votar-a-ciegas

Votando a ciegas

Es posible que el día de las elecciones municipales mucha gente deposite su voto tapándose la nariz, y no solo eso, también en muchos casos tendremos que palpar la urna para introducir la papeleta, porque prácticamente vamos a ciegas, a probar fortuna. Una parte muy importante de la ciudadanía, desconoce el perfil y competencias de las candidatas o candidatos que se presentan a la alcaldía, y una inmensa mayoría no conocen casi nada de los equipos que les acompañan ni del apoyo real con el que cuentan en sus organizaciones.

Por otra parte, el conocimiento que muchos conciudadanos tienen sobre las propuestas que hacen los partidos del municipio para mejorar Sanse es escaso, y llega muy poca información de cómo piensan llevar a cabo sus proyectos. Da la impresión que de los programas, las iniciativas, o las capacidades de los equipos que las diversas candidaturas presentan a las elecciones municipales, se sabe más bien poco. Pero aún es más grave, que no se conozca prácticamente nada del grado de cumplimiento que han tenido los compromisos adquiridos en los pasados comicios, en las últimas municipales, algunos de los candidatos que se presentan nuevamente a las elecciones en Sanse.

Es importante, para mejorar la gestión de los gobiernos, que la ciudadanía les exija el cumplimiento del programa con el que se han comprometido, y para ello conocer lo que han hecho es imprescindible para generar confianza, o retirársela si no han cumplido con sus propuestas. Sin embargo disponer de conocimiento sobre el trabajo realizado en estos cuatro años por el gobierno de Sanse, se ha convertido en una complicada tarea para la mayor parte de la ciudadanía de este pueblo, y complicado por ello valorar su gestión y poder emitir un voto consciente.

Puede que uno de los motivos que mejor expliquen el desconocimiento de la política municipal, fenómeno que está muy extendido entre la población, posiblemente sea por el escaso seguimiento que la ciudadanía hace de los asuntos públicos, y lo complicado que le resulta participar en ellos. Es una sensación que se alimenta al comprobar que muy poca gente conoce a las personas y equipos que nos van a gobernar, los principios en los que se inspiran, la importancia que le dan a la participación ciudadana, y sobre todo, de la voluntad que muestren para representar al pueblo con eficiencia, empatía y honestidad.

En el caso de algunos de los candidatos que se presentan a estas elecciones, que incluso muchos de ellos han ejercido funciones de gobierno recientemente, es posible valorar si estos han tenido la voluntad o no de ejercer su mandato dignamente, con formas democráticas y métodos transparentes. Sin embargo no hay mucha información de cuales han sido sus mayores logros, o de las medidas más importantes que han adoptado en beneficio de la ciudadanía, así como del grado de cumplimiento que ha tenido el desarrollo de sus programas. Sería sin duda una información necesaria, que permitiría conscientemente ganarse o perder la confianza de las electoras y electores.

Es obvio, que la confianza en los/as candidatos/as se genera en el conocimiento que se tenga de ellos, que en buena medida depende de la información que se pose de su comportamiento, o de las propuestas que presentan para gobernar el municipio, así como de las explicaciones que deberían dar sobre los procedimientos que emplearán desde el ayuntamiento para defender sus programas. Con información sobre estos asuntos y otros de interés público, tendremos mayores posibilidades de ejercer el derecho al voto de forma más consciente.

Esta actitud de votar con intención, que depende en gran medida de disponer de información, puede que mejore la calidad de los gobiernos y con ello la gestión que se haga del municipio y sus recursos. Por ello una convocatoria de comicios municipales debería ser un tiempo en el que todas y todos tuviéramos la oportunidad de conocer un poco mejor como pretenden gestionar los esfuerzos que hacen los contribuyentes a las arcas del Ayuntamiento.

Un tiempo de comicios municipales debería ser una fiesta para la información local, en la que todo el mundo pueda saber cuál es el modelo de desarrollo que se propone para la ciudad en la que vive, y si lo desea, poder participar de él. Los comicios municipales deberían convertirse en un ágora, en el que se pudiera dar un gran debate público para que lluevan ideas con las que mejorar Sanse. Un ágora que esté presente en las calles, en los colegios e institutos, en los polígonos industriales, en los centros de salud, en los campus deportivos,… y en todos los lugares de este municipio en los que puedan fluir propuestas e iniciativas para hacer de Sanse una ciudad más desarrollada y moderna.

Un debate vivo de la ciudadanía sobre el futuro de su ciudad, requiere de información, de carteles que comuniquen ideas o propuestas, de debates públicos con los candidat@s, de entrevistas en los medios de comunicación, y de la divulgación de los diferentes programas que se presentan para que la ciudadanía pueda conocer sus proyectos.

Es cierto que en los últimos días de campaña, algunas organizaciones se esfuerzan para que se conozcan principalmente a sus candidatos y también algunas de sus propuestas estrellas, pero en general la información que llega al pueblo es escasa y poco concreta, por lo que en los comicios debería haber más información, claridad y conocimiento, que le dieran ilusión y alegría a las elecciones municipales. 

Alfonso.