ACDSSR

SummerSanse: entrevista a la Asociación de Clubes Deportivos (I)

Ante la polémica surgida este año por la adjudicación por parte del gobierno municipal de San Sebastián de los Reyes del programa de actividades de verano a los clubes deportivos de la localidad, desde EsLoQueHay hemos querido conocer la opinión de todas las partes implicadas. Y sin duda uno de los actores principales es la Asociación de Clubes Deportivos de San Sebastián de los Reyes, con quienes mantuvimos una larga entrevista que concluyó cerca de la media noche. Ángel Buenache (Presidente de la ACDSSR y de la Unión Ciclista Sanse), Tomás Valles (Gerente de la ACDSSR y Director Técnico del Balonmano Sanse), y Luis Martínez (Director Técnico del Juventud Sanse y Tesorero de la Asociación) nos hablaron sobre el origen de la Asociación y acerca del encargo recibido este año para gestionar el programa SummerSanse. Esta es la primera parte de todo lo que nos contaron:

 

EsLoQueHay: ¿Por qué nace la ACDSSR?

Angel Buenache: La ACDSSR nace como respuesta a una política de recortes brutales durante la última legislatura del PP. Estamos hablando de una legislatura que termina en el año 2015, desde el 2007. Hay una primera etapa, el primer y segundo año, que hubo una cierta bonanza para los clubes, y a partir de ahí, a raíz de la crisis, hubo unos recortes a los clubes brutales. Tan brutales que en el sistema de convenios que existen con el Ayuntamiento, teníamos 1.800.000 € y nos quitaron prácticamente un millón de euros en tres años.

ELQH: ¿Siendo Miguel Ángel Martín Perdiguero concejal de Deportes?

A.B.: Sí, siendo Miguel Ángel Martín Perdiguero concejal de Deportes. Todo el mundo sabe de mi amistad con Miguel, y soy yo el que monta precisamente la Asociación. ¿Por qué? Yo trabajo en la Delegación de Deportes pero también en un club en el que llevo toda una vida, que es la Unión Ciclista San Sebastián de los Reyes. Yo sé que el tejido asociativo deportivo es brutal en Sanse pero sobre todo porque es ahí donde nos llevaron los políticos. Porque quitando tres clubs que son el Carranza, fundado en 1972, la Unión Deportiva en 1975, y la Unión Ciclista fundado el 20/11/1975, cuando el Patronato Municipal de Servicios y Deportes se extingue, las escuelas deportivas, el Ayuntamiento fomenta que los clubes florezcan. Eran los años 80, por eso ahora la inmensa mayoría de los clubes están en torno a los 25 años. La Comunidad de Madrid crea el registro de asociaciones y se favorece el crecimiento de todo ese tejido deportivo para integrar a toda esa gente que antes formaba parte de las escuelas deportivas municipales. Los clubes florecen al amparo de una situación que provocan los políticos. Cuando eso sucede, el tejido deportivo empieza a funcionar y ahí se crea todo este proceso donde posteriormente aparecen los convenios, donde aparecen unas ayudas que de alguna manera empiezan a viabilizar el que los clubes deportivos se mantengan en el tiempo. Y de repente nos vemos con esa política de recortes, ante una situación que nos aboca no sólo a una parálisis, sino que tenemos que hablar con todo el tejido asociativo, no se puede pagar a entrenadores, a monitores, tenemos que subir las cuotas de los chicos, es decir, hacemos un plan de emergencia donde intentamos paliar ese golpe.

En el año 2012 ante esa situación soy yo el que llama a todos los clubes y ahí nace la asociación, en un bar. Políticamente no sienta bien, en ese momento hay un choque de discrepancia con Perdi incluso.

ELQH: ¿Qué os echa en cara Perdiguero en ese momento?

A.B.: Perdi directamente está atado de manos. Eso era como un patriarcado, los concejales tenían poca capacidad de movimiento. Ante esa situación los clubes nos unimos. Obviamente hubo de todo, la Asociación no gustaba, pero de los 17 clubes que había en ese momento deciden entrar 16. En el 2012 formamos la Asociación y tardamos casi un año en viabilizar los estatutos. Estamos inscritos en el Registro General de Asociaciones de la Comunidad de Madrid, no en el registro de asociaciones deportivas porque no lo somos, somos una asociación de asociaciones deportivas.

Tomás Valles: No tenemos un fin como asociación deportiva, no tenemos usuarios.

