Latormenta habla de los tendidos eléctricos

Tendidos eléctricos, una amenaza para las aves

Álvaro y Susana La Tormenta nos hablan en esta ocasión de los tendidos eléctricos y de lo peligrosos que son algunos de ellos para la avifauna. Lo hacen con su sensatez habitual, con mucho conocimiento de causa y con muchos kilómetros a las espaldas.

El caso del águila perdicera (Aquila fasciata), considerada en peligro de extinción en la Comunidad de Madrid, es preocupante. De las 38 liberadas en Madrid en el marco del programa europeo para la recuperación de la especie, seis han muerto electrocutadas. Así lo aseguran desde Grefa, una de las organizaciones no gubernamentales que forman parte de SOS tendidos Eléctricos, plataforma creada recientemente por nueve entidades relacionadas con la conservación de la naturaleza para centrar su atención en la que es, a día de hoy, la principal causa de muerte no natural de algunas de las especies más amenazadas, la electrocución.

Las aves necesitan posaderos, oteaderos desde donde divisar sus presas, descansar o vigilar la llegada de posibles depredadores. Con la destrucción y modificación de los hábitats se ven forzadas a utilizar los postes eléctricos para poder seguir desarrollando este comportamiento imprescindible para su existencia. Es en los tendidos eléctricos de media y baja tensión, carentes de aislamiento con medidas anti-electrocución, donde encontramos más riesgos para las aves, al posarse o colisionar con los tendidos. Se convierten en trampas para las rapaces y aves de medio y gran tamaño principalmente, aunque no son las únicas que mueren por esta causa.

En San Sebastián de los Reyes, existe una normativa por la que todos los cables dentro de las zonas urbanas deben ir enterrados y así es. Pero si nos damos una vuelta por su periferia, tanto en Sanse como Alcobendas, encontramos algunos de estos tendidos, principalmente de baja tensión, que podrían ser mejorados, aunque son escasos.

En otras regiones, los tribunales ya han actuado con respecto a estos accidentes y han emitido varias resoluciones sancionadoras a las compañías eléctricas responsables de los tendidos donde ocurren. Multas de hasta 700.000 €, además de la obligación de corregir dichos tendidos.

Aprovechando noticias de los medios de comunicación relacionadas con este problema, os dejo mis encuentros con algunas de estas aves. Quizá porque las he conocido, estudiado, observado y envidiado, me siento en la necesidad de compartir mis experiencias con todos vosotros.

Quercus Mayo 2016
Un tendido corregido pone fin a una pareja de águila imperial (Aquila adalberti)
Han sido varias mis observaciones de esta bella rapaz, endémica de la península ibérica y en grave peligro de extinción, peligro del que parece estar recuperándose gracias a varios proyectos. Siempre presente en nuestras visitas a Monfragüe y Doñana y, cómo no, en la Comunidad de Madrid, donde actualmente se trabaja en conseguir mediante un corredor natural la interconexión entre las poblaciones de la zona Oeste y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Se encuentra una hembra electrocutada en un tendido corregido en los años ochenta, siendo de los primeros corregidos en Ciudad Real. El macho de la pareja había sufrido un choque en 2013 en un poste cercano del mismo tendido eléctrico en Viso del Marqués, actualmente se encuentra en el centro de recuperación de fauna salvaje, ya que nunca pudo volver a volar.

Aunque Castilla la Mancha se convirtió en pionera en modificación de tendidos eléctricos peligrosos desde la promulgación del decreto 5/1999 de Evaluación del Impacto Ambiental, comprobamos que no existe tendido inocuo, hay que asumir siempre un riesgo de electrocución de estas aves.

Urdaibai Bird Center Agosto 2016
Muere electrocutada U11, una de las águilas pescadoras (Pandion haliaetus) de Urdaibai
Considerada la única en su género que ha llegado a nuestros días, siempre me llamó la atención en esta ave su manera de pescar, todo un reto de la aerodinámica, ayudada por una adaptación en sus dedos, al contar con un dedo reversible que la permite coger los peces con dos dedos por delante y dos por detrás. El encuentro con la pescadora también fue de los que más pudimos disfrutar. La encontramos en Mallorca el día que decidimos visitar la isla de Dragonera, mientras disfrutábamos de unas merecidas vacaciones. Durante varios minutos observamos por el pequeño objetivo de los prismáticos, y de un mismo vistazo, un águila pescadora, dos halcones eleonor, la pardela balear y unas cuantas gaviotas de distintas especies… ¡todo un espectáculo!… aunque nos quedó pendiente verla pescar algún día.

