no-soy-valiente-para-viajar-solo1 (1)

“Salgo solo al camino”

Nos envían este poema. Un vecino de Sanse nos remite estas letras, tal vez  para despertarnos una emoción, sugerir una reflexión, o quien sabe si para abrirle una puerta a la historia.

Mijail Lermontov es su autor, 

 

Bello texto de Mijail Lermontov, nacido en Rusia en 1814 y conocido como el “poeta del Caúcaso” y fundador del realismo ruso.

Murió a los 27 años en un duelo, y su poesía está impregnada de la insatisfacción vital que generaba a toda una generación de jóvenes las estructuras arcaicas de la sociedad rusa y las prácticas autoritarias del Zar Nicolás I.

 

Salgo solo al camino

Salgo solo al camino;
en la bruma brilla el sendero pedregoso;
la noche es silenciosa.El desierto escucha a Dios y las estrellas hablan entre ellas.

¡Todo es solemne y misterioso en los cielos!.
La tierra duerme en un resplandor azul…
¿Qué es lo que me resulta tan doloroso y difícil?
¿Quizás espero algo? ¿Lamento algo quizás?

Yo ya de la vida nada espero, y nada lamento del pasado en absoluto;
¡busco libertad y tranquilidad!
¡quisiera olvidar y dormir!

Pero no con ese frío sueño sepulcral…
Quisiera dormir eternamente, de tal forma que mi pecho guarde el poder de la vida, y se alce tranquilo al respirar…

que una dulce voz acaricie mi oído
cantando noche y día sobre el amor, y que sobre mi reverdezca el roble oscuro eternamente, y se incline, y susurre…

(Mijail Lermontov)