar
La fundación Fedea publicó a finales de abril un informe del Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas titulado «Sanidad, Educación y Protección Social: Recortes Durante la Crisis». Según ese documento, “la reducción media del gasto en el estado de bienestar entre 2011 y 2014, medido en millones de euros, ha sido del 10,6%”. Entrando en la composición del gasto por partidas -especifica el informe-, “el gasto en educación ha sido el más afectado por el ajuste con un recorte medio del 16,4%, seguido de la protección social, con un recorte del 9,7%, y de la sanidad, con un 6,6%”. Además, en España encarcelan titiriteros porque sus marionetas dicen cosas que incomodan a los hombres y mujeres de pro, los ministros de Interior dicen cosas que no cuestan ni una dimisión, los de Industria se olvidan de sus papeles en Panamá, y Rita Barberá, y Bárcenas y demás.

Sí, España vive una situación de emergencia nacional
Por eso, quizá, en esta ocasión, la falta de coraje para apostar con claridad, sin ambigüedades, por la confluencia de todas las izquierdas se echa más de menos que nunca. ¿Qué quiere decir II cuando dice que anima a toda la ciudadanía a que vote “a las opciones políticas de izquierdas que representan a la gente”? ¿Cuántas opciones políticas de izquierdas concurren el 26J? ¿Está insinuando Izquierda Independiente que tanto da votar al PSOE como votar a Unidos Podemos? ¿Aún no se han enterado Holguera, Vegas y compañía que el PSOE de Sánchez, González y Susana Díaz está mucho más presto a arrimarse a Rivera que a comulgar con Iglesias? ¿Aún no saben que en la caverna socialista el himno que más suena es el del Gobierno de Concentración Nacional? ¿Realmente cree II que tanto da PSOE como Unidos Podemos? Y Viyuela -tan presente él, siempre, en las campañas de Izquierda Independiente-, ¿qué opina?

En la imagen, el cómico Pepe Viyuela, simpatizante de Izquierda Independiente, en un acto de Podemos. “Es la primera vez que participo en un acto político -dice-, porque es la primera vez que me invitan“. 

Ana Baraca