Entradas

feminismo

Nos matan

Si, nos matan, nos estan matando a diario.Este fin de semana en menos de 48 horas han sido asesinadas tres mujeres a manos de sus parejas, ex parejas, y alguna de ellas ni siquiera lo había sido. En definitiva, hombres. Dos de ellas en Galicia, por arma blanca y la otra en Cataluña, a golpes. ¿Quién en su sano juicio puede asestar a una mujer más de diez puñaladas? Mucha gente dirá “ese tío sería un psicópata”, no nos confundamos, ese hombre, si es que se le puede llamar de alguna manera, no es ni un psicópata, ni un sociópata, ni tiene ningún tipo de trastorno mental. “Ese tío” es un asesino, un machista, un maltratador, un violador, un acosador, que vive en una sociedad en la cual “se le permite” que lo haga. Se le permite que acabe con la vida de una mujer que no se merecía eso, de mujeres que probablemente, la mayoría de ellas, lleven años sometidas a malos tratos, porque ya es algo habitual, ya hay niñas que con quince años han sufrido algun tipo de malos tratos, pero ¿por qué? Leer más

calles fanquistas

A todos y todas mis vecinos y vecinas por la democracia y la memoria

Todo sistema tiene sus símbolos y referentes humanos, la democracia se levantó con la enciclopedia y los derechos del hombre y del ciudadano. Tras la victoria contra los fascismos del mundo en 1945, no incluida en ello la dictadura del General Franco, condenada por la resolución 39 de la Asamblea de Naciones Unidas. Apareció la declaración de Universal de Derechos Humanos. De Diderot a la sufragista Emily Davison, de Jean-Jaques Rousseau a Abraham Lincoln. Gente y derechos sociales y civiles. Es el progreso de la humanidad y a la vez la filosofía de la democracia.

Leer más

bustar

Madres, padres y alumnos se encierran en el colegio de Bustarviejo para apoyar a su directora

La Asociación de Madres y Padres del colegio de educación infantil y primaria de Montelindo (Bustarviejo) acaba de anunciar que llevará a cabo mañana, 30 de junio, un encierro en su colegio “para denunciar la falta de transparencia y democracia en los procesos de selección de directores y directoras de los centros públicos y la evaluación de los proyectos de dirección”. Con este encierro -explican-, también “queremos mostrar todo nuestro apoyo a Elena García-Matres y el deseo de que continúe como directora de nuestro centro educativo”. Reproducimos a continuación, íntegramente, el comunicado que el Ampa del colegio Montelindo nos ha enviado.

Leer más

regeneracion democratica

Si esta es la nueva política…

… “apañaos estamos”. Resulta que las dos candidaturas de unidad popular que se presentaron a las pasadas elecciones municipales en Sanse están inmersas en luchas internas casi desde el día después de los comicios. Contiendas que han dejado tan tocados a ambos movimientos a nivel de base social que, en el caso de repetirse mañana las elecciones, es probable que perdiesen casi toda su representación en el Ayuntamiento. Leer más

images (30)

Ganemos Sanse suspende en democracia y se vacía.

Es evidente. Un año ha transcurrido ya desde que dicha formación política se presentara a las elecciones municipales como coalición de partidos, en las que obtuvieron el respaldo de unas tres mil novecientas vecinas y vecinos, posibilitando con ello que esta candidatura disponga hoy de tres concejales, que en la actualidad, como todo el mundo sabe, forman parte del Gobierno Municipal. Durante todo este tiempo han sido muy pocos, y muy tenues los gestos democráticos del grupo municipal de Ganemos Sanse. 

Nada prácticamente o muy pocas cosas le han sido consultadas a las compañeras y compañeros que forman parte, o formaban, de Ganemos Sanse. ¡Preguntadles a ellos!, a los hombres y mujeres que sin su trabajo no hubiera sido posible, que hoy estos tres concejales nos representen y decidan en nuestro nombre. 

Todo lo importante lo deciden ellos. Ellos negociaron el reparto de las concejalías, ellos elaboraron los presupuestos y los aprobaron, ellos deciden las mociones que se presentan, y alguno de ellos, elige a dedo, como ha sido el reciente caso de la selección del director del Grupo Municipal de Ganemos Sanse. Como ya es sabido, le nombró sin consulta alguna Javier Heras, portavoz del grupo, luego fue revocado por alcaldía, y vuelto a nombrar en una Asamblea que Ganemos convoco forzado por la presión de sus bases. En dicha Asamblea el único criterio esgrimido para el  nombramiento del director del grupo fue la confianza que Heras tenía en él.    

Ninguna otra circunstancia se tuvo en cuenta, ni titulación académica, ni hubo bases de convocatoria para el proceso de selección, como si las hubo para la elección del coordinador de comunicación y el administrativo/a de la formación. En una asamblea de 19 personas, 12 fueron los votos favorables a la propuesta del Director realizada por Javier Heras. Asamblea tensa, como anteriores convocatorias que consiguió de una parte cerrar filas entorno al portavoz municipal, y de otra, la despedida para no volver de algunos de los compañeros y compañeras que fundaron y dieron vida a este proyecto político.    