A.B.: La vida real de la asociación en estos momentos son 5 para 6 años. Nosotros estamos en el segundo periodo (de cargos directivos) porque la gente decidió que repitiéramos. Hemos dado ese paso, seguimos la misma junta directiva: ciclismo, fútbol, balonmano, tenis de mesa que es Luis García (vicepresidente), Pedro Gironés, Presidente del Club Voleibol Sanse y Miguel, uno de los responsables del Club de Rugby. Esos somos los 6 clubes en la junta directiva. Cuando la asociación se crea, ese año, se paralizan los recortes. Ese año que sabíamos que nos iban a quitar más dinero, los recortes se paran. Nos reunimos con Manuel Ángel y con todos los grupos políticos y hay una declaración institucional que reconoce por unanimidad el comportamiento ejemplar de los clubes, la asociación como elemento dinamizador, y reconoce evidentemente los convenios. Les pedimos que se hagan la foto y todos se la hacen. Todos nos piden reuniones y quieren conocer nuestro parecer. Durante los años siguientes se producen nuevas incorporaciones. La ACDSSR está montada estatutariamente para que no pueda acceder cualquier club, porque viene el político de turno que te quiere meter siete clubs de los que juegan al fútbol sala los domingos y tienes un problema. El perfil tiene que ser, primero, clubes escuela, gente que trabaje con la base. Segundo, tiene que tener el apoyo de dos tercios de la Asamblea, es decir, que si no te apoyan en este momento 16 entidades no entras, y la tercera cuestión importante es que de una manera u otra tengan un convenio con el Ayuntamiento, bien sea de instalaciones, o de instalaciones y monetario, tienen que tener un vínculo.

T.V.: Y un proyecto técnico que esté dirigido a las personas que viven en Sanse. No puede venir el Estudiantes de baloncesto y decir, quiero ser de la ACDSSR porque un día un equipo mío jugó allí. Tienes que presentar tu proyecto técnico y deportivo para ver cuál es el impacto que tienes dentro de la ciudad.

ELQH: ¿Todos los clubes pagan una cuota por pertenecer a la ACDSSR?

A.B.: Nosotros cuando fundamos la ACDSSR empezamos a pensar en diferentes variables. Lo primero, en ser un escudo para poder defendernos desde la unión. A nadie le pedimos el carnet de militante, hay personas de todas las ideologías y hemos tratado siempre de mantener la política fuera de la asociación, siempre. Aquí nos llama el PP, recibimos al PP. Aquí nos llama Izquierda Independiente, recibimos a Izquierda Independiente, nos llama Javier Heras, le recibimos. El que nos llama, viene. Nosotros estamos presentes en todos los sitios donde nos invitan y les invitamos a todos a nuestras asambleas. Dentro de la ACDSSR, los estatutos también permitian tener socios de mérito y socios de honor. Nosotros lo que queríamos es que en el Ayuntamiento, quienes lo representa, Alcalde y Concejal de Deportes, fueran socios, que el Ayuntamiento fuera también socio de la ACDSSR, como no puede ser de otra manera, es nuestro mayor patrocinador. En el último año de gobierno del PP nos suben 100.000 euros, con lo que damos un salto y pasamos de perder 1 millón a recuperar 100.000 y estabilizarnos ahí. Esta gente entra en el 2015, el equipo de gobierno actual, que nos reconoce otros 100.000 euros más y nos dota el programa de campus de 100.000 euros de ayuda porque hasta ese momento las familias del programa de campus no tenían ningún tipo de ayuda. Sí lo tenían las del programa SummerSanse pero no los programas de clubes. Cuando ponemos esto en valor jamás decimos que hay que quitar el SummerSanse. Nosotros pedimos que a las 3680 familias que damos servicio se las trate de manera equitativa.