Recientemente ha muerto electrocutada en un tendido de baja tensión de la Reserva de Urdaibai una de las doce jóvenes águilas pescadoras liberadas este verano en el marco del proyecto de recuperación de esta rapaz. No es este el primer ejemplar del proyecto muerto por electrocución, ya que en 2014 murió otro en La Rioja, cuando realizaba un alto en su viaje migratorio, y el año anterior se electrocutó un tercer ejemplar en la ladera sur del monte Oiz, cuando realizaba un vuelo exploratorio antes de iniciar la verdadera migración.

Afortunadamente, la Dirección de Biodiversidad del Gobierno Vasco, en colaboración con Iberdrola, llevó a cabo con posterioridad un proceso de modificación de la red eléctrica de modo que el riesgo de accidente para las águilas pescadoras y otras aves dentro de la Reserva de Urdaibai se redujo considerablemente. No obstante, según señala el propio centro, el desgraciado accidente de este águila pescadora nos indica que persiste el peligro en algunos apoyos y bajo determinadas circunstancias, lo que obliga a realizar nuevas correcciones que garanticen la seguridad para esta y otras aves.

Quercus Noviembre 2016
Las avutardas (Otis tarda) migran menos por la mortandad en tendidos
La avutarda es una de las aves más pesadas capaz de volar y migrar, además de mostrar uno de los cortejos nupciales más espectaculares. Fáciles de ver en las dehesas que acompañan la carretera de Extremadura. Nosotros no faltamos a la cita con estas grandes voladoras que cada invierno llegan a la cercana localidad de Valdetorres del Jarama, en número no muy elevado, pero no por ello menos atractivo.

El 20% de las avutardas estudiadas mediante el marcaje con radio-emisores murieron por esa causa. Para llegar a este resultado, investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) y la Universidad Complutense de Madrid marcaron 180 machos de avutarda en 29 grupos reproductores. El estudio reveló que el 65% migró en verano, el resto permaneció en el área de reproducción. Entre los migradores, el 21,3% murió por colisiones contra tendidos eléctricos en comparación con el 6,3% del grupo sedentario. Los machos inmaduros desarrollan su comportamiento migratorio por aprendizaje social, imitación a otros individuos. Al haber menos individuos migradores, el fenómeno podría llegar a desaparecer.

Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. 23 Diciembre 2016
Muere Pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) electrocutado en el prepirineo (Huesca)
Álvaro se encontraba por tierras escandinavas cuando me comentó que habían visto una gran rapaz en la ruta, y el guía local le había dicho que era un bigardo… jajaja… En realidad, se refería al Pigargo, que es enorme. Una excelente observación que yo nunca he podido apuntarme en la lista de especies avistadas.

El Pigargo europeo es una rapaz cuyas poblaciones más importantes se encuentran en Rusia y Noruega, seguidas de ciertas áreas de Dinamarca, Polonia, Suecia y Alemania. En Gran Bretaña la especie permaneció extinta desde 1916 hasta 1975, año en que se reintrodujo con éxito en Escocia. Excepcionalmente, puede verse en latitudes más al Sur, como es el caso de España. A lo largo del siglo XXI se han realizado nueve observaciones en la Península Ibérica: Mallorca, Santoña (Cantabria), Cartastillo (Navarra), Santa Pola (Alicante), Treviño (Burgos), Aiguamolls del Ampurdán (Gerona), Talavan (Cáceres) y Ordesa (Huesca, año 2007).

El pasado 22 de diciembre, los Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón recogieron electrocutado en un tendido eléctrico entre Ayerbe y Riglos (Huesca) uno de los pocos jóvenes Pigargos que vienen en invierno a España. Lamentablemente, en Aragón siguen existiendo tendidos eléctricos peligrosos, que son trampas mortales para la avifauna, que en muchos casos ponen en jaque todos los esfuerzos conservación que se realizan con especies amenazadas (quebrantahuesos, águila perdicera, avutarda, etcétera). Desde la plataforma SOS Tendidos Eléctricos seguiremos revindicando la solución de este grave problema para la biodiversidad española.

Susana y Álvaro La Tormenta

También puede interesarte
Pon un tendido en tu punto de mira