República-Madrid

Soy de los del 14.

De los que abandonaron la noción de política y la retomaron para hacerla suya, pero diferente consensuada con sentido y traviesa.

De los que no necesitamos lideres sino ideas para avanzar, ser sociales comunes y diferente, ser solidarios individuos y colectivo, ser masas retaguardias y cabeza.

Soy de los del 14, que pensaron en poder hacer cosas nuevas y nos encontramos con los mismos tics del pasado, tics de los que se sienten inseguros y personalizan en una persona éxitos fracasos y discursos, tics de los que no saben cómo ir hacer o adentrarse en el mundo de las ideas y asumen argumentos fáciles de otros.

Soy de los del 14, que no tienen meta más que la de discutir para avanzar, transformar o molestar a la homogeneidad del pensamiento, que no tienen meta más que sacarte un discurso a ti, en torno a una cerveza, un mate, un agua o un “spinello”, que no tienen meta más que tengas una tú, propia, particular y distinta.

Soy de los del 14, que piensan que lo público es lo justo, lo único y lo más valioso que nos aporta la democracia, sin ello no existiría. Lo público gestionado por lo colectivo para que nadie lo haga suyo, lo público como instrumento fundamental de igualdad, de oportunidad, de contrapeso a la medievalización de la sociedad, donde seguimos teniendo señores, que nos mandan, gestionan y administran, que nos educan, encasillan y monitorizan.

Soy de los del 14, porque aprendí que sin rebelión ningún avance se hace. Soy de los del 14 porque aprendí que la actitud individual no me hace más libre y más libre pensador, no existe pensamiento individual si no es en confrontación con otros para generar opinión y desarrollo.

Por todo eso y más cosas soy de los del 14, de los que se niegan a apuntarse al 15 como hito histórico que cambió la sociedad española, de los que se niegan a hacer partícipes a todos de ese cambio de rumbo de la sociedad civil de España, de ese “cambio” marketinizado, comprable por todos.

Y seremos más los del 14, porque no nos podrán encasillar, participamos de los movimientos, asociaciones, clubes y partidos porque entendimos que ahí debemos dar la batalla, porque ahí estáis vosotros cómodos dormidos y asimilados. Porque seguimos teniendo los mismos problemas, porque seguimos teniendo las mismas soluciones, porque seguimos teniendo los mismos errores. Y porque vuestro discurso frente a nosotros pasa por encasillarnos en un lado u otro porque no hay argumentos de peso para contrarrestar. Porque soy tu derecha o tu izquierda, tu arriba o tu abajo, pero soy movimiento que te hace estar alerta porque en tu distracción está mi avance.

Seremos más los del 14, los que te despertaremos de tu letargo, porque tu comodidad no puede ser resultado de mi trabajo, yo no opto a hacer un pueblo más cómodo sino más libre.

No me sirve cubrir tus necesidades si no es para que pienses, trabajes o participes en público, en social o en colectivo.

No me sirven tus innovaciones sobre cajones de sexos diversos y múltiples si no sabes entender la sexualidad como simple actividad física y reproductiva, no me sirven tus ayudas a quien usa el patrimonio común como bien propio.

Pero sin embargo ahí estaré, codo a codo con los del 15 porque yo soy de los del 14.

Rubén Mora

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>