Hasta ahí habríamos recuperado 300.000 euros. Llegados a ese punto lo que planteamos en la ACDSSR es que tenemos que establecer un horizonte porque los próximos convenios se van a negociar en el año 2020, son cuatrienales. ¿Por qué el tejido deportivo de Sanse funciona de manera estable? Pues porque tenemos 4 años para trabajar. Por cada euro que pone el Ayuntamiento actualmente las familias ponen 1,5 euros. ¿Qué significa? que nosotros planteamos un proyecto basado no solo en que el Ayuntamiento nos de 40.000 euros de subvención a la Asociación, sino que haya 3 patas: el 33% se lo pedimos al Ayuntamiento, el 33% lo ponemos los clubs (la cuota se establece proporcionalmente en base a los convenios que cada club tiene, es decir, el que no tiene convenio dinerario sólo paga 100 euros al año y a partir de ahí se establece un % en base a los convenios de cada uno, por ejemplo la Unión Ciclista paga 5.000 euros). La idea que tenemos es que el otro 33% venga de patrocinio. Hemos empezado a dar pasos en ese sentido y ahí tenemos que buscar esos otros 40.000 € que es el horizonte que tenemos para llegar a los 120.000€ de presupuesto. En la asamblea de Octubre/Noviembre cerramos el presupuesto en 123.000 euros. Yo dentro de eso renuncié a cobrar ningún tipo de ayuda ni de desplazamiento ni de manutención ni de nada. ¿Por qué? Porque yo ya sabía que esa foto me podía llevar a una situación jodida, que alguien me dijera: usted, que es personal laboral del Ayuntamiento, a la vez que consigue una subvención, se acaba beneficiando, aunque sean 200€. Para que no existiera esa situación decidí renunciar y lo hice públicamente en la asamblea y así me he mantenido. Las cuentas nuestras las llevamos telemáticamente, es decir, nosotros no hacemos ningún pago en efectivo, con lo cual esto queda recogido.

ELQH: ¿El resto de los miembros de la junta directiva sí tienen una asignación económica?

A.B.: Tienen una asignación por desplazamientos y manutención de 200€ al mes y el Secretario cobra 700 euros al mes porque dedica 20 horas a la semana presencialmente, más todos los proyectos, asambleas, etc. Esas son las únicas asignaciones que tenemos, y son transparentes.

Luis Martínez: Pedro Gironés, el Secretario, está dado de alta como autónomo y nos pasa convenientemente las facturas y nosotros las abonamos mes a mes.

A.B.: He dicho que me marcharé al finalizar el próximo ciclo, yo creo que 8 años son suficientes, mi objetivo está ya cumplido, que era poner esto en marcha. Como algunos lo han denominado que es un lobby, pues es lo que hay pero a los clubes nos está yendo bien. Nosotros sabemos que hemos adquirido una notoriedad y un peso donde no mueve nadie ficha sin contar con la Asociación. Pero no mover fichas para cosas que no tienen sentido. Nosotros siempre hemos dicho ¿quieren que la ACDSSR forme parte del nuevo plan director de deportes? La gente que está aquí está preparada. ¿Cuál es nuestro activo? Intentar colaborar, opinar sobre los sistemas de gestión, sobre las infraestructuras, sobre aquello que creemos que es importante para nuestro municipio, e ir por delante de la ciudad. Nosotros ahora mismo este año vamos a dar servicio a 12.000 usuarios. Hay dos formas de dar servicios. La otra son los superabonados, las actividades dirigidas, en definitiva lo que hace la empresa que presta el servicio de deportes al Ayuntamiento. En este punto nosotros ya tenemos un horizonte, ya tenemos un plan director hecho que queremos debatir, queremos sentarnos con los políticos. Cuando nos quieran llamar nos sentaremos.

ELQH: ¿A día de hoy no lo ha hecho el actual gobierno?

A.B.: El actual gobierno en estos momentos está con el plan director que tiene 15 años. El nuestro está ya elaborado, está ya en una fase de debate interno nuestro para que cuando llegue el momento le vamos a pedir a todos los grupos políticos que incorporen en sus programas de gobierno las peticiones que les va a hacer la Asociación de Clubes. Queremos que se hagan la foto, y el que no se haga la foto, que se sepa que no se la quiere hacer, porque yo no puedo decir que apoyo la remunicipalización y resulta que luego apoyo a las empresas privadas para gestionar determinados programas. Quien falte a la verdad tendrá que responder por ello.

Estos días, con todo este maremagnum que se ha montado en torno al SummerSanse al final se va a dar un servicio igual en horarios y dinero, pero hay una gran diferencia, porque ahora en lugar de 1450 familias se van a favorecer 6.000

ELQH: Pero en SummerSanse se daba cabida a más familias

A.B.: 2.050 familias, de las cuales 600 eran cautivas de Servicios Sociales. Los niños de Servicios Sociales sólo podían ir a SummerSanse, no a los campamentos deportivos, lo cual choca un poco con la inclusión.

T.V.: Lo ideal es que todos los niños puedan elegir donde hacen el campamento.

ELQH: Pero ahora mismo con el nuevo planteamiento de SummerSanse no pueden elegir, tiene que ir a un club deportivo, no pueden ir a un colegio a hacer otro tipo de actividades

A.B.: Sí, es que de hecho el problema es que se ha vendido que nuestro programa es un programa deportivo, que no es cierto. Pero hay ciertas actividades como música, teatro, que se realizaban en el SummerSanse en los colegios y que no se van a realizar en los campamentos este año.

