refugio

¿Y si esta noche no tuvieses un hogar al que volver?

CEAR ha querido estrenarlo ahora, que todos nos refugiamos en casa, confinados, a salvo del fantasma del coronavirus. Sí, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha decidido difundir en abierto ahora el cortometraje «Refugio». Precisamente ahora, para que cualquiera pueda conectar con la necesidad que sienten las personas refugiadas de encontrar un lugar seguro. ¿Y si esta noche no tuvieses un hogar al que volver? El corto ha sido dirigido por Juan Antonio Moreno (premiado con un Goya por su labor de producción al mejor corto documental 2020), ha sido grabado íntegramente en un centro de refugiados de CEAR y está protagonizado por dos niños -Paulina y Destiny, de 9 y 10 años respectivamente- que han encontrado refugio, junto a sus familias, en la vida real, en CEAR.

CEAR publica «Refugio» en abierto para que cualquiera pueda compartir las emociones de quienes han tenido que escapar de sus hogares. Así comienza la nota de prensa, una nota que cuenta una de esas historias que hay que contar, historia de fondo, de peso, de poso. El cortometraje, de 15 minutos, dirigido por Juan Antonio Moreno y producido junto a Making DOC, muestra los miedos y esperanzas de un niño y una niña refugiados en nuestro país y la conexión que hay entre las vivencias de todas las personas que se han visto obligadas a huir de sus países, incluidos los españoles exiliados.

El director, Juan Antonio Moreno, nos recuerda con «Refugio» que todos necesitamos un lugar en el que sentirnos a salvo, seguros. “Durante este confinamiento -cuenta Moreno-, todos estamos valorando nuestros hogares, nuestros refugios, para protegernos de un virus que no tiene fronteras; y estamos siendo conscientes de que todos necesitamos un hogar, principalmente los más pequeños y los mayores, los más vulnerables. Pues bien, ahora -concluye el director- está en nuestras manos proteger el derecho al asilo, para que las personas más vulnerables, que se han visto obligadas a abandonar sus hogares, también sientan que no están solas”.

Estrella Galán, directora de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR): “en estos momentos de cuarentena, todos hemos experimentado el valor de tener un hogar donde sentirnos a salvo. Así, este corto de ficción nos conecta con las vivencias de las personas que han tenido que huir de sus hogares y las situaciones a las que se enfrentan divididos entre el miedo, la incertidumbre y la esperanza”

Una ficción muy real
Aunque se trate de una obra de ficción, los dos protagonistas son dos menores acogidos, junto a sus familias, por CEAR, y fue grabado íntegramente en uno de los centros de acogida de esta entidad.

El director, junto al equipo de CEAR, buscaron que los protagonistas fueran dos niños refugiados, Paulina y Destiny, de 9 y 10 años respectivamente, “para que sus sentimientos y emociones fueran reales”.

Así cuenta Paulina su llegada a España. “Mi mamá me dijo que nos íbamos a pasear a España, no nos dijo que nos veníamos a vivir. Yo estaba muy ilusionada porque nos íbamos de paseo pero cuando supe que no regresaríamos me puse muy triste. Mi papá se quedó en nuestro país y no sabía si iba a volver a verle”.

El reparto principal lo completa María Alfonsa Rosso, una reconocida actriz española quien quiso mostrar su satisfacción por conocer esta historia de cerca y ayudar a contarla.

El cortometraje inició su recorrido por festivales en la Semana de Medina del Campo, pero tras la situación de confinamiento, CEAR ha decidido difundirlo públicamente para que cualquiera pueda disfrutarlo desde su casa en estos momentos.

El lanzamiento de este corto cierra los actos de conmemoración de los 40 años de trayectoria de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Otros actos que también han formado parte de esa efeméride han sido (1) la exposición “El asilo en España pintado por Ricardo Cavolo”, que tuvo lugar en el Caixa-Forum Madrid; (2) el documental “40 años de refugio”; (3) la publicación del libro “40 años de lucha por el derecho de asilo”; y (4) el relanzamiento de los Premios CEAR Juan María Bandrés.

«Refugio»