Denuncia Animal Guardians contra la becerrada de las peñas

Una oenegé internacional denunciará al Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes por infracciones muy graves durante la becerrada

La Plataforma La Tortura No Es Cultura, que reúne a 47 organizaciones, y Animal Guardians, organización internacional con sede en los Estados Unidos y presencia en España, Latinoamérica y Asia, denunciarán a los organizadores y promotores de la Becerrada de las Peñas Locales que tuvo lugar en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes el pasado 27 de agosto. En el evento, que estuvo enmarcado en las festividades “en honor al Santísimo Cristo de los Remedios” y que registró una entrada mínima, participaron menores de edad. La denuncia se interpondrá ante la Dirección General de Justicia y Seguridad de la Comunidad de Madrid.

Las entidades denunciantes solicitarán que se aplique un procedimiento sancionador, con determinación de responsabilidades, por los hechos expuestos, documentados, acreditados y normativamente sancionables por constituir infracciones administrativas graves y/o muy graves.

José P. Cubells, jurista de las organizaciones: “la becerrada no se ajustó a lo que determinan la Ley y el Reglamento que regulan los espectáculos taurinos: se maltrató y vejó a las reses; probablemente participaron personas ajenas a las cuadrillas o no habilitadas y se hizo un uso antirreglamentario de las banderillas, entre otras irregularidades. Ante esta situación, el Presidente debería haber parado la lidia, especialmente en el caso del becerro que llevaba una banderilla (arpón de 4 centímetros) clavada en la cabeza. La crueldad de utilizar con becerros hasta 4 banderillas reglamentarias (las mismas que se usan con los toros adultos) y sacarlos después malheridos y agonizantes con destino al matadero es intolerable”

Según afirma el letrado, hay claros indicios de infracción de la Ley 10/1991, en sus artículos 10, 15 y 16, así como del Real Decreto 145/1996, en sus artículos 25, 37, 40 y 70 (abajo incluimos enlace a esas normas y detalle de los artículos).

La Tortura No Es Cultura Animal Guardians aportan un vídeo (abajo también incluimos enlace) en el que se puede observar el terrible castigo al que fueron sometidos los jóvenes animales. Según explican los denunciantes en un comunicado conjunto, “las banderillas normalmente utilizadas en toros adultos, con arpones de 4 centímetros de longitud, laceraban los cuerpos de los becerros, que se retorcían de dolor y desesperación, especialmente uno de ellos, que recibió el arpón en la cabeza (el que aparece en la foto que preside esta noticia)”. Entre la documentación facilitada por los denunciantes, hay una fotografía en la que -añaden- “también se puede observar a un menor entre los que martirizaban a los animales, clavándole banderillas a un becerro”.

Según se aprecia en las imágenes facilitadas por los denunciantes, la presencia de menores en las gradas y en la arena fue numerosa, “lo que contradice -apuntan- la recomendación del Comité de los Derechos del Niño (CDN) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que el año pasado urgió al estado español a proteger a los menores de 18 años de los perjuicios físicos y mentales que la violencia de la tauromaquia puede causarles”. El CDN es la máxima autoridad en materia de infancia, y España debe seguir sus directrices al ser este el órgano que vela por el cumplimiento de la Convención de los Derechos de Niño que España ratificó en noviembre de 1990

Marta Esteban, de Animal Guardians: “de las actividades realizadas para niños durante las fiestas de San Sebastián de los Reyes este año, 14 estaban relacionadas con la tauromaquia, incluyendo esta sangrienta becerrada y solo 7 no lo eran. Lo que estamos viendo en San Sebastián de los Reyes es una vulneración del derecho del niño a vivir en un entorno libre de violencia, un adoctrinamiento de nuestros niños y niñas en la tortura de animales como entretenimiento, ignorando el interés superior del menor. Algo que se hace en beneficio de un negocio decadente y sangriento que les enseña a ignorar la compasión natural que sienten por los animales y regocijarse en una violencia extrema ejercida por mera diversión. Se trata de una vulneración de los derechos del niño a un entorno libre de violencia, realizada para beneficio de unos pocos y con el dinero de todos”

Una de las fotos aportadas por las organizaciones muestra un niño que, no queriendo mirar, pasa todo el evento asomado a la calle, dando la espalda a lo que ocurre dentro del recinto.