T.V.: Yo he estudiado el pliego en profundidad, y podría darse el caso de que en un campamento musical, en el que es curioso que el perfil del monitor es un monitor de tiempo libre o deportivo, es decir, que no tiene ningún tipo de especialización con la música, el pliego está orientado completamente al inglés. Solo se pide perfil de inglés. Un campus musical es un campus en el que un niño hacía tres actividades relacionadas con la música. Es como si cuando yo termino la primera quincena de julio en el campus de balonmano y terminamos todos haciendo el rey león bailando el hakuna matata, te estoy diciendo que hacemos un campus musical. Pues me llamarías y me dirías: “oye Tomás, me estás tomando el pelo, estás haciendo un día una actividad vinculada a la música”. Realmente estos campamentos de SummerSanse excepto el de inmersión lingüística que no se matiza en el pliego que fuera un campus de inmersión lingüística porque realmente de 10 días de actividad había 4 específicas de la modalidad, porque 3 días se iba a la piscina, un día se iba de excursión, uno era la presentación, y un día se desmembraba, salen 4 días de inglés y en el caso de que el campus fuera de 9 días salen 3.

Son actividades que por otra parte ya se están haciendo en los clubes. Un ejemplo: el campus de baloncesto lleva 3 años haciendo actividades en inglés, como es normal,  porque todos los campamentos de baloncesto de la Comunidad de Madrid tienen actividades en inglés. El campus de balonmano tiene unos talleres orientados hacia la sostenibilidad y el reciclaje que llevan desde que comenzamos la actividad, algo que no se contemplaba en SummerSanse. Yo lo que creo es que el planteamiento del SummerSanse con el análisis que he hecho del pliego, porque no he analizado la memoria ni he estado en el programa, no demostraba que ese tipo de actividades se estaban realizando.

Yo siempre pongo el mismo ejemplo: un niño de 3 años da igual en el campus de balonmano que en el de rugby, va a hacer las mismas actividades. Las posibilidades que tiene un niño de 3 años del Juven y el campus de balonmano son exactamente las mismas y el titulado que les va a llevar es exactamente el mismo, porque ellos tienen muchísimos diplomados en magisterio y nosotros tenemos muchísimos diplomados en magisterio. La coordinadora de nuestro campus es maestra y tiene la habilitación en inglés. Yo no voy a poner jamás que el campus de balonmano es un campus bilingüe, aquí no estamos para engañar a las personas. Y que nosotros un día le digamos al niño que vamos a hacer un taller de pines y se lo vamos a explicar en inglés porque tenemos personal preparado para eso, eso no quiere decir que vaya a ser un campus de inmersión lingüística.

ELQH: Muchas familias se quejan de que ahora mismo sus hijos van a tener que realizar sí o sí en estos campamentos algún deporte.

A.B.: A nosotros lo que no nos gusta es alarmar, el perfil de la ACDSSR es de no beligerancia, de no confrontación, de construir desde el conocimiento. Poca gente nos puede hablar a los profesionales que llevamos 40 años en los clubes lo que es educar, porque llevamos educando 40 años. Y yo le decía a la presidenta de la AVV Dehesa Vieja, yo sé que todo esto el 31 de agosto quedará disipado y toda la gente estará muy contenta, ahora es una afirmación gratuita. Consideramos que una parte fundamental de la educación de los niños, donde hablamos de vida saludable, de fenómenos como la obesidad infantil, de hábitos saludables de alimentación, todo eso que en un campus te lleva a no más de 1:30 de juego donde estás interaccionando. En mi campus de ciclismo que lo mismo se corre los Sanfermines con chupinazo y todo, que vamos a visitar la División Acorazada con el museo de tanques, que vas a escalar, que vas al aula de educación vial, que haces uso de bicicleta y que los niños que tienen 3 años tienen un programa adaptado que directamente a los 15 minutos de estar jugando con una bicicleta que impulsan con sus pies puedas pasar a estar a la sombra haciendo otro tipo de actividades. ¿Consideras que es un campus deportivo? No, no es un campus deportivo, es un campus que tiene actividad física, sí, pero si un niño no quiere hacer actividad física en un campus provocaremos otro tipo de situaciones para que ese niño pueda estar de manera completamente saludable en el campus. Yo llevo trabajando en mi campus 12 años con niños con autismo, y conseguimos cosas que la gente pensaba increíbles. Los niños con autismo acaban montando en bici, acaban haciendo la fiesta del agua y de la espuma jugando con los demás niños en un estado de inclusión absoluta. ¿Qué hay actividad física? Sí, nosotros consideramos que eso en la sociedad actual es absolutamente necesario. Si hay algún padre que nos dice, mira, quiero que le tengáis aquí, jugando pero es que le da miedo la bici, pues nosotros trataremos cada caso como proceda. Es que hoy en día la educación física es una asignatura obligatoria.

