Transparencia-apertura-de-Miriam-Luchetto-en-Cordoba-Museo-a-los-desaparecidos

¿Transparencia? No más mentiras

¿Cuando va a tener el Ayuntamiento de Sanse, la decencia y dignidad de contestar al Ateneo Republicano, sobre la investigación por los servicios Jurídico, de las subvenciones recibidas por el Ateneo?

Para quién no lo conozca, el Ayuntamiento, según el Reglamento de Participación Ciudadana, tiene la obligación de contestar de manera fehaciente en el plazo máximo de dos meses, a todo colectivo o persona que solicite información. Hace cuatro meses ya del primero de los cuatro requerimientos presentados por registro del Ateneo Republicano, y la respuesta del Equipo de Gobierno es el silencio.

Como consecuencia de la publicación, aparecida el 20 de septiembre de 2017 en el periódico El Mundo, sobre los gastos y justificaciones de las subvenciones otorgadas al Ateneo Republicano de Sanse, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, solicitó a la Concejalía de Participación Ciudadana, como custodios de la documentación, remitiera a los Servicios Jurídicos, la documentación histórica del Ateneo Republicano relativo a las subvenciones recibidas, por si de dicha documentación pudiera derivarse una valoración de “ilegalidad”.

Horas después se dio publicidad en redes sociales, y se publicó en la revista La Plaza número 433 del 1º de octubre en la página 10, bajo el epígrafe “El Gobierno Plural remite a Asesoría Jurídica las subvenciones a la asociación ·Ateneo Republicano· para valorar su legalidad”, basándose únicamente en la publicación aparecida el 20 de septiembre en el periódico el Mundo, y sin esperar al dictamen de veracidad de su Asesoría Jurídica. Ello ha provocado sospechas de actuaciones irregulares, sin que el Ateneo haya recibido comunicación oficial alguna al respecto .

La difusión del artículo del periódico, ha sido masivo, pues la revista La Plaza es embuzonada en todos y cada uno de los hogares de Sanse. Hay que destacar que en dicho artículo se da el nombre y apellidos de un miembro del Ateneo, lo que representa atentar contra la privacidad y el honor de una persona.

En el momento en que El Ateneo tiene conocimiento de los hechos por el pleno ordinario de septiembre, nos dirigimos al ayuntamiento hasta en cuatro ocasiones, para exigir:

1- Se nos informe del estado del estudio de nuestro expediente por parte de la Asesoría Jurídica.

2- Se nos informe de como ha sido posible que las facturas del Ateneo estén en poder del periódico El Mundo y cuál es la responsabilidad del Ayuntamiento en esta quiebra de su guarda y custodia.

3- Que una vez haya sido concluido el periodo de estudio de la Asesoría Jurídica se nos remita el informe a que dé lugar; así como exigimos la publicación de las conclusiones en los mismos medios y extensión en que fue divulgada la sospecha.

4- Solicitamos una entrevista con el organismo oficial competente.

El 25 de septiembre de 2017, el Ateneo Republicano dirigió el primer escrito al Jefe de Servicios de Participación Ciudadana. No hubo respuesta.

Ante el silencio el 23 de octubre de 2017, nos dirigimos al Sr. Alcalde, y con esa misma fecha, remitimos escrito a la Concejala de Participación Ciudadana. La respuesta fue idéntica, ni el Alcalde ni la Concejala Rebeca Peral se hacen eco de nuestra misiva.

El pasado 18 de diciembre de 2017, se celebró Consejo Sectorial de Participación Ciudadana, en el centro ACTUA. El Ateneo repartió a todas las asociaciones presentes, un escrito exponiendo nuestra situación y reclamando nuestra inocencia en el proceso abierto por el ayuntamiento, ante los Servicios Jurídicos. En el apartado de Ruegos y Peguntas, expusimos de viva voz, lo que el escrito repartido contenía.

La Concejala de Participación Ciudadana, Rebeca Peral y el Jefe de Servicios de dicho departamento, manifestaron que no había nada ilegal en la documentación histórica de las subvenciones otorgadas al Ateneo Republicano, afirmando que, por correo electrónico se nos había mandado notificación de ello. El Ateneo les aseguró no haber recibido notificación alguna al respecto, ni vía correo electrónico ni correo ordinario, pero que esperábamos que al día siguiente, lo volvieran a mandar a los dos correos electrónicos de que dispone el Ateneo, o por correo ordinario certificado. Transcurrido una semana sin que se nos mandara nada, volvimos a dirigirnos a Rebeca Peral, responsable de la Concejalía de Participación Ciudadana, haciéndoselo saber, pero aún seguimos sin respuesta.

En la reunión del Consejo Sectorial, se solicitó por enésima vez, que el El Equipo de Gobierno publicara en la Revista La Plaza las conclusiones del Equipo Jurídico, en las mismas condiciones que fue difundida la sospecha. A día de hoy, ni Participación Ciudadana ni ningún otro estamento del Ayuntamiento, ha “movido ficha”.

Han transcurrido cuatro meses desde el origen de los hechos, y saben, o deben saber que, según el Reglamento de Participación Ciudadana en vigor, el Ayuntamiento está obligado a contestar fehacientemente a todo requerimiento de cualquier ciudadano, en un plazo máximo de dos meses.

Tienen tanta cara dura y los ciudadanos les importamos una….. ,que al no tener vergüenza no se les cae la cara. Quizá el motivo real de todo este tema sea desprestigiar, no solo a un colectivo, sino principalmente a una persona en concreto, por lo que hacen aparecer su nombre y apellido en los escritos. Hay que ser miserables y ruines, para obrar de forma dictatorial, dando la callada por respuesta.

Y luego intentan llamarse Gobierno Plural de Izquierdas. Ya basta de mentiras.

Noticias relacionadas