Por todas estas acciones y comportamientos, no es de extrañar que hoy en Ganemos Sanse, a penas queden un puñado de compañeros y compañeras, los concejales y los trabajadores del Grupo. Muchas de las personas que trabajaron en la elaboración del programa, de la carta ética y en la campaña electoral, y que pusieron sus caras en los carteles de Ganemos Sanse, creyendo que se trataba de un proyecto colectivo, en la actualidad no quieren saber nada de esta formación, ni que se les asocie bajo ningún concepto con ella. 

No obstante, si alguien tiene dudas de lo aquí se expone, que pregunte, que indague y se informe, y podrá comprobar fehacientemente que en lo fundamental no digo mentira alguna.       

images (29)

Parque de la Marina

Después de treinta años y tras habérselo comprado al Ministerio de Defensa (esto en uno de esos regímenes trasnochados de la época de la guerra fría no habría ocurrido, algún alto burócrata habría intervenido para que el trasvase de propiedades entre administraciones públicas hubiera salido gratis), el ayuntamiento de Sanse se ha hecho con la propiedad y con la gestión del Parque de la Marina. Finalizan los tiempos de la reivindicación y de la pelea, de las negociaciones y de la presión con y al ministerio de Defensa, y aunque ni mucho menos es desdeñable el esfuerzo, creo que lo realmente difícil viene ahora. Porque ahora toca proponer, luego decidir y por último construir, y esto es un trabajo que hecho desde la izquierda, desde un gobierno autoproclamado de izquierdas, siempre es mucho más laborioso, requiriendo de la participación de mucha más gente.

Es un proceso que debe de tener y debe basarse en dos líneas evidentes y fundamentales, siendo la primera de ellas, el cómo hacemos el nuevo Parque de la Marina. A este respecto, el  ayuntamiento ha realizado un proceso de participación ciudadana a través de una página web municipal –www.conquistalamarina.es– donde todos los vecinos del municipio podían volcar y hacer llegar al gobierno local sus ideas y propuestas para el futuro parque. Existen muchos nuevos ayuntamientos, llamados del cambio, que han iniciado una serie de procesos similares al de nuestro pueblo, dando la posibilidad a sus habitadores de participar en la toma de decisiones sobre asuntos con cierta trascendencia. Alabo la buena intención, pero como viejo gruñón, me muestro escéptico sin apenas relatividad. Porque aunque es cierto que en un proceso posterior está previsto la convocatoria de mesas sectoriales y foros-debate donde se cribará y se concretará lo propuesto en la primera fase, no lo es menos que la experiencia me invita a pensar que el elemento democrático, el elemento participativo, se irá diluyendo y se le irá apartando cual futbolista de toque y amigo del juego colectivo, pero escaso de efectividad y verticalidad en opinión de su entrenador, que preferirá alinear al jugador directo y menos propenso a asociarse, pero mucho más resolutivo. Es un discurso que escucho muy a menudo para justificar el tijeretazo a la democracia participativa: “sí, está muy bien que el pueblo decida, pero el tiempo pasa, no nos ponemos de acuerdo y hay que ser prácticos”. Veremos, espero equivocarme.

Y un muy breve segundo apunte sobre el cómo se debería hacer el parque; sugiero al gobierno plural, que evite la tentación de introducir capital privado a cambio de algún buen pedazo del mismo. Ya se sabe que los inversores mucha imaginación no tienen a la hora de aprovechar grandes espacios públicos, se les escapan las musas más allá de la rentabilidad económica. Así que parque público, de uso público, con inversión 100% pública y a empezar a hacer las cosas de otra manera.

Voy con el qué hacer en el parque. Tengo algunas ideas que tal vez sean poco originales, similares a otras muchas que habrán propuesto los buenos vecinos de Sanse; a saber, casas varias, de la cultura, de la juventud, de los mayores…  pistas deportivas, comedores y salas de fiestas populares, parques, un bosque que trasplante un pulmón y un corazón verde al grisáceo casco urbano de Sanse. Muchas y buenas propuestas que reflejan las ganas de los sansebastianenses por intervenir en su pueblo, por mejorarlo y por intentar que Sanse se parezca a su gente y que esa gente sea mucho más de Sanse. Yo voy a pedir solamente una cosa, y es pedir que no proponer, porque lo que solicito es algo más abstracto, perezoso, poco trabajado, y por lo tanto no da para alistarlo en el ejército de las propuestas. Me gustaría que el Parque de la Marina hiciera bonito a mi pueblo, o que al menos aportase un buen montón de teselas para un formidable mosaico. Los pueblos no se hacen bonitos de la noche a la mañana, o al menos me gustaría creer que no son sólo bonitos los que poseen edificios y patrimonio abundante y bien cuidado del S. XVI, o del XVII, o del XIX. No hay que resignarse, el hombre del XXI puede y debe construir pueblos bellos, patrimonios del futuro, visitables y admirados por los del lugar y por foráneos, y evidentemente sin la necesidad de correr ni de tener que terminarlo en una o dos legislaturas. Tenemos y tendrán toda la vida, pero es un buen momento y un buen lugar para empezar.

Sostenible sí, bien dotado sí, participativo sí, pero bonito también.

Ernesto