ELQH: Pero durante el curso escolar, durante el verano puede haber niños que no quieran realizar ninguna actividad física, ¿no?

A.B.: No pasa nada, nosotros les ofreceremos la posibilidad. Yo te aseguro que los niños disfrutan de una manera brutal. Me decían “vosotros no podéis decidir por los padres que nuestros hijos no puedan hacer el campus en un cole”. Vamos a ser claro, lo que querían es bajar de su casa y meter al niño en el Teresa de Calcuta. Dime que buscas proximidad, muy bien, pues el año que viene analizamos, aunque de hecho vamos a estar en coles también, en el León Felipe, en el Antonio Machado, en el Valvanera. Cuando realicemos el programa y entreguemos a los usuarios unas encuestas de satisfacción y analicemos las debilidades que ofrece el programa pues a lo mejor tendremos que intentar que uno de nuestros clubs preste el servicio en otro centro.

ELQH: Respecto al transporte, dado que muchos de los campus se van a desarrollar en la zona del polideportivo y campos del Juven, hay familias a las que eso les supone un problema. ¿O vosotros o el Ayuntamiento habéis previsto algún tipo de transporte especial para este programa?

A.B.: Ahora el centro geográfico del pueblo es la Rosa de Luxemburgo. Hemos estudiado qué posibilidades hay en nuestra oferta que la gente pueda acceder por proximidad. Por ejemplo, toda la zona del casco viejo ese servicio lo da Balonmano, con lo cual hay cientos de familias que pueden traer a sus hijos andando a balonmano. Barrio de los arroyos, tenemos 3 campus: voleyball, baloncesto y ciclismo, por proximidad lo tienen al lado de casa: Eduardo López Mateos y los coles de alrededor. Dehesa Vieja tiene los campos del Juven aunque nosotros hemos planteado que en un futuro haya instalaciones deportivas en el propio barrio.

ELQH: ¿Pero por ejemplo una familia de Moscatelares qué opciones tiene?

A.B.: Una familia de Moscatelares tiene que coger el coche o tiene que subir andando hasta el campamento que les quieran llevar.

T.V.: Cuando existía el SummerSanse, ¿qué opciones tenían esas familias?

ELQH: Tenían el colegio Infantas…

T.V.: En el Infantas creo que el último año no hubo SummerSanse

ELQH: ¿Pero es una mejora que el Ayuntamiento se podría plantear?

T.V.: La determinación de la actividad no debe quedar nunca exclusivamente controlada por el usuario. Mañana nos podría proponer una asociación de vecinos que hiciéramos un campus de EA Sport en el que los chavales jugaran a la Play de 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde. Y posiblemente habría padres que estuvieran dispuestos a ello, pero si yo fuese el Ayuntamiento de Sanse no lo apoyaría. Yo leí algunas de las preguntas que el otro día se llevaron a pleno del tipo ¿por qué mi hijo tiene que hacer deporte a 40 grados? No se deben llevar ese tipo de preguntas al pleno porque son contraproducentes.

Sobre los contenidos de los campus, deben ser amplios y variados, pero no pueden ser a la carta. El sistema educativo español no es un sistema a la carta, yo no puedo elegir para mi hijo que no de clase de inglés, no puedo hacerlo, porque hay unos contenidos que son considerados mínimos. En el caso de los contenidos de los campus nosotros hemos intentado trabajar a partir de unos contenidos que pensamos que son amplios. Un ejemplo: SummerSanse era un programa que deriva de un programa de deportes que se llamaba Escuela de Verano que se realizaba en una granja escuela y donde los chavales no hacían actividades deportivas, sino actividades de agricultura, ganadería, talleres de transformación de alimentos, talleres creativos y actividades lúdicas y físicas. Ese programa con el paso del tiempo se pasó a la Concejalía de Infancia y acabó convirtiéndose en SummerSanse queriendo imitar un modelo que curiosamente venía de deportes.

