jussara malvar

Sí hubo insultos a Jussara Malvar fuera del pleno

EsLoQueHay ha podido contrastar la información recibida sobre los insultos que presuntamente habría recibido la Concejala de Bienestar Social, Jussara Malvar. Varias fuentes confirman que estos improperios se produjeron a la salida del pleno del pasado mes de Diciembre, cuando la concejala abandonaba la Casa Consistorial.

Fue en el hall del Ayuntamiento donde la concejala tuvo que escuchar ofensas de contenido machista que este medio no va a reproducir por ser completamente execrables, así como “puta brasileña” y “vete a tu país“. Estos hechos, absolutamente deleznables, provinieron de individuos aislados. EsLoQueHay se ha puesto en contacto con representantes del movimiento animalista de Sanse, quienes han condenado los hechos y han asegurado que las personas que profirieron dichos insultos no son animalistas y, por tanto, no se puede criminalizar a un conjunto de ciudadanos y ciudadanas que sí, critican la gestión de la concejala, pero no por ello incurren en prácticas tan deplorables.

Este medio, por tanto, no ha faltado a la verdad cuando ha informado que los únicos insultos que se produjeron durante la celebración del pleno del pasado 15 de Diciembre vinieron por parte de uno de los hijos de Jussara Malvar. Prueba de ello son las diversas grabaciones realizadas por varios de los asistentes, ya que, a día de hoy, Narciso Romero y sus socios de gobierno siguen manteniendo la censura sobre el vídeo, que no ha sido publicado completo en la web de Canal Norte. Recordemos que este medio es público, es decir, se paga con los impuestos de todos y cada uno de los habitantes de Sanse, por lo que prácticas más propias de regímenes totalitarios son absolutamente intolerables.

EsLoQueHay quiere mostrar su más profundo rechazo a los insultos hacia los animalistas que se produjeron el jueves 15 durante el pleno por parte de Fabio Membrado Malvar y a las injurias machistas y xenófobas recibidas por la Concejala de Bienestar Social, Jussara Malvar, tras la celebración del mismo. El Ayuntamiento, en lugar de guillotinar la grabación al día siguiente de los hechos, debería haber emitido una nota conjunta de condena de ambos hechos que, esos sí, perjudican la convivencia pacífica en Sanse.