Entradas

censura

Pueblo muerto

Ríos de tinta corren por nuestros mentideros, oficiales o no, y no es para menos.

Pertenezco a una de esas generaciones que recuerda la muerte de un dictador como aquella vez en que se libró de ir al colegio, con 2 días libres extras en el calendario. Una de esas generaciones que no salía a la calle a protestar ni se jugaba la vida entonces porque ya se la habían jugado sus abuelos y abuelas, sus padres y madres. Leer más

Julio Rodríguez, el general de Podemos

Mi patria es la gente

Es el título del libro que acaba de publicar Julio Rodríguez, “el general de Podemos”. Es el título de su libro -«Mi patria es la gente»- y es, sobre todo, una auténtica -y honda- declaración de principios. Rodríguez ha sido invitado por el Círculo de Podemos SanSe a presentar su obra mañana en la Casa Joven. En fin, una ocasión única para conocer a un hombre sin parangón en un momento histórico, marcado por el rebrotar de los nacionalismos y el agitar de las banderas, la moción de censura de ayer -primera de la democracia que sale adelante- y la investidura de Pedro Sánchez, hoy, como presidente del Gobierno de España. ¿Es posible otra forma de entender la patria? ¿Es otro ejército posible? Mañana, en la Casa Joven, a las 19.00 horas.

Leer más

Alternativa al Día de las Fuerzas Armadas

22 felaciones

Y 22 masturbaciones, 22 coitos y 22 orgasmos, 22 besos y 22 abrazos. Por todos los que ponen su vida al servicio de este país. Por el panadero y por la arquitecta, por el periodista y por el barrendero, por la terapeuta y por la maestra, por el que hace carreteras y por el que -viajante- viaja por ellas, por el peluquero de mi barrio y por la ingeniera, por el jubilado que dio su vida por levantar una famila (o sea, por hacer país) y por la señora de la limpieza, por la doctora y por el de la tienda, por la obrera de la construcción y por el navarro, por el señor de la limpieza y por el catalán, por la canaria y por el gaditano, por el titiritero y por la castellana, por la cordobesa y por la camarera. Ah, y por todos mis compañeros.

Leer más

el roto 3

La Patria son los impuestos

En estos meses convulsos, de declaraciones de la renta y papeles en Panamá, conversando con unos amigos surge la expresión “la patria son los impuestos”.

Se lo hemos oímos con insistencia a Pepa Bueno, la última vez el cinco de abril de 2016, http://play.cadenaser.com/audio/001RD010000004080772/ , aunque lleva años con la cantinela.

Y es que, más allá de envolvernos en banderas, de darnos golpes en el pecho ante la inminente ruptura de la patria, de dar voces a no sabemos muy bien quién o de culpar a los otros (“el infierno son los otros”, siempre los otros), la expresión contiene una carga de verdad y profundidad pasmosa.

Por favor, déjese usted de pulseritas, de lecciones y selecciones, de dar voces a los de al lado, de ser más que los demás y pague orgulloso sus impuestos, porque hacer es la mejor forma de decir, y cuanto más pague, más orgulloso debería estar usted de su patria y, permítame que se lo diga, más orgullosos de usted estaremos los demás.

Y si fuera tan amable, hágalo aquí, en España, en su país. El de la bandera roja y amarilla por si duda usted señor Ministro. Al que amamos tanto, el que nos enerva y nos da el chispazo.

Sí, ya sé, que a la bandera le falta el morado comunero, que hay contribuyentes en las cunetas, que el gasto se despilfarra en armamento, mordidas, corruptelas, en siglos de dinastías y estatuas para mini-faraones, que es injusto, que no redistribuye, que es que este país …. lo sé, yo mismo me lo digo a veces cabreado.

Pero esos son otros problemas que habrá que resolver pero piensen que sin justicia, sin igualdad y sin fraternidad sólo debería haber paraísos para los fiscales. Vamos a por ello.

Keru