El modelo SummerSanse tiene sus antecedentes en un programa deportivo que cumplía fines sociales de conciliación familiar y que ni siquiera se desarrollaba en instalaciones deportivas ni tenía este criterio de dispersión por todo el municipio. Ese es el germen de SummerSanse. SummerSanse se convierte ahora en un mecanismo de gestión a través de un pliego que se asigna a una empresa privada que tiene sus lagunas y que tiene también muchísimas cosas buenas. Cuando a mi me hacen esa pregunta en el pleno, cualquier niño de 3 años que esté haciendo una actividad ya sea en SummerSanse o en campus de clubes deportivos, a las 3:30 en el mes de agosto está durmiendo en una sala con colchonetas y con aire acondicionado.

Sobre el tema de la dispersión, he cogido el pliego de SummerSanse: vincula a todos los niños de 3 a 6 años a una única instalación, eso lo pone el pliego, con lo cual si yo tengo un niño de 3 años no lo puedo llevar al Teresa de Calcuta y sólo tengo esa actividad, independientemente de que la empresa tuviese la posibilidad de abrir otros centros, pero no tenía la obligación. Y teníamos 4 campamentos temáticos que se distribuían pero no atendiendo a criterios geográficos, sino a criterios temáticos repartidos por colegios, y que variaban de año en año. Y era curioso que ese mismo servicio se redujera durante el mes de agosto a un solo centro para el SummerSanse y a un solo centro para niños de 3 a 6 años. ¿Qué quiero decir con esto, que el programa con esa dispersión geográfica lo hemos mejorado? Sí, por una razón muy sencilla que ahora en el mes de agosto una familia va a poder trasladar a su hijo de 3 años a Dehesa Vieja, a Dehesa Boyal o al Colegio Valvanera. Yo creo que el criterio de la distribución geográfica, que para las familias es un problema, es un criterio que nosotros hemos tenido muy en cuenta en la planificación. Independientemente de que estemos utilizando instalaciones deportivas que curiosamente muchas veces están también unidas a instalaciones escolares, e independientemente de que tengamos en cuenta que el impacto que podamos tener en la zona antigua con el pabellón Valvanera es un impacto mucho más potente que el que se pueda hacer con el Francisco Carrillo, básicamente porque el pabellón Valvanera nos permite hace una actividad con 300 niños, bañándose, comiendo en un comedor con aire acondicionado, en una residencia municipal y que vamos a poder dar un servicio y una cobertura muchísimo mejor.

Cuando ha pasado a manos de la ACDSSR me decían, desde el punto de vista del campus, con 100 niños en el colegio Valvanera, ¿es rentable desde el punto de vista económico en agosto? Desde el punto de vista económico no, desde el punto de vista social mucho, porque en el mes de agosto la mayoría de los niños que se quedan en Sanse no son de la zona de Dehesa Vieja precisamente. Son los que tenemos en la zona del Carrillo, son los de la zona de la Viña, la zona de Sacramento, son chavales a los que tenemos que dar el apoyo. Aquí tenemos que pensar en el niño que lo necesita en la primera quincena de Julio y muchísimo más en el niño que lo necesita en la segunda quincena de Agosto.

A.B.: Nosotros sí nos hemos leído los pliegos de 10 años para acá, las memorias, hemos analizado las necesidades, y todo tipo de cuestiones que puedan aparecer. Por ejemplo, nuestros niños van a ir todos los días a la piscina. ¿Por qué no iban todos los días los niños del SummerSanse y nadie decía nada? Muy fácil, porque los autobuses cuestan dinero. ¿Qué hemos hecho nosotros? Los clubs que estamos fuera del ámbito de las piscinas ponemos transporte todos los días.

Hemos pensado en todo lo que se podía pensar. Aun así, ¿surgirán problemas? Seguro. Ayer por ejemplo estuvimos toda la tarde viendo cómo hacer las rotaciones de comedor.

Cuando hemos analizado esto había que llegar a conclusiones éticas, por lo menos desde nuestro punto de vista, y esas conclusiones son que había que acabar con las diferencias sociales de ambos programas, sin juzgar nosotros. Tened en cuenta que a nosotros se nos hace una encomienda, nosotros no hemos dicho en ningún sitio cosas como las que han puesto en nuestra boca de que hemos dicho que quiten SummerSanse. No, esa no es una decisión nuestra, es una decisión política.

Contenido relacionado

SummerSanse: entrevista a la Asociación de Clubes Deportivos (y II)

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Para acceder a la primera parte de la entrevista pincha aquí […]

Los comentarios están desactivados.