The WAY

Bueno, empezamos nueva etapa, nuevos proyectos… 

Lo primero, presentarme, mi nombre es Marcaxi y voy a ser colaboradora de este nuevo y apasionante reto. ¿Por qué me interesa colaborar? Porque creo que todos tenemos algo que decir, porque todas las opciones son válidas y por lo que considero más importante, porque es necesario. Es necesario que nos interesemos por lo que pasa en nuestro alrededor, nos afecta, no nos engañemos con esa idea de que no va con nosotros, va con nosotros. Las personas hacemos los caminos y esa es la idea de este nuevo proyecto, emprender un camino diferente a lo establecido, un camino que tenga en cuenta y que sea la voz de los que transitan los caminos, de las personas, y un camino que le eche ganas y pasión a lo que se hace (no tan abundante en estos tiempos que corren) …así que vamos a ello… 

Y, es en este nuevo camino de la mano de la ansiedad y miedo que genera intentar hacer algo diferente cuando me viene a la cabeza, qué es lo que realmente hace que tengamos ganas de embarcarnos en nuevos proyectos y aportar nuestro granito de arena a cambiar las cosas. Dicho de otro modo, por qué hay personas que intentan trabajar para cambiar las cosas y porque hay personas que, aunque opinen que las cosas no les gusten o no son justas se mantienen de manera pasiva mirando lo que ocurre a su alrededor. 

Creo que hay gente que se compromete más, a lo mejor tienes más conciencia social y política, a lo mejor son menos individualistas y tienen un concepto más grupal, a lo mejor se han criado en un ambiente dónde ha tenido este tipo de modelos de referencia, a lo mejor ha vivido experiencias que le han propiciado un cambio en su manera de pensar y actuar, francamente no lo sé y como todo en esta vida, nada es absoluto puede ser por una mezcla de todas ellas o de ninguna. 

Lo que sí tengo claro son las cosas que necesitamos para pensar que es posible, para levantarnos día a día y creer firmemente que las cosas se pueden y se deben hacer de otra manera, para intentar implementar en nuestras acciones esos valores o esas ideas que tenemos acerca de lo que ocurre a nuestro alrededor, de la justicia, de la sociedad que queremos construir, de las relaciones humanas y un sinfín de razones más. Yo opino que aquello que necesitamos o de lo que disponen aquellos y aquellas que se comprometen es: Ilusión, esfuerzo y compromiso. 

La base de la que surgen los cambios creo que es esa fuerza que nos impulsa, las ganas de hacer las cosas de manera diferente y de que es posible hacerlo, me estoy refiriendo a esa idea positiva sobre algo, que difícil es definir aquello que todos sentimos cuando decimos que tenemos ilusión sobre alguna cosa. Por cierto, recientemente he descubierto que el significado que atribuimos a la palabra ilusión en el sentido estricto de aceptación positiva sólo existe en el idioma castellano, ilusionémonos entonces.  

Creo que también necesitamos comprometernos, si tiene tanto valor para nosotros que problema hay con el comprometerse con las cosas, ¿no?, si cuando ponemos las noticias y vemos algo que profundamente nos causa rechazo, ¿por qué no comprometernos a cambiarlo? Considero que comprometerse con las cosas es importante, tan importante que si no hubiera habido nadie que lo hiciera y todos nos dejáramos llevar por la dinámica individualista propia de la sociedad en la que vivimos no hubiéramos evolucionado como sociedad. Replantearse la idea “como a mi familia no le afecta no va conmigo”, ¿no somos todos homo sapiens? 

Por último, y no por ello menos importante, hay que esforzarse, trabajar día a día e invertir tiempo y recursos para que las cosas salgan como queremos. Llegarán momentos duros, sin duda lo harán, pero aguantar es no abandonar a la primera, me gusta la idea de entender el esfuerzo como la lucha por lo que uno realmente desea. 

Todo esto que os cuento lo hago porque me apetecía empezar este nuevo camino y transmitiros mis ganas de emprender caminos nuevos, de pensar de forma diferente, de salir de la terrible indefensión aprendida de pensar que las cosas no pueden cambiar. Estamos viviendo tiempos que, aunque confusos, ya nada es lo que era antes. Todos podemos aportar para que sea diferente y se parezca más a aquello que perseguimos y que sin duda, probablemente con matices diferentes, es un mejor lugar para vivir. Mahatma Gandhi decía: “no existen caminos para la paz, la paz es el camino”, yo tomando de referencia esta frase creo que debemos ponernos a construir los caminos. Entre todos, ¡podemos hacerlo!  

Marcaxi

Noticias relacionadas