Las organizaciones han lanzado este verano la campaña #BastaBecerradas contra la extrema violencia de estos espectáculos realizados con animales menores de 2 años y ejercida por inexpertos aspirantes a toreros cuya impericia acentúa el dolor de los jóvenes animales. En la campaña instan a la ciudadanía a firmar una petición y a solicitar (1) el fin de las becerradas a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular, PP) y (2) la prohibición de la presencia de menores, solicitudes que pueden hacerse ya sea a través del teléfono 012 o del portal del ciudadano de la Comunidad de Madrid. Los impulsores de esta iniciativa animan también a escribir en el mismo sentido al alcalde de San Sebastián de los Reyes, el socialista Narciso Romero Morro (PSOE), que se ha vito envuelto en otra polémica en estas fiestas, al promocionar las corridas de toros entre los menores de 14 años.

Soporte legal
Ley 10/1991, de 4 de abril, sobre potestades administrativas en materia de espectáculos taurinos:

-Artículo 10. Otras corridas y fiestas taurinas. “1. Reglamentariamente, se determinarán las condiciones en que hayan de celebrarse el toreo de rejones, los festivales taurinos con fines benéficos, las becerradas, el toreo cómico y demás espectáculos taurinos. (…)”

Artículo 15. Infracciones graves. “Son infracciones graves: (…)

f) La contratación de personas no habilitadas o inhabilitadas para la lidia.

g) La intervención en la lidia de toda persona incluida en el apartado anterior o ajena a las cuadrillas. (…)

j) La utilización antirreglamentaria de petos, puyas, banderillas, estoques o rejones, así como de otros útiles o trastos para la lidia. (…)

p) El incumplimiento de las condiciones establecidas para la celebración de los espectáculos comprendidos en el artículo 10. (…)”

Artículo 16. Infracciones muy graves. “Son infracciones muy graves: (…) c) La comisión, dentro de un año natural, de tres infracciones graves. (…)”.

Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos

Artículo 25. “A los efectos de este Reglamento, los espectáculos y festejos taurinos se clasifican en: “(…) e) Becerradas; en las que por profesionales del toreo o simples aficionados se lidian machos de edad inferior a dos años bajo la responsabilidad en todo caso de un profesional inscrito en las Secciones I o II del Registro General de Profesionales Taurinos o en la condición de banderillero de la categoría primera de la Sección V, que actuará como director de lidia. (…)”.

Artículo 37. “El Presidente es la autoridad que dirige el espectáculo y garantiza el normal desarrollo del mismo y su ordenada secuencia, exigiendo el cumplimiento exacto de las disposiciones en la materia, proponiendo, en su caso, a la Administración competente la incoación de expediente sancionador por las infracciones que se cometan”.

Artículo 40. “1. El Presidente ejercerá sus funciones con arreglo a lo dispuesto en la Ley 10/1991, de 4/abril, y en el presente Reglamento. (…)”. -Artículo 70. “1. El desarrollo del espectáculo se ajustará en todo a los usos tradicionales y a lo que se dispone en este artículo y en los siguientes. (…)”.

Vídeo de la becerrada (al principio del cual puede observarse cómo se retuerce de dolor uno de los becerros no más recibir la banderilla con arpón de cuatro centímetros).

Animal Guardians es una organización internacional con sede en Estados Unidos que apoya proyectos contra la tauromaquia en los 8 países donde todavía es legal. Así mismo, trabaja en otros proyectos en Asia y Oriente Medio.

La Plataforma Tortura No Es Cultura es una coalición española compuesta por 47 organizaciones de protección animal con el objetivo de eliminar la excepción de las corridas de toros de las leyes españolas de protección animal, que hace que los bovinos de lidia sean el único animal que pueda ser maltratado y matado en un espectáculo público.

Programa de las fiestas

Contacto: info@latorturanoescultura.com